He wasn't

One Shot/ Song Fic

Por: Sofilu Hiwatari

Disclaimer: La canción no me pertenece, si no a su respectiva autora, solo soy dueña de la historia así que nada de demandas, es solo un fic de Fanáticos para Fanáticos.

Dedicado: A mi amiga Yazmín, que vale mas que 1000 hombres. ¡¡¡T.K.M.A.!!! n0n

Llevaba mas de una hora tocando la puerta, pero al parecer o seguía llorando o se había quedado dormida de tanto llorar, suspiro resignada y se dio la vuelta para quedar de espalda contra la puerta. En cuanto había escuchado la llamada entrecortada, los sollozos y el nombre "Guillermo" supo que algo andaba mal, Lizeth no era de las personas que lloraban con facilidad, pero desde que había comenzado a andar con aquel idiota empezó a cambiar mucho, ya no las llamaba (a ninguna de las amigas), no salía a dar el roll los fines de semana cuando por lo general era ella la que siempre organizaba todo; de ser una chica alegre se había vuelto distante, y la razón era un él, mas específicamente la manzana de la discordia "Guillermo".

El tipo era dos años mas grande que su amiga, y al igual que ella entrenaba basquetball, era alto, atlético, tenia buenas calificaciones, era amable, amistoso, y era dueño de la sonrisa mas linda del mundo, y a pesar de todo ella y sus demás amigas lo consideraban un perfecto imbecil ¿Qué ironía no?

Tal vez el que fuera muy celoso y tratara siempre de alejar a Lizeth de ellas y de sus amigos hombres era lo que hacía que tuvieran esa imagen de el, no, no era eso, también estaba la opción de que por ser mayor tuviera mas experiencia que liz, la cual nunca había tenido un novio, no tampoco era eso, y ¿entonces?

Cuando recordó la razón sintió unas ganas tremendas de ir hasta donde estaba "Guty" como lo apodaban todos y soltarle un buen rodillazo en los huevos, las imágenes de aquel recuerdo llegaron a su mente al mismo tiempo que un ataque de rabia.

Flash Back

Una muchacha de cabello castaño claro y las puntas teñidas de rojo caminaba por una calle que la conducía a la casa de una amiga, llevaba puesto una falda azul marino con 6 dedos arriba de la rodilla, la blusa era blanca con el cuello gris, y la traía desfajada, sus uñas estaban pintadas de negro, un listón rosa mexicano hacía de corbata en su cuello, llevaba puestas unas calcetas blancas un dedo debajo de las rodillas y unas negras sobre estas que llegaban a la mitad de la pantorrilla, al final unos converse negros con rosa de bota.

A simple vista parecía una chica callejera cualquiera.

Iba muy deprisa, como impaciente por alguna razón, cuando llego a un parque deportivo opto por cruzar en medio de las canchas en lugar de rodearlas, así ahorraría tiempo; cruzo corriendo por miedo a que le pudieran pegar con alguna pelota mal pasada, al terminar de cruzarlas solo le faltaba doblar en una esquina y unas cuantas calles para llegar a su destino, pero noto que su agujeta estaba suelta, se agacho para abrocharla, y mientras lo hacia escuchaba como una pareja (debía ser una pareja por los "ruidos" tan "exagerados" que hacían) se estaban…besando por decirlo así, suspiro, no tenia ganas de ver escenas, pero al levantar la vista para continuar sus ojos se abrieron como platos, ya había escuchado que el mundo era muy pequeño, pero por la escena que acababa de presenciar, estaba segura de que si, en efecto, el mundo era pequeñísimo. Frente a ella, un chico alto, atlético, y dueño de una bella sonrisa se estaba besando (y mas que eso) con una tipa con finta de fácil, la cual no era su amiga Lizeth, lo cual resultaba gracioso, tal vez demasiado gracioso, ya que la susodicha era, supuestamente, la novia de aquel muchacho.

