N/A: Hola a tods, me llamo María y soy nueva aquí, esta es la primera historia que publico por estos lares así que por favor decidme sinceramente que os parece, pero tened piedad de mí... soy consciente de que hay miles de cosas por mejorar en mi forma de escribir y por eso estoy aquí.

Os explicaré de que va esto de que aparezca la canción. Es simplemente la historia que me vino a la cabeza después de escuchar la canción una y otra y otra vez...

¡Espero que os guste!

DISCLAIMER: "Don't jump" pertenece a Tokio Hotel... aunque me encantaría que fuera mía.

NO SALTES

(Tokio Hotel)

On top of the roof
The air is so cold and so calm
I say your name in silence
You don't want to hear it right now

- Por favor, no lo hagas – le dije con lágrimas en los ojos, él estaba de espaldas a mí al borde de la azotea sacudiendo la cabeza.

- Déjame – me dijo, su voz temblaba y aunque no podía verle la cara sabía que las lágrimas se estaban agrupando en sus ojos - ¡Márchate! No quiero seguir aquí, no tengo fuerzas.

The eyes of the city
Are counting the tears falling down
Each one a promise
Of everything you never found

Me dolía sobremanera ver a mi hermanito sumido en semejante dolor. Le había fallado como hermana mayor, no me había dado cuenta de cómo lo estaba pasando hasta que fue demasiado tarde, hasta que encontré su carta sobre mi cama:

"Querida Xiana: lo siento mucho, no querría haber llegado a este extremo pero no encuentro otra salida. Si quieres verme por última vez estaré en la azotea de la nave. Te quiero. Xío."

La había leído mil veces y aunque no le creía capaz fui de todas formas, por si acaso.

Corría por las calles de su ciudad lo más rápido que podía aferrada a la carta de despedida de su hermano pequeño. Corría desesperada hacia las naves industriales que había a las afueras de la ciudad y aunque había cientos de ellas Xiana sabía a cuál debía dirigirse, habían compartido muchas cosas en ella.

- No puede ser cierto, no puede ser – se repetía una y otra vez queriéndose convencer a duras penas de que su hermano le estaba gastando una broma, cruel y de mal gusto, pero prefería pensar que su hermanito había perdido el sentido del humor y le gastaba una broma así a pensar que su hermanito había perdido las ganas de vivir y quería suicidarse. Llegó a la zona de las naves antes de lo que pensaba, miró hacia el cielo y en la azotea de "su nave" vio la figura delgada y "vulnerable" de su hermano pequeño.

- ¡UXÍO!

Salió corriendo nuevamente hacia la puerta de la nave, subió las escaleras que llevaban a lo alto del edificio lo más rápido que le permitieron sus piernas esperando que mientras ella subía su hermano no saltara. Llegó a arriba de todo y comprobó para su alivio que su hermano seguía ahí.

- Xío… no lo hagas…

I scream into the night for you
Don't make it true
Don't jump
The lights will not guide you through
They're deceiving you
Don't jump
Don't let memories go
Of me and you
The world is down there out of view
Please don't jump

Me acerqué a él poco a poco, no queriendo provocar que saltara. Él sin embargo parecía no darse cuenta de lo que ocurría a su alrededor y seguía sacudiendo la cabeza de espaldas a mí - ¿Por qué no te largas y me dejas? Como han hecho los demás.

- Porque a los demás no les importa que saltes y te mates, pero a mí sí – le dije sollozando.

- Debes de ser la única a la que le importa.

Llegué a su lado lentamente, temiendo que en cualquier momento pudiera saltar y acabar con todo, apoyé mis manos en la barrera de la azotea a unos pocos centímetros de donde mi hermano tenía los pies y instintivamente miré hacia abajo no habría posibilidad de sobrevivir a una caída así, levanté la vista y miré hacia sus pies, estaba muy al borde, con la cabeza gacha y los ojos cerrados, sus lágrimas cayendo a la calle desierta, su expresión parecía la de un niño perdido, y me partía el corazón.

- Xío, tienes toda la vida por delante, no lo hagas – empezó a sacudir la cabeza intentando que me callara, levanté una de mis manos y le toqué la pierna suavemente, respiró hondo y abrió los ojos para mirarme, sus iris castaños destacaban sobre el rojo que había a su alrededor, se alejó de mí lo suficiente para que mi mano dejara de estar en contacto con su pierna.

- Ya lo sé, por eso quiero acabar con todo, no tengo fuerzas para seguir con la vida que me queda por delante – me dijo mientras rompía a llorar otra vez – No quiero seguir.

- ¿Y los que nos quedamos aquí sin ti que vamos a hacer a partir de ahora?

- Vivir mejor – me contestó cerrando los ojos y torciéndome la cara.

You open your eyes
But you can't remember what for
The snow falls quietly
You just can't feel it no more

- Vamos, Xío, por favor – le supliqué una vez más mientras se acercaba peligrosamente al borde y se alejaba de mí.

- ¿Xiana no lo entiendes? No tengo fuerzas para seguir adelante – me dijo resoplando – ni siquiera tengo valor. No puedo más. Sólo quiero acabar con todo. No quiero sufrir más.

