Esta es otra de las cosas que me encontré navegando por Internet, no recuerdo qué buscaba, pero este es el resultado y ahí les va. Ojalá que les guste y luego les paso el link. Todos los derechos van para "Gluón con Leche", yo no tuve nada que ver, sólo lo copio y lo paso. ¡Disfruten!

INTRODUCCIÓN

De todos son conocidas las leyes universales establecidas por Murphy en tiempos remotos. De todas esas leyes, la más interesante para el experimento que se va a llevar a cabo es ella que se enuncia así:

-"Dada una tostada con mermelada en una de sus caras, cuando caiga al suelo siempre lo hará por éste último lado."

La comprobación experimental en diversos desayunos de diversas cocinas de diversos países, y por diversas personas, ha confirmado rotundamente esta ley. Para nuestro experimento, sin embargo, necesitamos otra ley más, también ampliamente comprobada:

-"Dado un gato, que cae debido a la acción de la gravedad, éste caerá siempre de pie"

Estas dos leyes son de carácter universal, y no tienen excepción alguna comprobada, sin embargo al juntarlas, se produce una paradoja, llamada "Paradoja del gato de Murphy o del gato volador":

Si a un gato le pegamos en la espalda una tostada por el lado que NO tiene mermelada, y lo tiramos al suelo, la tostada tenderá a caer por su lado, mientras el gato tenderá a caer de pie. Como las dos leyes anteriores no admiten excepción, la única solución posible es que el gato no caiga, es decir, flote en el aire.

Sin embargo, en los laboratorios de Gluón con leche, se ha encontrado la solución de esta paradoja.

TEORÍA

Ya que el gato sólo puede caer de dos formas (de pie, o por la tostada), por definición eso es un sistema cuántico de dos estados posibles. Aún más, se podría definir una partícula llamada gatón, compuesta por una tostada y un gato. Éste sistema posee tan sólo dos estados posibles:

- gato de pie (estado de mínima energía o fundamental)

- gato patas arriba (que es equivalente a que caiga sobre la tostada)

Durante el experimento, se observa cómo el gato tras caer patas arriba, ejecuta una transición que le lleva a ponerse de pie y salir corriendo, pero si cae de pies, no ocurre lo contrario, es decir que el gato se de la vuelta y la tostada salga corriendo con el gato sobre ella. De ahí se deduce que el estado fundamental es el del gato de pie. Así pues, mientras el gato está en el aire, es una superposición de ambos estados, no sabiendo de qué forma va aterrizar, hasta que se comprueba cuando llega al suelo. Ya que sólo existen dos estados, existe una probabilidad de que lo haga en uno o en otro. Si nos fijamos más detenidamente, observamos que un gato tiene 4 patas (excepto gatos excepcionales en los que, si se busca detenidamente, sólo se le encuentran 3). Por tanto, al caer el gato, lo hará sobre cualquiera de esas 4 patas, y entonces, el estado fundamental se halla (y no es por insultar) degenerado. Entonces, recurriendo a la matemática básica, se ve que de 5 posibilidades de caída (una por cada pata y por la tostada), en 4 de 5 (80%) el gato caerá de pie, mientras que en 1 de 5 (20%), el gato caerá por la tostada.

MATERIAL EXPERIMENTAL

- 2 gatos de raza común (Felinus Vulgaris). El primero que se usó, resultó dar medidas erróneas, ya que estaba tan borracho que al maullar, en vez de decir "miau", decía "mahou". Además, siempre caía sobre la tostada, y era incapaz de decaer a su estado fundamental y salir corriendo. Por lo que hubo que agenciarse otro gato, que reunía los requisitos experimentales adecuados. En vez de comprobar el experimento para distintas razas de gatos, se usa uno común, que es una superposición de todas las razas conocidas de gatos.

- 100.000 rebanadas de pan Bimbo normal. Hubiera dado igual usar pan integral, ya que el efecto es debido a la mermelada.

- 1 tostadora Philips, de doble rejilla, ultra rápida, 220 V, 530 W, con manual de uso en english, deutsch, niederlanden, suomi y svenska. Las instrucciones en español se quemaron al intentar hacer funcionar la tostadora sin consultar el manual primero.