Los "tortolitos" como los había bautizado en ese momento ni siquiera habían notado su presencia, estaban demasiado ocupados en sus "cosas" (como manosearse y besarse de una forma exagerada y para su gusto poco romántica). En menos de un minuto había razonado las opciones que tenia:

1-acercarse a el y propiciarle un tremendo bofetón que aria que a la zorra se le terminaran las ganas de seguir besándolo con lo mal que iba a quedar

2-irse de ahí y fingir que no había visto nada, pero esa no era en realidad una opción, si una de sus mejores amigas viera a su novio haciendo eso con una "fácil" como esa preferiría que le contara a enterarse luego por otras personas que tal vez, le causaría mas daño

3-irse a donde se dirigía originalmente (y que casualmente era la casa de su amiga Liz) y contarle, con mucho, MUCHO tacto lo que había visto, aunque seguramente eso no le iba ser muy bueno para ella, opto por la ultima, se dio la media vuelta y rodeo las canchas, cruzo las calles y llego a la casa.

Fin del Flash Back

Fijo sus ojos en el techo y apretó los puños, la razón por la que creían (y en verdad era) un imbecil era por que como todos los hombres, tenia un defecto (mas bien un defectote) y como la mayoría de los hombres era que solo jugaba con los sentimientos de la chica, era algo que nunca podría comprender, tiempo atrás a ella le había pasado algo similar, y estaba segura de que no eran las únicas, ¿por que carajos ellos creían que podían usarlas como si no sintieran?, como si para ellas estar con alguien fuera un simple juego, suspiro de nuevo, claro, después de todo el león cree que todos son de su condición, pero no tuvo mucho tiempo para seguir mandándoles saludos a las queridas señoras mamás de los hombres por que sintió como la puerta se abría detrás de ella, después de eso todo ocurrió muy rápido, una mano la jalo dentro del cuarto, unos brazos rodearon su cuello y un mar de lagrimas se comenzó a derramar sobre sus hombros; Lizeth por fin había abierto, pero no era lo que esperaba, la chica estaba peor de lo que imaginaba, tenia unas ojeras enormes, y sus ojos estaban rojos eh hinchados de tanto llorar, su cara por lo general sonriente demostraba una enorme tristeza –Silv- murmuro la chica aun abrazándola –per...¡perdóname!- soltó al fin y comenzó a llorar mas fuerte, Silvia solo atino a abrazarla. Un rato después ambas estaban sentadas en la cama, Lizeth ya no lloraba, pero sollozaba continuamente, Silvia solo la miraba de manera triste –Liz…- se animo a hablar –¿que paso?- pero al instante se arrepintió de haber disparado aquella pregunta, Lizeth al escucharla levanto la mirada y sus ojos se volvieron a llenar de lagrimas, pero por alguna razón, estas no salieron, apretó muy fuerte los ojos y unas pocas escaparon por las puntas de estos, al abrirlos ya no había rastro de lagrimas y tomo suficiente aire para contestar –Cuando…cuando nos peleamos…por que tu me dijiste que habías visto a "guty" con otra tipa…¿lo recuerdas?-si-bueno, después de eso, lo llame para contarle lo que tu me habías dicho, me dijo que todo era mentira y que tu solo lo habías inventado por que a ti también te gustaba el, y que estabas celosa…-Lizeth callo, y miro a Silvia, la cual parecía que iba a explotar de rabia, pero logro contenerse- ¿y Luego?