Batalla Perdida

¿Qué hacer cuando lo has perdido todo?

Cuando ya no te queda nada de nada. Cuando estás solo. Lo sé, no lo perdí todo, tengo mi vida, mi cuerpo, mi alma. Pero realmente me hace falta lo que realmente me mantenía viva, Él.

Ya no tengo fuerzas ni siquiera para sostener una sonrisa en mi rostro. Mis ojos no brillan, están nublados, tanto que ni la luz del sol pueden captar.

Lo sé, soy consciente de que respiro, mi cuerpo está vivo. Pero ya no hay vida en mi interior. Él lo era todo para mí, como mi propia sangre que corría por mis venas, como cada una de las exhalaciones. Sin él ahora mi siento vacía, sin nada.

Me sentía realmente viva al lado tuyo, sentía como que nada me iba a pasar, mientras te tuviera mi lado, me sentía segura. Pero ahora me siento invisible, como si no fuera real.

¿Acaso no sentiste mis brazos alrededor tuyo? ¿Por qué te vas?

Ahora me encuentro sola, en esta maldita noche fuera. Fui dejada aquí fuera llorando y sufriendo. Si, llorando con fuerza, estoy llorando con mucha fuerza. ¿Acaso nadie me escucha? ¿Nadie se da cuenta? No nadie lo nota, pasan a mi lado y ni voltean a verme.

¿Por qué estoy aquí? Esperando a que alguien me encuentre y me entienda. ¿No hay nadie tratando de encontrarme? ¿Acaso nadie me ayudará a ponerme de pie una vez más?

No, no hay consuelo posible en esta vida, nada que puede ayudarme a ponerme de pie, a recobrar las fuerzas para sonreír.

¿Por qué todo es tan confuso? Pero .....¿por qué trato de comprender la vida? La vida no tiene significado, no tiene sentido, no tiene piedad, no tiene esperanzas, no tiene consuelo que me ayude.

¿Qué hago yo aquí? Soy una diminuta mancha en toda esta infinidad. Nadie notará mi ausencia cuando yo me rinda, cuando realmente me canse de llorar, y mi corazón ya esté exhausto de latir.

Miro en la oscuridad, intentando captar algún sonido. No hay nadie ahí afuera, nadie tratando de buscarme, de ayudarme, de consolarme. Nadie que me preste su hombro para llorar. No, nadie me dará consuelo en esta difícil vida.

Esperen si, si hay alguien. Acabo de recordar para qué vine aquí. Ese alguien es por el momento mi único amigo, y le estaré totalmente agradecida, por siempre. Me sacará de aquí, y así dejaré de sufrir, no volveré a llorar, nadie me lastimará nunca más. No volveré a sentir dolor, y en especial ese maldito dolor que punza mi corazón y no me permite reír. No volveré a mojar mi almohada con lágrimas en las noches.

Miro sin sentimientos a mi amigo, a quién me ayudará a terminar con mi sufrimiento. Coloco el frío metal en el costado de mi cabeza. Si, este revólver es mi único amigo. Si no puedo luchar contra la vida, entonces no lucharé, me rendiré, dejaré la batalla.

Nuevas lágrimas corren por mis mejillas. Las últimas lágrimas que derramaré esta noche, y para siempre. Aprieto el gatillo.

Mi vista se apaga, todo se apaga, no queda nada. Pero el dolor se ha ido. Eso es lo que importa.

************************************

Hola! Les cuento que ke no soy ninguna suicida ni loka deskiciada. Sólo escribí este fic porque aveces la vida me trata mal, nunca he llegado al extremo de sentirme ASÍ, pero adivinaron, este fic lo escribí estando triste.

Bueno, ahora solo espero que no sean malas y me dejen algunos reviews.

Atte.

Dark Spider Girl