Supongo que mis problemas empezaron cuando conocí a Ángela. Ella era una muchacha carismática, y yo, siendo un muchacho muy tonto, la deje que mi me haga hacer lo que sea. Desde el momento que la conocí cuando tenia doce anos, estaba enamorado di Ana. Ella nunca lo supo, pero si ella me hubiera pedido que me tire de un puente,lo hubiera hecho. Yo ame a muchas mujeres ante de descubrir que amaba a Ángela, pero Ana era la única que ame con todo mi corazón.

Supongo que mis problemas se pusieron peores cuando Ana y yo cumplimos diecisiete anos. Los dos habíamos vivido en los estados unidos por toda nuestras vidas, entonces cuando cumplimos diecisiete, nosotros podíamos sacar licencias de conducir. Ana, mi preciosa Ana, estaba un poco loca en ese aspecto. A Ana le encantaban los carros y a darle las llaves y pedir le que maneje era lo equivalente de suicidarte. Ella podía hacer que un caro hiciera lo que se le ocurra en el momento.

Se que mis problemas se pusieron aun peores cuando cumplimos veintidósanos y salimos de la universidad. Era entonces que me di cuenta que en los anos que habíamos pasado juntos, yo me había enamorado de ella.

Mis problemas son lo que van a hacer que yo muera como la mujer que podría ver sido mi esposa. Adiós. Solo voy a guardar este papel donde mi sangre no lo puede manchar, y luego voy a morir.

--Andrés Caballero