-bueno, también me dijo que ya no te debía hablar, que por que eras una mala amiga, y yo…-decidiste hacerle caso- aunque no fue con intensión, aquellas palabras las dijo con algo de resentimiento, pero Lizeth comprendió que tenía derecho a estar enojada, así que decidió continuar-si, y…aunque le hice caso me sentía muy mal por haber dejado de hablarte y además…tenia miedo- cuando dijo esto bajo la mirada y Silvia la volteo a ver-tenia miedo de que lo que me habías dicho fuera verdad, de que "guty" si me estuviera engañando, pero cometí la tontería de creerle y seguir confiando en el, el siguiente lunes le platique lo que había pasado a Elizabeth y Ysel, y las dos concordaron en que debía creerte por que tu nunca mentirías con algo así, y pues…-también dejaste de hablarles-concluyo Silvia, lizeth solo asintió apenada-y pues, así pasaron dos semanas, "guty" me decía que era lo mejor, que ustedes solo me tenían envidia por que tenia un novio mayor que nosotras- Silvia chisto molesta pero no la interrumpió-pero luego, el..el..-la voz de Lizeth comenzó a quebrarse- el se comenzó a comportar distante…ya no me hablaba…yo me pasaba todos los días al lado del teléfono o pendiente de la puerta para ver si venía verme, pero nada…lo buscaba a la salida del C.B.Tis. pero siempre me decía que tenia tareas o que iba a ir a entrenar o a jugar, ya no me hacía caso…hasta que…-pero su voz termino de desaparecer por completo, y de nuevo un río de lagrimas comenzó a salir de sus ojos, Silvia sintió mucha pena por ella, y coraje contra el pendejo que le había echo eso a su amiga, Lizeth, contuvo, con la poca fuerza que le quedaba el llanto y siguió-un día, cuando íbamos a cumplir 3 meses de novios, decidí que sería mejor que yo fuera a buscarlo, le compre un regalo y un pastel para que lo comiéramos juntos…pero…cuando..cuando llegue a su casa…-Silvia no tenia que escuchar nada mas, sabía el resto de la historia, cuando había visto al imbecil mayor no reconoció a la tipa con la que se estaba besando, aunque le había parecido familiar, días después recordó que la había visto en el C.B.Tis. de Lizeth y también cerca de la casa de Guillermo (por que la muy…arrastrada era vecina del tarado y era de su misma edad), según le habían dicho unos conocidos de ella que vivían por aquel rumbo (cada vez se convencía de que el mundo era muy pequeño) le contaron que lizeth había llegado justo cuando "guty" y la puta (¡¡si!! era una PU-T-A) de Vanesa (hasta el nombre de fácil tenia la vieja) estaban…bueno…en el "Duro y Dale" por decirle de alguna manera, lo cual, como era de esperarse, destrozo los sueños, las ilusiones, el amor, cariño y el corazón de su amiga, la cual no le dijo nada, solo se dio la vuelta y se fue. Fijo su vista en lizeth, la pobre parecía a punto de estallar, Silvia volvió a abrazarla, así estuvieron un tiempo, sin decir nada, una pensando en que alo mejor ella había fallado en la relación (lo cual no era cierto, si un hombre no te quiere, por mucho esfuerzo que hagas no lograras nada que valga la pena) y la otra en una forma cruel, sádica y dolorosa de matarlo; tiempo después, Silvia, que aun no se decidía si hacerle tortura egipcia o china se levanto de un brinco y dio un grito de emoción, lo cual saco de onda a Liz-¿Qué pasa?-le pregunto intrigada-Liz, préstame tu teléfono!!-le contesto emocionada-¿el teléfono?...-repitió aun mas intrigada-Si si!! Tengo una gran idea! ¿Me lo prestas?-dijo Silvia, que casi brincaba de gusto-ah…claro…ya sabes donde…-pero antes de que pudiera terminar, la chica salio corriendo de la habitación-…esta…-Lizeth miro preocupada por donde había salido su amiga, si algo era bien sabido, era que cuando Silvia tenia una idea o era peligrosa, arriesgada, o muy mucho muy loca, pero no había remedio, era Silvia, suspiro, y por un instante, sonrió.

