Besitos de Colores.

Por S.A.G.M.

2006

Mamá abrió el congelador y sacó un par de bolsitas de Kisses® cubiertos de dulce de colores. Los puso en la mesa con ojos brillantes.

"Para ti y tu hermana." Dijo.

Claro que no lo esperábamos, un dulcito de postre para endulzar el frió día de noviembre.

Unos besitos de tibio amor maternal,

Besitos de Colores.

Una muestra de pensamiento, una palmada en la espalda.

Un no-se-que de nostalgia, de cariño, de bondad.

Un recuerdo de la infancia, memoriales desde atrás.

Una dulce sonrisa deprisa y una mirada de paz.

Una oportunidad para compartir, una delicia al paladar.

Una carcajada acabada de salir, una ola tropical.

Un abrazo recién nacido, un suspiro reparador.

Una delicia del verano, y un invierno con dulzor.

Besitos de colores, besitos de amor

Mejillas coloradas, y fuerte la canción.

Empujones de gran ánimo, pasos, valor.

Bendiciones endulzadas, cariñitos del Señor.