- 1 bote de mermelada de fresa. Casi todo el presupuesto nos lo gastamos en pan y las cervezas para los descansos, por lo que no fue posible comprar más mermelada de distinto sabor, aunque sospechamos que el sabor no cambiaría los resultados.

- 1 tubo de esos que ponen en las obras para tirar los escombros. Esto es necesario, ya que al tirar al gato, debemos dejar evolucionar el sistema sin comprobar su estado hasta que llegue al suelo. Si no lo pusiéramos, estaríamos interaccionando visualmente con él, y permanecería en el estado inicial.

- 1 mayordomo de la tele para fregar el suelo y quitar las manchas de mermelada, antes de que llegue la parienta a casa.

- Habitación con paredes de tungsteno adiabático reforzado para evitar que el gato se escape por efecto túnel.

PROCEDIMIENTO EXPERIMENTAL

Desde una cierta altura, dejamos caer al gato por el tubo, en uno de sus estados (de pie o de tostada), y observamos cómo cae al suelo. Si ha caído por el lado de la tostada, procedemos a quitarla y poner una nueva, ya que la anterior queda bastante espachurrada, y pierde sus propiedades tanto cuánticas como alimenticias. Además, dejamos al mayordomo que limpie el suelo, para que la mermelada del suelo no interaccione con la mermelada de la nueva tostada. Si el gato cae de pie, simplemente se vuelve a tirar. Se hace esto para varias alturas, y estado inicial del gato.

COMPORTAMIENTO A BAJAS ALTURAS

Para una altura de 1 metro, se deja caer el gato 200 veces en su estado patas arriba, y otras 200 veces en su estado de tostada. Los resultados se pueden ver en la siguiente tabla experimental:

Estado inicial: De pie Patas arriba

Lanzamientos: 200 200

Caídas de pie: 160 160

Caídas Patas arriba: 40 40

Se comprueba cómo la distribución de caídas corresponde con lo calculado teóricamente.

COMPORTAMIENTO A ALTURAS MEDIAS

Se sube la altura hasta 5 metros. Ya que ahora la altura es mayor, el gato produce un rebote cuando aterriza de pie, debido a la amortiguación de sus extremidades, que le hace levitar ligeramente, y volver a caer, ejecutando en este tiempo, una nueva transición de estado. Sin embargo, al caer de tostada, la viscosidad impedía que tal rebote se produjera. Se procedió a tirar al gato 20 veces de pie, las suficientes para comprobar que después de la undécima vez que el gato caía de pie, sus articulaciones ya estaban rotas y era incapaz de ejecutar el rebote satisfactoriamente. Los datos obtenidos se detallan a continuación.

Estado final: De pie Patas arriba

Caídas: 16(8) 4(2)

Nota: Entre paréntesis, veces que el gato rebota de pie y ejecuta transición hasta nuevo estado.

Una vez más, se comprueba la estricta relación de probabilidades, aunque queda para próximas investigaciones, el buscar un gato más resistente (quizás un león o un tigre) para completar este apartado de investigación.

COMPORTAMIENTO A ALTAS ALTURAS

Como último experimento, se procedió a tirar al gato desde 20 metros de altura. Sin embargo, hubo que suspender el experimento después del primer lanzamiento, ya que el cacho más grande que quedó del gato fue un colmillo carioso. Además, fue imposible descifrar si cayó de pie o de tostada, debido a lo rápido del suceso. Se estudió la hipótesis de que no fuera más que un error experimental, y se empezó la búsqueda de otro gato. Sin embargo, el proyecto de investigación entero hubo de posponerse, ya que la parienta llegó justo en ese instante, y viendo como la sangre se había mezclado con la mermelada, emitió un agudo sonido detectado por el sismógrafo de Pasadena. El mayordomo se negó a limpiar tal mancha, por lo que el equipo de investigación de Gluón con leche durmió esa noche en la calle.

CONCLUSIONES FINALES

- No haga esto en casa a menos que quiera divorciarse.

- Debemos pedir más fondos a la redacción.

- La sangre sale muy bien de la alfombra usando unas tijeras.

- No hacer una tostada durante más de 2 minutos a toda potencia. Se quema.