-Bueno-la voz que contesto sonaba fastidiada-¿Ysel?-la persona que había contestado, al escuchar la voz de quien le llamo alzo una ceja, solo por el timbre y por la hora en que le llamaba podía saber exactamente quien era-aja, ¿Qué quieres Silvia?-la muchacha se sorprendió-¿Cómo sabes que soy yo?-Ysel solo suspiro de forma resignada-nadie con un juicio SANO y un sentido humano NORMAL llamaría a las (miro el reloj de su celular) 10:50 p.m. en pleno lunes, y como eras la única que ni tiene juicio sano o sentido humano normal...es deducible-la muchacha solo atino a reír-jijijiji, si supongo que tienes razón, oye…¿Crees que a Elizabeth la dejen salir en este momento?-La pregunta la tomo por sorpresa-depende, si es con nosotras y si tu o yo no vamos manejando supongo que si ¿Por qué?-¡Tienen que venir urgentemente!-dijo con un tono entre preocupado y emocionado-¿a tu casa?-No, a la casa de Liz-¿para que?-Ysel comenzaba a creer que su amiga por fin se había terminado de volver loca-es sobre su truene con "Gayty"- de repente todo comenzó a tener mas sentido –bueno, yo paso por Elizabeth, pero mas vale que valga la pena-te lo juro que si-mhn- y murmurando eso, colgó.

Silvia miro el teléfono en su mano por unos instantes, el sonido de que la llamada había terminado llegaba hasta sus oídos, sonrió de forma mas tranquila, en unos momentos podría contarle a Lizeth su plan, giro y regreso al cuarto, pero al entrar encontró a su amiga llorando en silencio y sosteniendo una caja sobre sus piernas a la cual miraba con melancolía, se acerco a ella sin hacer ruido, y cuando estuvo lo suficientemente cerca miro el contenido de aquella caja, lo que vio le hizo soltar un grito de rabia-¡¡LIZETH!!-la chica, con el susto, tiro la caja y todo lo que había dentro quedo regado por el suelo -¿Qué pasa?- Silvia no hablo, solo señalo todo lo que se había tirado, y al parecer Liz había entendido, por que bajo la mirada, y solo murmuro-no puedo evitarlo, el es…-pero antes de que pudiera terminar la frase, Silvia la interrumpió-¡NO! El NO es nada de lo que tu querías, nada que de verdad te convenga, el no es lo que tu estas buscando! Solo es un tarado con exceso de testosterona!-termino gritando, justo en ese momento entro la mamá de Liz, seguida de Ysel y Elizabeth, miraron muy raro a Silvia, la cual solo se sonrojo –Hija…-dijo la señora-te venia a avisar que, vinieron tus amigas…con permiso-y se fue.

Todas miraron como la mama de Lizeth desaparecía en la vuelta del pasillo, y después de eso regresaron la mirada al frente, ninguna dijo nada, hasta que por fin una se animo a hablar –y bien ¿Qué demonios querías decirnos?-Ysel se cruzo de brazos y se recargo en el marco de la puerta –Ah si, pero primero, ayúdenme a levantar todo esto- dijo señalando el tiradero que había a sus pies, Lizeth se quedo intrigada un momento al escuchar el comentario de Silvia, según tenia entendido, ella creía que todo eso era nada mas que…-Claro Silv, pero ¿Qué es?- pregunto Elizabeth al tiempo que se agachaba y recogía lo que parecía un porta retrato con el cristal estrellado-Basura-contesto, Elizabeth miro detenidamente la foto, la chica que sonreía y abrazaba a un muchacho mas alto que ella se parecía mucho a su amiga Liz, solo que la de la fotografía se veía feliz y sus ojos brillaban mucho, quito la vista de la foto y comenzó a observar los dejas objetos tirados entre los que había cartas, un oso de peluche, flores secas y mas cartas, hasta unos paces para el cine ya usados, entonces comprendió por que todo aquello era "basura"-Liz ¿vas a tirarlo?-Esta solo desvió la vista a lo que Silvia se apuro a contestar- Si, y si no quiere lo aremos nosotras- Ysel, que se había mantenido fuera de la platica vio la reacción de Liz ante la afirmación de Silvia, por lo cual, y en contra de todos sus principios escritos, inventados por ella, sonrió y se dirigió a ella para abrazarla.

