¿Alguien cree en el cielo y el infierno? Si las almas corrompidas logran escapar al infierno, estarían en el paraíso. No tienen lugar en el cielo.


Infierno

Perdí mis ocho vidas

Y recibí la eternidad

¡Muerte al inmortal!

Eso gritaron los cielos

Mas yo luché con ellos

Ahora el infierno es mi hogar.

Agito mis alas en vuelo

Nadie repara en mi velo

Idiota ingenuidad

Inútil vida mortal

Las quito en cuanto puedo.

Quiebro con mi lanza el suelo

Y los inundo de oscuridad,

Soy de todos la inseguridad

Soy el miedo y la ansiedad

Todos me intentan ahogar

Pero nunca lo van a lograr.

Porque ellos mismos alimentan mi alma

Ellos fortalecen mi esencia

Con cada pesadilla presencian

La vitalidad de la maldad.

No pueden librarse de mí,

Solo dos han logrado repelerme

Tampoco que puedan detenerme

Sólo pueden esconderse

Pero jamás escapar.

Les reservo un lugar específico

El asiento más mullido

Porque no me importan sus cuerpos

Cuando los consiga los desecho

Solo quiero eso, pensamientos.

Son valiosos y poderosos,

Parecen ser la clave de mi derrota

Y los necesito aquí

Serán mi sed y hambre

Quedarán en la cumbre

De mi saciedad.

Dos almas casi iguales

Y a la vez tan diferentes,

No tienen más futuro que morir

En mis manos sus vidas consumir.

Pobres, ellas no saben.

La amistad no puede contra mí,

Y sus patéticas vidas jamás podrán salvar

Una vez que el reloj de la pubertad

Para ellas deje de marcar.

Solo eso les espera

Yo…

…y el infierno de la eternidad.


Me pregunto cuál de los dos es mejor, yo creo que ese lugar horroroso podría ser mi hogar, pero no estaría ardiendo, mas bien el frío del invierno albergaría mi propia eternidad.