El domingo en Comictlán

Personajes

Mariana, chica de entre 15 y 17 años.

Daniela, chica de entre 17 y 18 años.

Fernando, joven de 20 años.

Luis, amigo de Daniela.

Alejandra, chica de entre 15 y 17 años, amiga de Mariana.

Conductor, Señor de 40 y tantos años.

Francisco, amigo del conductor del concurso.

Público.

Acto Primero

Escena primera

Afuera de un salón de fiestas de segunda; son aproximadamente las 4 p.m. Los coches pasan constantemente. A los lados hay tiendas de ropa y puestos de tacos. Hay una larga fila fuera del salón de fiestas.

Llegan Mariana y Alejandra corriendo. Alejandra viene disfrazada con un vestido negro amplio y encima un delantal blanco, una diadema con orejas de gato, guantes y una peluca verde. Mariana sólo va vestida informal.

Mariana. (Recuperando el aliento. Se golpea la frente con la
palma de su mano.) ¡¿Qué?! ¡No puede ser!

Alejandra. (También recuperando el aliento.) ¡Mira la fila!

(Se dan un pequeño tiempo para respirar normal.)

Mariana. Te dije que viniéramos antes ¡pero no! Tenías que
comprarte el estúpido disfraz.

Alejandra. (Mira entre enojada y asombrada a Mariana.) ¡Hola!
Por si no lo notaste a eso vinimos.

Mariana. (Se cruza de brazos y mira hacia otro lado.)
Pretextos. Se oscurece el escenario.

Escena segunda

Se ilumina el escenario.

Adentro del salón de fiestas.

Hay muchos stands llenos de revistas de cómics, peluches relacionados con éstos, dibujos, películas, etc.

Fernando está en medio de las filas de stands observando y analizando a cada tipo disfrazado que pasa; tiene una mano en la barbilla y otra cruzada bajo el pecho. Él está disfrazado con ropa de color negra y una gabardina del mismo color que le llega hasta las rodillas, lleva una pirámide al revés colgando de su cuello, una gargantilla ancha con hebilla y el cabello de varios picos, pintado de morado.

Fernando. (Pensando.) Mi disfraz es el mejor, me esforcé mucho
haciéndolo... sobretodo el peinado.

(Pasa un muchacho disfrazado de Inuyasha.)

Fernando. (Pensando.) ¡Ja! ¿Cree que con esa diadema ya se
parece? ¿Y qué clase de vestimenta es esa? ¡Qué mediocre!...
(Da una gran carcajada en verdad audible.)

(Algunos de alrededor se detienen a verlo con curiosidad.)

Fernando. (Se sonroja, voltea para arriba y juega con sus
manos. Se da cuenta de que otro sujeto disfrazado viene
caminando; Fernando estira el pie y el sujeto tropieza.) Je, je.

Las luces se oscurecen.

Escena tercera

Se ilumina el escenario.

En otra parte del salón de fiestas.

Están Daniela y Luis entre los pasillos. Daniela está disfrazada con una peluca azul, falda larga igualmente azul y un top que sólo le cubre lo que debe. Luis viste normal.

Daniela. (Sonrojada, los brazos cruzados y evitando la mirada
de todos.) Me siento ridícula con esto encima... o más bien SIN
mi blusa. Recuérdame porqué hice esto.

Luis. (Con los brazos atrás, sonriendo y sin ver a
Daniela.) Porque m... TE parece muy divertido, ¿recuerdas?

Daniela. (Voltea a ver a Luis extrañada sin dejar de
sonrojarse o de cruzar los brazos.) ¿Y porqué tengo que firmar
autógrafos?

Luis. (Ve a Daniela, marca fingidamente la sonrisa.) ¡Es
parte de la diversión!

Daniela. (Baja los brazos, voltea completamente con Luis y lo
empuja con el dedo índice.) Pues puedes divertirte sin mí.
Exijo que me devuelvas mi blusa ¡ahora!

Luis. (Viendo hacia todas partes y finalmente hacia
Daniela.) Eh... no.

Daniela. ¿Qué dijiste?

Luis. (Levanta ambas manos y se aleja unos pasos de Daniela
arquea las cejas y trata de sonreír como para que lo perdone.)

Daniela. (Se acerca a Luis, ahora empuñando la mano). Si
aprecias tus dientes me vas a dar una buena razón.

Luis. Pues... la olvidé. (Remarca aun más la sonrisa.)

Daniela. ¡¿QUÉ?!

Luis. Es que... bueno... yo... no pensé que la fueras a
necesitar, así que pensé...

Daniela. (Acercándose aun más a Luis y enseñándole el puño.)
Dije una buena razón.

Luis. ¡Te ves hermosa con ese disfraz!

Daniela. Resulta que el tipo gordo de pelo seboso, lleno de
espinillas opinaba igual que tú, y no me lo dijo precisamente
con esas palabras.

Luis. Sabes, si te sigues acercando con el puño en alto la
gente va a pensar mal de ti, van a creer que quieres golpearme
o algo así... ¡Qué gracioso! Tú, golpearme, ja. (Se aleja unos
pasos de Daniela, mira hacia atrás.) ¿No te parece que
debería... empezar a correr!

(Corre en sentido opuesto de Daniela y sale del escenario. Daniela lo sigue.)

TELÓN