Todas se quedaron estupefactas ante la acción de esta, a Elizabeth por poco se le cae el portarretrato, Silvia abrió sus de por si ya grandes ojos aun mas y Lizeth cerro los suyos como si después del abrazo esperara un golpe, un sape o algo que se le pareciera, pero esto nunca ocurrió, Ysel después de abrazarla por lo que seria menos de un minuto, se separo de ella y la miro directamente a los ojos –Liz, yo se que tu lo querías mucho y todo ese rollo cursi, pero le no te merecía, si de verdad te quisiera no permitiría que te pasaras todo el sábado pegada al teléfono para ver si el se dignaba a llamarte-Lizeth se mordió el labio-no, no te pongas así, ni siquiera era muy bueno, no es por nada pero hay chicos que están mucho mejor, además tampoco se mostró muy caballeroso contigo, nunca te abría la puerta cuando te bajabas de su camioneta o te daba la mano siquiera para ayudarte a salir, ¿tu siempre has querido un novio que se porte así medio principesco no? Igual que muchas chicas, y aunque ahora es raro, aun quedan tipos así, no tienes por que perder tu tiempo en alguien que no te sabe valorar, por que aunque yo no suela decirte esto, tu eres especial, y no puedes andar con un tipo cualquiera, como el pendejo de Guillermo- mientras continuaba hablando Lizeth se sentía un poco mejor conforme escuchaba sus palabras, Ysel nunca le había hablado así, y era raro que lo hiciera con alguien y sin embargo…- es mas, hasta su nombre suena de looser, de perdido se llamara Alejandro o Carlos, algo mas nice, no debes estar triste por el, total el que se lo pierde es el que nunca va a volver a encontrar a una chava como tu- Cuando termino de hablar, Silvia sonreía orgullosa de las palabras de aliento para con su amiga, Elizabeth las miraba enternecida y con los ojos llenos de lagrimas y Lizeth y Ysel se miraban fijamente, después, se volvieron a abrazar. Parecía un momento de ensueño para cualquier chica que ah sido traicionada, pero entonces –pero…-hablo Liz, rompiendo el encanto del momento, al tiempo que se le volvía a romper la voz-pero como puedes asegurar que nunca encontrara a otra chava como yo…y..¿y si me dejo por que Vanesa es mejor novia?-ahora fue Elizabeth la que hablo, con tono molesto- por favor Liz! Esa niña no es mas que un hoyo con patas publico! Ah tenido mas relaciones que un mujer adulta en un año! No va tardar en darle la puñalada por la espalda a el idiota ese por alguno de universidad o de nuevo un maestro con el que haya tronado una materia!-Las demás, cuando escucharon el comentario se sorprendieron mucho, no por que no fuera verdad, si no por que nunca habían escuchado a Elizabeth hablar de ese modo –Eli tiene razón-remato Silvia-y a decir verdad, creo que "Gayty" ya probo una cucharada de su propio chocolate, por que Vanesa ya lo dejo por un tipo que trabaja en una tienda cerca del C.B.Tis., y la verdad me da mucho gusto que le pasara eso- agrego haciendo una sonrisa victoriosa, después de eso todas se le quedaron viendo a Lizeth, la cual las miro, bajo de nuevo la vista, lo cual asusto mucho a las chicas por miedo a que volviera a llorar, pero para su sorpresa, levanto su rostro iluminado con la gran sonrisa que la caracterizaba y les guiño el ojo- bien, entonces ¿Qué esperamos?, hay mucha basura que tirar!- las demás solo asintieron y pusieron manos a la obra.

Eran las 12:30, media noche y un grupo de chicas comían helado afuera de una tienda de servicio las 24 Hrs., estaban sentadas sobre la banqueta mirando hacia la casa de enfrente, la cual tenia todas sus luces apagadas, y en la cochera había una camioneta lobo 2000 doble cabina color blanco –Y..¿Creen que lo que le hizo Vanesa fue suficiente castigo?-pregunto Elizabeth con un baso de nieve de vainilla-Yo creo que si, según me contaron, si se estaba calvando con la chava-contesto Silvia con una paleta de chocolate con almendras-¿entonces…se salvo de que le rayemos a su amada camioneta?-Pregunto Lizeth sosteniendo una paleta de agua de todos los sabores-No- afirmo Ysel con una cerveza en la mano, y luego le dio un trago-de NUESTRO castigo NADIE lo salva-Bien dicho-concordaron las demás y se levantaron para dirigirse a un deportivo rojo que estaba estacionado a un lado de ellas, se subieron, y Ysel arranco rumbo a la salida de la Ciudad, ya habría tiempo para la escuela, o para rayarle la camioneta a aquel chico, por el momento solo querían olvidarse de que por mas que

soñaran ellos nunca serian lo que ellas de verdad buscan.

