Los Cuatro Lobos

Viaje Nocturno

1

Los cuatro lobos somos un grupo de jóvenes que recorremos el oeste cumpliendo diferentes trabajos, generalmente para los bancos, para ganarnos la vida.

Nos contratan para asegurar sus cajas fuertes mientras van de una sucursal a otra, para proteger a un encargado durante un viaje importante.

En esta ocasión nuestro empleador viaja con nosotros, con él un maletín lleno de algunas escrituras y una pequeña caja fuerte. El señor responde por el nombre de Robert Blake, contador del Banco Águila del Oeste sucursal de Sacramento.

Viajamos en tren para llegar a Nueva Dallas.

Afortunadamente Fernanda está conmigo en el vagón. Ella es una joven muy callada. Habla cuando cree que es necesario. Aprovecho para anotar los ingresos y gastos que hemos tenido para darle esa información a Indiana, la encargada del dinero. Aprovecho en escribir en mi cuaderno algunas cosas sobre el viaje.

Tocan la puerta de nuestro vagón, es una secuencia de toques en clave, uno de nosotros debe ir con Taylor a ver como está la caja y nuestro empleador.

-Te toca ir a ti. Tranquilo cuando pase Indiana voy a darle lo que escribiste sobre los gastos.

Me comenta mi compañera mientras se acuesta en el mueble del vagón y mientras yo le pongo unas balas a mi pistola de mano y le doy los papeles.

-Muchas gracias Fernanda.

Le respondo acercándome a la puerta.

Salgo del sitio que nos asignaron, afuera me espera el líder. No lleva arma alguna, solo sus puños y altura de casi dos metros.

-La primera escala es en la bodega del tren y la segunda e el vagón privado del señor Blake.

Recapitula Taylor.

-Sé que no llevas armas de fuego. Solo llevo mi pistola de mano y lagunas rondas.

Le indico seriamente.

-Pues dejemos de perder tiempo hagamos lo que nos toca. Además tienes una cara de querer dormir lo más pronto posible. Tranquilo todo terminará rápido.

Me comenta riendo.

Salimos del vagón y tomamos el pasillo que da a la bodega del tren. A lo lejos se ven los otros pasajeros durmiendo. La noche es algo fría y llena de estrellas. Me recuerdan a las noches del pueblo anterior en donde estábamos antes de ir de viaje con este señor y aceptar el trabajo. Aunque nos hacía falta el dinero.

Si pasa algo malo, contamos que la guardia del tren nos ayude y que los oficiales que viajan como pasajeros intervengan.