NINJA X

Capítulo 1: Llega la ninja X

Todo comenzó un día casi normal en una casi normal playa de Japón.

El mar, la playa, las personas divirtiéndose, los salvavidas coqueteando con las jóvenes… y a lo lejos un chico de cabello oscuro ahogándose.

Dos jóvenes en la orilla, uno rubio y otro de cabello negro, pedían auxilio pero los salvavidas estaban "ocupados" y nadie parecía interesado en la vida del joven nadador.

Repentinamente una figura oscura salió de la nada y saltó por encima de la cabeza de los presentes, tomó impulso en la tabla de un surfista que salía del agua y se sumergió donde se ahogaba el chico. Tras escasos dos segundos, que a los dos jóvenes les pareció una eternidad, la misteriosa figura salió a flote llevando consigo al casi inconsciente chico. Pronto llegaron a la orilla, rápidamente los dos chicos se les acercaron.

-¡Takeru! ¡¿Estas bien?!- preguntaron en japonés al unísono

-¡¿por qué no fueron a rescatarme?!- reclamó el aludido soltando a la persona que lo salvó e ignorándola por completo

-por que no sabemos nadar- respondió el rubio de ojos café y traje de baño color verde

-¡¿entonces por qué demonios sugirieron que uno se hiciera el ahogado mientras otro lo salvaba para así atraer chicas con nuestro heroísmo?!-

-por que creí que ustedes sí sabían nadar.- contestó el rubio mostrándose arrepentido.

-malditos- masculló Takeru mirándolos con rencor.

-como sea- el de cabello negro volteó hacia quien rescató a su amigo y le ofreció una toalla –gracias por salvarlo…em…¿señorita?- se trataba de una rarísima chica rubia que vestía un extraño traje completo, con botas y guantes largos, de color negro con una X roja en el pecho, complementado por rodilleras, coderas y hombreras rosas, un gran moño amarillo de tela atado a la cintura, una máscara negra con una X marcada en el centro que solo dejaba ver sus notables ojos azules y un mechón de cabello que salía por debajo de una placa puesta en su frente (grabado con una X) además de una larga trenza rubia cubierta con tela de un amarillo más claro saliendo por debajo del cuello de la máscara.

-¿Quién eres tú?- preguntó Takeru al notar la indumentaria de su rescatista.

- Yo soy la misteriosa Ninja X, defensora de la humanidad, de las causas nobles, de los sentimientos de las personas y del bien común. Viajo por el mundo buscando llevar alegría a donde quiera que vaya. Soy la gran ¡NINJA X!-

-esta loca- sentenció Takeru tras unos segundos de silencio

-¿así le agradeces después de que salvó tu vida?-

-no es necesario, yo solo lo hago por el bien de la humanidad.-

-le hubieras hecho más bien si lo hubieras dejado ahogándose, a ver si así se le quita lo vanidoso. -

-¡cállate Ryon, yo no soy vanidoso!-

-es vanidad no agradecer cuando te hacen un favor como digamos… salvarte de morir ahogado-

-yo le agradezco y todo ¡pero mírala! ¡Esta loca y es extraña! Ni siquiera parece que sepa algo sobre ser ninja-

-no necesito saberlo, soy una superheroína-

-querrás decir que fumaste heroína. Nadie en su sano juicio se vestiría así en público-

-los superhéroes lo hacen-

-pero no puedes ser una superheroína ¡por que no existen! ¡Ni siquiera tienes superpoderes!-

-eso no se necesita para serlo-

-definitivamente estas loca-

-no sé Takeru, ella parece muy convencida de lo que dice. Además salir a salvarte fue un acto heroico.- intervino el rubio

-Michel, estamos en Japón, aquí no hay superhéroes, ni siquiera hay ninjas-

-te equivocas por que justo enfrente de ti hay una- Ryon apuntó a la ninja X, quien ahora estaba haciendo un castillo de arena