- Pero… - comencé yo.

Somewhere out there
You lost yourself in your pain
You dream of the end
To start all over again

Escuché a lo lejos llegar un coche, poco después me di cuenta de que era el coche de nuestro hermano mayor. Lo había llamado cuando descubrí la carta sobre la cama pero estaba fuera de la ciudad y no contaba con que llegara a tiempo.

Salió del coche y miró hacia nosotros, retrocedió varios pasos hasta que chocó contra el coche con la mano sobre el corazón, no podía despegar los ojos de nuestro hermano.

- ¡Por favor, no saltes! – llegó la voz de Beto desde el suelo. Miró hacia mí esperando que como de costumbre yo podría arreglar cualquier cosa que pasara con nuestro hermanito.

Ojalá lo consiga.

Hacía una hora que su hermano pequeño se había ido de casa y se estaba preocupando ya que comenzaba a oscurecer y si había entrado en el bosque sería más difícil encontrarlo.

- ¡UXÍO! ¡¿Dónde estás?!

De repente escuchó a su lado pequeños sollozos y como alguien intentaba esconderse un poco más.

- ¿Xío?

- Déjame – respondió la voz entrecortada del niño que se encontraba entre los arbustos.

- Vamos Xío, ven a casa – le dijo yendo hacia el lugar donde se escondía su hermano – Todos te echan de menos, estábamos muy preocupados. Vuelve conmigo.

El niño de 10 años salió a gatas de entre los arbustos y miró hacia su hermana de 12 - ¿Beto también?

- Claro, Beto también te quiere – le dijo Xiana sentándose a su lado – Incluso ha entrado en el bosque a buscarte. Además, ¿quién está contigo cuando te asustas de las tormentas?

- Beto – le sonrió mientras se levantaba del suelo y cogía su mano para volver a casa.

I scream into the night for you
Don't make it true
Don't jump
The lights will not guide you through
They're deceiving you
Don't jump
Don't let memories go
Of me and you
The world is down there out of view
Please don't jump
Don't jump

Cada vez me parecía más inútil lo que estaba haciendo, no iba a conseguir nada. Se dio la vuelta y dio un paso hacia atrás mirando hacia donde iba a caer.

En el suelo Beto había despegado la espalda del coche y miraba a Xío al borde de la caída.

I don't know how long
I can hold you so strong
I don't know how long

Las lágrimas caían sin parar por mis mejillas.

- Lo siento Xiana. No es culpa tuya, ni de Beto. Es que no puedo más. Sólo soy un juguete roto, me han roto y no quiero seguir así – me dijo dando otro paso a atrás.

En un intento desesperado le tendí una de mis manos – Por favor, puedes hacerlo. Sólo tienes que intentarlo.

Just take my hand
Give it a chance
Don't jump

Empezó a sacudir la cabeza otra vez con los ojos cerrados – No hay vuelta a atrás, Xiana. Se acabó – me dijo mirándome fijamente – Lo siento mucho. Dile a Beto que le quiero y que no ha sido culpa vuestra.

Después de eso mi mente registró todo lo que ocurrió como si hubiera sido una película o un mal sueño.

- Te quiero.

- No – le dije con un hilo de voz.

- Adiós.

Cerró los ojos y se dejó caer de espaldas al vacío.

- ¡NO!

I scream into the night for you
Don't make it true
Don't jump
The lights will not guide you through
They're deceiving you
Don't jump
Don't let memories go
Of me and you
The world is down there out of view
Please don't jump
Don't jump

Todo ocurrió muy rápido, veía a mi hermano dejarse caer como si ni siquiera morir fuera algo importante para él, estaba desencantado de la vida y sin ganas de seguir peleando. No quería seguir viviendo y aunque es mi hermano y debería respetar sus decisiones no iba a quedarme de brazos cruzados mientras se tiraba a la calzada desde un décimo piso a escasos metros de mí.

Sin pensarlo dos veces salí corriendo hacia él, apoyé la rodilla en el alfeizar y me asomé extendiendo el brazo, lo cogí de la camiseta y tiré de él para que cayera en la azotea pero el esfuerzo me hizo perder el equilibrio y lo último que recuerdo fue caer al vacío. Entonces todo se volvió negro.

And if all that can't hold you back
I'll jump for you

Me desperté sobresaltada sobre algo blando y me senté rápidamente, miré a mi alrededor confusa y me di cuenta de que estaba en mi habitación.

- Hey – me dijo Xío sonriendo desde la puerta – No debiste hacerlo.

- ¿Qué pasó? – le pregunté aún desorientada.

- Cuando me cogiste y me tiraste al suelo no sabía que había pasado, me giré y estabas cayendo así que te agarré y te puse en suelo firme pero ya estabas inconsciente – entró en la habitación y se sentó al borde de mi cama cogiéndome la mano – Gracias. Me has hecho ver que aún tengo cosas por las que merece la pena vivir.

FIN

Las reviews son altamente apreciadas, quiero saber en que fallo.