Elementos Irracionales

Prólogo

Una vida. Ocho vidas. Tres vidas, seis vidas. Una vida, en la que ahora transcribo estas palabras. Y en el momento en que la pluma toca el papel, decidida, me las veo difícil… pero es algo que necesito, soñando con estos capítulos llevo noches, la única forma que tengo de hablarles a todos aquellos que rechazarían mis palabras, las de una niña, nada más, con un alcance auditivo excesivo, incluso inconsciente. Pero no tengo nada que hacer. Lo que sé será porque Dios lo ha querido. Y tanto es lo que sé.