-ah…em… pues si fuera una superheroína tendría poderes-

-tengo el poder de la palabra- dijo la chica sin desviar la vista de su castillo, que mas bien parecía una dona chueca

-¡y sabria pelear!-

-me opongo a la violencia innecesaria-

-¿lo ven? Ella no sirve para combatir el mal-

-puedo combatir contra ti-

-¡yo no soy malvado!-

-por la forma en que la tratas cualquiera diría que sí.-

-Ryon deja de ser sarcástico-

-tú…- la ninja X se puso de pie y señaló en dirección a Takeru

-¿yo…?-

-tú…-

-¿yo… qué?-

-tú… tienes una medusa en el cabello-

-¡¿qué?!- Takeru sacudió rápidamente la cabeza y se echó rodar por el piso, pero nada cayó. -¡no es cierto! ¡No tengo nada!-

-tú no, el tipo detrás de ti- Takeru volteó su espalda y vio como un pobre sujeto batallaba para quitarse una enorme medusa de la cabeza hasta que la ninja X le lanzó una piedra tirándola.

-¡te desafío!- decidió Takeru finalmente -¡pelea conmigo y veremos si eres digna de llamarte superheroína!-

-no quiero-

-¡¿cómo que no quieres?!-

-los superhéroes no van por ahí peleándose. Es malo-

-no te preocupes ninja X, yo seré juez para que así sea justo- se ofreció Michel

-no deberías tomarte tan en serio lo que ellos dicen- regañó Ryon

-será divertido. Anda ninja X, queremos ver que derrotes a Takeru-

-¡oye!- reclamó el aludido, el rubio le hizo una seña con la mano para que lo ignorara.

-mm… ¡esta bien! ¡Lo haré!-

Unos minutos después estaban en un área vacía de la playa con un cuadrado dibujado en la arena y los tres residentes ya estaban vestidos con su ropa normal.

-ya es tarde Takeru así que apresúrate- pidió Ryon

-esto no me tomará mucho, descuida- sonrió el japonés mientras calentaba. La ninja hacía un castillo de arena. -¿estas lista?-

-¿eh? ¡Ah! ¡Si!- se levantó y sacudió su ropa.

-entra a la arena- le dijo Takeru

-estoy en la arena-

-a la arena de combate- señaló el cuadrado que Michel marcó con una varita

-¿qué diferencia hay entre esa arena y esta? Es del mismo color-

-¡entra al cuadrado dibujado en la arena!-

-ah bueno, me lo hubieras dicho antes.- caminó hasta estar enfrente de Takeru, Michel se puso en medio y levantó un brazo-

-el primero en caer al suelo o salirse de la arena…-

-¡estamos en una playa! ¡La arena no tiene fin!- interrumpió la ninja

-perdón, el primero en salirse del cuadrado o caer al suelo pierde ¡comiencen!- bajó el brazo y retrocedió hasta colocarse junto a Ryon.

Takeru comenzó el combate lanzando una patada simple, pero antes que pudiera darle la ninja X dio un gran salto y un giro en el aire aterrizando detrás de él. Ante esto Takeru se volteó de inmediato para tratar de darle un puñetazo, sin embargo la ninja se agachó y rodó hacia un lado.

-¡deja de esquivarme y vamos al grano!-

-uy sí, me gusta comer granos en la granja de mi tío-

-¿eh?- en ese momento de confusión la ninja se movió un poco y deslizó la pierna derecha por el suelo pateando los pies de Takeru y por ende derribándolo.

-¡gana la ninja X!- anunció Michel

-¡yeay! ¿Qué me gané? ¿Qué me gané? ¿Un auto?-

-¿el placer de humillar a Takeru?-

-waah, no es justo, yo quería un auto-

-¡eso no cuenta! ¡Me atacaste por la espalda!- alegó Takeru

-creí que con tirarte bastaba ¿tenia que hacerlo por enfrente?-

-no precisamente… ¡pero es el modo más honorable de hacerlo!-

-yo quería un carro- la ninja X lo ignoraba terminando su castillo de arena

-¡oye! ¡Aun no terminamos!- el chico se acercó a ella, pero la ninja arrojó una bomba de humo y se fue corriendo

-que misteriosa- dijo Ryon sonriendo

-querrás decir rara-

-es toda una superheroína- tras decir esto Michel recibió un golpe en la cabeza cortesía de Takeru

Al día siguiente, en la ciudad de Tokio, Japón.

