Tú...

¿Dónde estás?

¿Cómo te busco

Si no has dejado

Un espacio en la muralla

Que haga de puerta

Para los que te quieren

Encontrar?

Te quiero encontrar

Te quiero hallar

¿Quién les dijo que te podían llevar?

¿Qué no sabían que eras mi felicidad?

¿A dónde has ido?

No te veo desde mi castillo

En los cuentos dicen

que no te rindas,

Mas esta bailarina

nunca ha abandonado

el castillo en que vio a su soldado

al que ha amado

aún después de haberla dejado...

¿¡Quién les dijo que te podían llevar!?

Disculpa mi egoísmo,

Pero no creo que fueras tú quien decidiera

Dejar a tu muñeca a merced de un bufón

Que nada le daría

¡Y sólo lloraría por ti!

¿Qué no sabían que eras mi felicidad?

¿O te has ido porque así lo has querido?

Lo dudo, lo decía tu voz al hablar

(la oí tembrar)

Tus ojos al evadir mi faz...

Ya no te veré más...

Has sido tú al final

No te voy a esperar

Aunque a nadie más pueda amar...

Aunque sólo tú me dieras... felicidad...