N/A: Primero que nada una aclaración: Esto es un microcuento. Segundo, lo escribí hace unos meses y no he querido modificarlo ni agregarle nada más. Y ,tercero, espero que les parezca decente.

¡Gracias por leer!


Ella.

Camina bajo la lluvia, sin paraguas, con el cabello escurriendo agua, con las manos apretadas y la cabeza gacha. Piensa en avanzar pero desconoce su destino. Recuerda la última riña y se muerde el labio en un acto reflejo. Los celos arden haciendo ínfima la lluvia que la moja sin piedad, la tristeza le da un amargo matiz a los ríos que nacen de su frente y fluyen por sus mejillas. Detesta pelear pero más detesta hallarse en la línea dos del metro y verlo frente así, que le sonría y que se esfume su enojo.


N/A: ¿Comentarios?