Sex, Drugs… and a Baby?

Prologo

"Los planes de vida nunca funcionan"

La chica de cabello negro caminaba en círculos por toda la habitación de manera nerviosa al tiempo que la rubia jugueteaba con sus pendientes de oro tratando de matar el tiempo.

— Como sigas así terminaras haciendo un hoyo en el suelo— le advirtió a su amiga en broma tratando de quitarle algo de tensión al ambiente— Y no creo que a los del piso de abajo les vaya a causar gracia.

Emma solo le dirigió una mirada furibunda antes de continuar andando de un lado a otro.

— ¿Cuánto falta? — preguntó tirándose en la cama de edredón rosa donde yacía Tiffany.

—El hecho de que me preguntes a cada rato no va a hacer que el tiempo avance mas rápido— canturreó la ojiazul con una sonrisa bailando en sus labios cosa que solo irrito más a la morena. — Listo, cinco minutos— dijo y se puso de pie con los ojos brillando de emoción— Imagina que saque tu cabello ¡Dios! Sería fantástico.

—Si, supo…Eh, para tu caballo rubia, no voy a tener un bebé.

Tiff negó con la cabeza bastante divertida antes de abrir la puerta del baño. Se sentó en la orilla de la tina y miro expectante a su compañera de piso que estaba recargada en el marco de la puerta y lucía más pálida que de costumbre.

—No eres la única que quiere saberlo— murmuró tratando de infundirle ánimos a la chica frente a ella.

—No puedo hacerlo— respondió Emma sentándose a su lado mientras apoyaba su cabeza entre sus manos. Tiffany suspiró —Hazlo tú— le indicó sin mirarla.

— ¿Pretendes que toque eso? — preguntó la rubia señalando la prueba de embarazo que yacía sobre el lavabo.

— ¿No me has oído? — gruño la morena.

—Anda— contestó ella— No pienso tocarla ¡Haz orinado sobre ella!

Emma puso los ojos en blanco, de todas las chicas que había en el mundo venía a hacerse amiga de la única que tenía complejos de princesa.

—Haz practicado sexo oral con la mayoría de los estudiantes de medicina de la facultad ¿y no puedes tocar una maldita prueba de embarazo?

—Es distinto— se defendió Tiff mientras se balanceaba de adelante hacia atrás en la bañera. ¿En que sentido? Pensó Emma pero no dijo nada. Estaba demasiado mareada— ¿Si te pago diez dólares lo harías?

—Quince— negoció la rubia con una sonrisa maliciosa y la morena asintió de mala gana.

¿Quién dijo que las rubias son tontas? Pensó y una voz dentro de su cabeza inmediatamente respondió con un "Alguien que no conocía a Tiffany Smith" Ella asintió, conforme con eso, pero no agregó nada más, solo quería acabar con ese asunto de una buena vez y convencerse a si misma de que solo se estaba sugestionando.

— ¿Y bien? — preguntó después de varios minutos.

—Podrías llamarle Jackson— respondió la rubia— Es un nombre lindo para un niño. O quizá Tiffany — fue la única que se rió de eso, al ver que Emma no decía nada suspiró y se sentó en el suelo frente a ella— ¿Te sirve saber que esto tiene solo un noventa y nueve porciento de exactitud?

Se mordió el labio inferior sintiéndose un tanto culpable al escuchar a Emma sollozar.

— ¿Qué voy a hacer ahora? — Dijo la chica entre gimoteos— Apenas llevamos un mes en la universidad y… y…— no quería decirlo. Sabía que en cuanto la palabra 'embarazada' saliera de sus labios ya no podría negarse que era verdad. Y aunque no quisiera admitirlo, en su mente rezaba por que solo se tratara de un mal sueño. Uno realmente malo — ¡Mis padres van a matarme!

—No te pongas así, puede que este cacharro este equivocado— trató de consolarla Tiff— Vamos, no seas negativa ¿Qué tal si vamos por un helado?

—No estoy siendo negativa Tiff, estoy siendo realista— gruño la chica— Mi plan de vida acaba de irse por el caño. Tendré que irme de la facultad y regresar a vivir con mis padres— dramatizó al tiempo que se dejaba caer dentro de la tina— jamás podre terminar la carrera y tendré un empleo mediocre vendiendo cosméticos por catalogo. Y mi hijo ¡Dios! ¡Me reclamara toda la vida el no haber conocido a su padre!

Emma abrió los ojos en ese instante y se levantó de un salto.

— ¡Su padre! — gritó mientras temblaba incontrolablemente. Tiffany la miró asustada ¿y si había entrado en shock? Considero la idea de abofetearla pero conocía bastante a Emma como para saber que le devolvería el golpe si se atrevía a tocarla.

— ¿Al menos tienes una idea de quién es? — Preguntó cruzándose de brazos — Espero que no se trate del chico del club de ajedrez

Y es que según lo que Emma le había contado en todo el mes que llevaban compartiendo piso, las citas que había tenido durante su último año de preparatoria no eran la clase de chicos que se destacaran por ser guapos y populares, si no mas bien, por todo lo contrario.

— ¿Sabes donde vive Dick Grayson? — preguntó Emma cuando al fin pudo articular algo coherente.

—Si pero ¿Qué tiene que ver Dick en todo esto? — preguntó su amiga extrañada. Dick era uno de los chicos más populares de la facultad pese a tratarse de un novato, aunque bueno, con ese físico y el dinero de su familia, no era de extrañar que todos estuvieran detrás de él. Ella misma se incluía en esa lista. Sin embargo, parecía que entre su compañera de apartamento y mejor amiga y el chico había una relación un tanto… violenta. Y es que cada que se topaban no hacían más que mirarse con odio, dirigirse palabras bastante altisonantes e incluso una vez Emma se lanzó a golpear al chico después de que la insultara. Y es que según le había contado la morena ella y Dick habían sido compañeros desde la secundaria y nunca, jamás de los jamases habían podido llevar una relación lo que se dice cordial.

Emma la miró directo a los ojos y fue todo lo que Tiffany necesito para entender de qué iba el asunto.

—No me digas que tu y Dick…— murmuró llevándose una mano a la boca antes de dejarse caer dentro de la tina junto a la muchacha de ojos negros, que asintió con la cabeza.

Ambas resoplaron al mismo tiempo pero no dijeron nada más. Tiffany torció la boca. Ahora si que era momento de ponerse negativos, o como decía Emma, momento de ser realistas.

"Vaya mierda de día" pensó Tiff. No fue la única.

Notas de la Autora: Y bien ¿Qué les ha parecido? Un nuevo y corto proyecto que llego a mi mente hace unos días. Espero no haya sido tan malo de cualquier manera un review nunca esta de más para decirme cuan horrible ha sido ¿no? Aunque en caso de que ós haya gustado sería mucho mejor recibir un review. ¿Qué la historia es un poco cliché? Quizá, pero me agrada. Tratare de subir el próximo para la siguiente semana, depende de la disposición de mi musa.

En fin, nos leemos pronto, supongo.

Y recuerden, criticas, sugerencias, halagos, amenazas, etc. Solo denle al botón verde de aquí abajo. Venga que no muerde :B