Yay~

Vovemos a los drabbles. No estaba muy segura de subir esto (porque, dicho sea de paso, esto ya estaba terminado cuando comencé "Azul pastel," así que no sabía si quería cambiarle algo o que), pero bueno, aquí tienen el drabble triste que busca balancear toda la miel de los últimos tres capítulos.

¡Ta-tan! Disfruten.


Cyan

He's everything you want

He's everything you need

He's everything inside of you

That you wish you could be

He says all the right things

At exactly the right time

But he means nothing to you

And you don't know why...

Vertical Horizon, "Everything You Want"

"Estoy enamorada de ti."

Algo en su garganta se partió a la mitad de la frase e hizo que se encogiera internamente.

"Estoy enamorada de ti," intentó de nuevo.

La palabras sonaban bien, eran las correctas; la cadencia de cada silaba cayendo en su lugar… Y aún así no reflejaban nada, su tono temblaba y tras cada repetición era un poco más difícil pasar saliva y evitar que las lágrimas de desesperación que le apuñalaban los parpados se desbordaran.

En el cuarto a oscuras era difícil ver claramente su reflejo en el espejo de cuerpo entero que tanto había insistido en comprar, y lo agradecía casi amargamente porque no quería saber la clase de cara que estaba poniendo—si el tono totalmente equivocado de su 'confesión' no mataba su propósito, la expresión de completa desesperación en su rostro seguro que lo haría.

Pero no puede no hacer esto.

Siguió atragantándose con las palabras, las silabas muertas sobre su lengua.

Intentó un acercamiento diferente.

"Te amo."

Algo amargo le subió casi hasta los labios, una nauseabunda sensación que hizo presa de ella y la obligo a postrarse de rodillas frente al espejo mientras continuaba mancillando las palabras una y otra vez, hasta que no eran más que un sollozo escondido tras sus manos.

Honestamente, quisiera—más que ser capaz de decirlo de una manera creíble—sentir lo que dice.

Pero Paprika sabía que estaba mintiendo.

Ochre no había sido un amigo; solo eran un par de personas que se llevaban bien, casi siempre se saludaban y hablaban de vez en cuando. Nada más, ella no quería nada más. Nada. Nada. Nada.

Pero Ochre si, y no había tenido la decencia de respetar los deseos de Paprika.

Era como enterarte de que Darth Vader era tu padre, o que había habido un ataque terrorista en la ciudad donde vivías, o que la peste negra había evolucionado al punto de resistir todo tipo de antibióticos.

Solo que peor.

Y ella no podía hacer nada que no fuera a terminar rompiéndolo—o a uno de ellos al menos, la opción más viable es que sea ella, porque, después de todo, ¿qué clase de chica estúpida le dice que no a un muchacho agradable y considerado como él?

Desearía que Ochre fuera un poco más cruel, un poco más malo, para que pudiera odiarlo con libertad; pero, como están las cosas, no puede hacerlo.

"Te amo" resuena en la noche, como una canción de cuna.

x Fin de Cyan x

Eh... ahora siento que el capítulo quedó muy corto... Nada volverá a ser lo mismo después de fluffzilla.

En otras noticias, después de tantas cosas externas a la historia original, totalmente perdí el hilo de Tinta Invisible... así que me tardaré un poco, pero prometo actualizar en cuanto pueda.

Aparte de esto, estoy teniendo problemas con el editor de la página, sólo me permite ver el codigo html y quería saber si alguien sabe por qué pasa esto, os i debería reportarlo, o qué. Les agradeceria su ayuda.

Y ya, ¡nos vemos!