-¡auxilio! ¡Se atoró mi gatito en el árbol!- gritaba una niña en frente de una casa, de repente apareció la ninja X

-¿qué pasó niño?-

- soy niña, y mi gatito se atoró-

-¡OH no! ¡Que alguien lo ayude!-

-¿no puedes hacerlo tú?-

-¡ah, es cierto! Yo soy una súper heroína, la misteriosa NINJA X-

-¿y como bajarás a mi gatito del árbol?-

-tengo un plan- se paró en frente del árbol y le hizo señas al gato con las manos- Ven gatito gatito gatito-

-¿ese es tu plan?-

-mis encantos felinos no funcionan, tendré que utilizar mi arma secreta.-

-¿cuál es?-

-mi celular, para llamar a los bomberos.-

-que floja eres…-

-entonces usaré el plan B- sacó una lata de atún, la abrió gracias al abre fácil y comenzó a untarlo desde el suelo hasta el tronco del árbol.

-¿para que es eso?-

-es un camino de atún para que lo siga y baje-

-pero no puede comerse el atún que untaste en el tronco. Los gatos no caminan por los troncos-

-es verdad, no le gustará el atún si esta sucio por el polvo en el árbol ¡hora del plan C!- arrojó una bola de estambre al gato y este casi se cae de no ser por que se agarró a la rama. La niña corrió asustada abajo del gato, la ninja X pateó el tronco haciendo que el gato cayera finalmente en brazos de su dueña-jaja, lo rescaté, ahora me podré unir a los bomberos y tomar sus dálmatas para hacerme un abrigo de piel.

-¿Quién te crees? ¿Cruela Devil?-

-¿Cruela Devil? ¿Dónde?- preguntó volteando a todos lados asustada.

-Gracias ninja X, ya me voy-

Por otra parte Takeru, Ryon y Michel caminaban tranquilamente…

-y luego papá me dijo que debía hacer algo de provecho y buscarme un trabajo o algo así- terminaba de relatar Takeru

-eso pasa por no hacerme caso, buscarle pleito a la ninja X y llegar tarde a casa-

-¡tengo que encontrarla y obtener mi venganza!-

-no teníamos por que buscarla ayer durante dos horas-

-ehem. El punto es que ahora debemos buscar un trabajo-

-¿debemos?- inquirió Ryon –te recuerdo que yo ya tengo un trabajo y el que tu quieras venganza no es nuestra culpa-

-pero trabajar solo no es divertido… ¿en tu establecimiento no solicitan gente?-

-sí, pero para que vayan a comer-

-maldito egoísta-

-yo se de un trabajo que podemos conseguir los tres- intervino Michel –mi papá tiene un amigo que anda buscando gente entre 14 y 18 años para trabajar con un cliente suyo-

-¿y de qué es el empleo?-

-no me dijo mucho, recuerdo que mencionó a un tal K… ¡au!- Michel se había tropezado con un niño muy parecido a él solo que más pequeño y pelirrojo –Dylan ¿estas bien?- preguntó mientras Ryon ayudaba al niño a levantarse.

-sí, pero ustedes deberían aprender a fijarse por donde van-

-que seas mi hermanito no te da derecho a hablarnos así- reprendió el rubio sin perder su típica sonrisa, el niño gruñó cruzándose de brazos, entonces apareció la ninja X parada sobre la barda junto a la cual estaban.

-oí gritos por aquí. ¿Quién está en peligro?--

-nadie, ninja X- dijo Ryon tapándole la boca a Takeru para que no dijera nada

-es solo que tropecé con mi hermano-.

