Blanco

Lo siento, pero ya no puedo continuar. Intenté luchar y sobrepasar los obstáculos pero sólo conseguí más altura de la cual caer y hacerme pedazos.

No te preocupes por mi autoestima, hace tiempo que ya no sé de ella.

He sangrado todo lo que alguien puede sangrar, y mis heridas aún siguen abiertas.

Lo siento, pero ya no puedo seguir más tiempo aquí. En este lugar no parece haber ni luz ni aire para vivir.

Tiro la toalla.

Por favor, pídeme un taxi.