Sofilu-ò.ó sie malditos hombres buenos para nada que solo nos hacen sufrir!! ToT! (se tira sobre el teclado de la lap top que esta sobre un escritorio y atrás se ve una cama)

Oliver- u.úUu (sentado en una cama y con muchas vendas puestas) hey yo soy hombre!

Sofilu-owó pues tu igual habrás herido a alguien!

Oliver-…-.óU ya! Supéralo!! Y cuéntanos quien te hizo eso? U.U?? (con pose de psicólogo)

Sofilu-o.o…-.-..o.o…T.T aix fue horrible lo que pasa es que cuando yo…espera! oó no lo diré frente a todos! (Señala a las/os lectores)

Oliver-mm…buen punto…déjame masticarlo u.u…

Sofilu-…estar en coma te afecto el cerebro u.ú!

Oliver-..0.0…QwQ

Sofilu-…o.oUu…PERDON!! No quise decir eso!!

Oliver- u.ú olvídalo, no debí perdonarte!

Sofilu-ToT ni yo a ti!!

Los dos-….ò.ó…ó.ò…XD (se abrazan)

Sofilu-n.n…o.ó espera! (lo empuja)

Oliver- x.x que pasa!??! (tirado en el piso)

Sofilu-u.ú este fic es de alguna forma Anti-hombres así que no puedo abrazarte! ERES EL DE ALGUNA FORMA ENEMIGO!!!

Oliver-ahh .,.Uuu como digas…

Sofilu-n.n bueno espero que les gustara, aunque no va dedicado para que les gustara a todos, por que se que a algunos (si no que a todos Uuu) no les gusto mucho por como se expresa de los hombres, pero ú.ù eso le paso a una amiga, y la pobre esta muy dolida o.o así que decidí escribirle un fic n.ñ en donde describimos nuestros perversos planes de venganza contra el enemigo!

Oliver- .,.U los hombres?

Sofilu-…no…GUILLERMO!! Ò0Ó!!!..y si también los desgraciados en cierta forma que siempre buscan alguna forma de abusar no solamente física si no psicológicamente de nosotras y juegan a enamorarnos y nos hacen sufrir y…ToT!! (se pone a llorar…otra vez Uu)

Oliver-ah…mm…eh.. y…al final ¿le rayaron la camioneta?

Raúl-(llegando con un bote de pintura en aerosol y a su lado entra Luís con una lija y unas barras de hierro en la mano) n.n listo!

Luís-6.6 nos hablaban?

Oliver-.0.Uuu

Sofilu-n.ñU creo que se puede deducir! Jejejejeje oks! Hasta la próxima n0n!! a ver si pronto continuo mis demás fics! .,. por que por ahora se me borro de la mente las ideas que tenia para "Puedes Contar Conmigo" y n.ñ en cuanto a "¿Quién dijo que el amor solo lastima a dos?" ya tengo planeados todos los caps. Que faltan, solo será cuestión de plasmarlos, uu pero como no tengo computadora pues…

Oliver-pero si estas usando la mía Ó.ò!!

Sofilu-eh…ah..hai n.n! jejeje bueno se despide de ustedes! SOFILU n0n

Raúl-no era PrEiRkLaA??

Sofilu-.u.ú lo cambie hace tiempo! (Señala su biografía)

Luís-o.o por que?

Sofilu-n.n por que me gusta mas Sofilu

Oliver-…Uu si tu lo dices, jejejeje bueno n.n adiós!

Luís-bye!

Raúl-au revoir!

Sofilu-NAMIRE nwn