-¡ninja X ¡ ¡hola!- saludó el pequeño

-¿la conoces?- se sorprendió Michel

-claro, es una súper heroína.-

FLASHBACK

Dylan compraba dulces en una tienda alegremente y estaba en la registradora frente al anciano que atendía

-bien, niño, son 12 billetes-

-¡oh no! ¡Me hacen falta 5 billetes!- gritó llevándose las manos al rostro espantado, la ninja X apareció detrás de él

-no temas, yo te ayudaré.-

-¿tienes 5 billetes?-

-déjame ver- sacó su bolsa -a ver, tengo dos centavos, tres centavos, cuatro centavos, un centavo más…-

-una hora después-

-… 4.9 y… ¡oh no! ¡Me falta un centavo!-

-¡oh no!-

-espera…. Aquí esta… bien niño, que disfrutes tus dulces...-

Y se fue tan misteriosamente como llegó.

FIN FLASHBACK

-¿y por eso ella ya es una súper heroína?- gritó Takeru quitándose la mano de Ryon

-claro que lo soy. He hecho muchas cosas.- afirmó la chica

-seguramente no tienes que buscarte un trabajo-

-¿trabajo?-

-sí, para ganar dinero y hacer algo útil por la sociedad… al menos eso es lo que dice mi papá-

-¡woh! ¡Entonces yo también debo de buscar un trabajo!-

-¡¿qué?! ¡¿Por qué?!- preguntaron los hombres al unísono, la imagen de la ninja X con un uniforme de McDonalds encima de su traje habitual atendiendo una caja registradora pasó fugazmente por sus mentes.

-por que me quedé sin dinero tras comprarle los dulces a este niño.-

-¡waah! ¡Perdóname!-

-mejor me voy antes de que me lo ganen ¡hasta la vista!- arrojó otra bomba de humo y desapareció.

Tras haber pedido información al papá de Michel los tres llamaron un número que él les dio y una secretaria les hizo una cita para que al día siguiente fueran, al igual que otras 20 personas, a hacer un examen psicológico. La tarde siguiente los llamaron pidiéndoles que volvieran al lugar. Ahí un hombre alto y castaño de entre 25 y 30 años, que se presentó a sí mismo como John Clarkson, los recibió y los invitó a dar un paseo con él por las instalaciones. El lugar estaba completamente alfombrado y lleno de pasillos, la mayoría con las puertas a las oficinas cerradas. Las paredes eran de todos rojo, amarillo y morado decorados con discos antiguos y fotografías de músicos y bandas por doquier.

-el examen que les aplicamos ayer era para evaluar que tan normales o desinhibidos son. De todos los candidatos que hemos entrevistado ustedes tres son lo que obtuvieron resultados más favorables para el trabajo.- detrás de él los chicos sonreían y se hacían señas positivas con las manos. Su guía se detuvo frente a una puerta y se quedó viendo la gran ventana a un lado. Los chicos lo imitaron, pero al contrario de la tranquila expresión de Clarkson ellos estaban estupefactos.

Se trataba de un joven como de su edad pero más alto y mucho más blanco. No estarían equivocados si dijeran que era muy apuesto y que tocaba muy bien la guitarra. Su cabello y ojos eran negros completamente y en ese momento vestía un chaleco gris con una camisa blanca debajo y un pantalón de vestir negro también. Por lo que podían ver estaba tocando una tonada muy rápida en su guitarra eléctrica (de color morado) y su rostro permanecía calmado.

-él es Kiev Nickovich, y a partir de este lunes ustedes lo acompañaran en su gira artística-

-¡¿qué?! ¿cómo que lo acompañaremos?- quiso saber Ryon

-sí, iran con él en su gira mundial-

-¿eeh?- los tres estaban sorprendidos -¿gira mundial?-

-¿entonces él es algun famoso?- preguntó Takeru

-sí, es bastante popular en Rusia y alrededores. Con esta gira planeamos hacer crecer su fama alrededor del mundo-

-en todo caso ¿qué vamos a hacer en esa gira? No sabemos tocar ningún instrumento- Ryon estaba consternado e incluso Michel tenía sus preocupaciones

-cierto, vivimos jugando videojuegos y otras cosas triviales-

-yo sé cantar- anunció Takeru

-sí, más feo que un gato arrollado- Ryon se ganó una mirada asesina

-no chicos, ustedes no aparecerán en el escenario, ustedes deben permanecer anónimos y acompañar a Kiev cuando este por las calles-

-¡¿seremos guardaespaldas?!-

-no, no. Ustedes saldrán a las calles con él igual que como lo harian cualquier otro día. Actuarán como amigos y pasearan como cualquier persona normal en un día normal. Nadie debe enterarse que el chico que va con ustedes es Kiev-

-déjeme ver si entiendo ¿nos estará pagando para viajar alrededor del mundo y salir a pasear con una estrella famosa?-

-así es-

-que raros son ustedes- decidió Takeru

-no queremos que Kiev tenga problemas con la prensa, por eso queremos que cuando salga se vea como cualquier otra persona saliendo con sus amigos. Queremos que parezca un chico común y corriente.-

-bueno, ciertamente si va por las calles con guardaespaldas la gente se enteraría y los paparazzi no lo dejarían en paz- analizó el joven Ryon. -¿pero acaso no tiene Kiev amigos que hagan eso por él gratis?-

-si los tuviera ¿crees que estaríamos buscando gente para que lo haga?-

-no-

-¿entonces nos paga para que seamos los amigos que Kiev no tiene?- preguntó Michel acertadamente

-no es necesario que se lleven realmente bien o sean amigos. Solo queremos que se vean como si lo fueran-

-aún así eso sería comprar parte de nuestra dignidad-

Ante esta cuestión el ejecutivo sacó una hoja de papel de su bolsillo y escribió una cifra que mostró a los muchachos.

-señor… ¡con eso puede comprar toda la dignidad que quiera!- dijo Takeru entusiasta

-excelente. Bueno, entremos para que conozcan a Kiev-

Clarkson abrió la puerta y entraron a una cabina de grabación, el muro de cristal con una consola integrada los separaba del músico. Tras presionar un botón pudieron oír la música en unas bocinas de la consola. Kiev tocaba y cantaba rock (con una letra en ruso que no podían entender). La tonada era muy rítmica, llena de altos y bajos que Kiev cantaba fluidamente y sin perder el aire. Tenía una respiración y coordinación perfectas.

El señor se acercó a la puerta y la tocó ligeramente llamando la atención del chico, se acercó a un micrófono y le habló.

-Kiev ven un momento, quiero presentarte a alguien-Calladamente el chico colocó la guitarra sobre el banquillo y salió de la cabina. Paseó su fría vista por los sonrientes chicos y la posó en Clarkson. –Kiev, te presento a Takeru Kusanagi, Michel Rogers y Ryon Hasegawa. Ellos serán tus acompañantes en la gira.- Kiev se cruzó de brazos y lo miró con duda.

-¿ellos?-

-sí Kiev, ellos tres solamente-

-mucho gusto Kiev, yo soy Takeru, es un placer conocerte. Espero que nos llevemos bien- extendió su mano derecha al ruso quien a su vez vio a Clarkson como preguntándole si realmente tenía que darle la mano. El adulto lo miró un tanto suplicante y asintiendo con la cabeza lo apremió a que correspondiera el saludo. Sin muchos ánimos Kiev estrechó la mano de Takeru y la soltó de inmediato para volverse a cruzar de brazos haciendo sentir desalentados a los tres chicos.

-si eso es todo volveré a ensayar-

¿Logrará la ninja X conseguir trabajo? ¿Tendrá que utilizar uniforme de trabajo sobre su traje de superheroína? ¿Conseguirá Takeru su venganza? ¿Dylan le pagará los 5 billetes a la ninja X? ¿Kiev hará amigos alguna vez? ¡Descúbranlo en el próximo capítulo!