Creo que debo aclararlo de una buena vez: el abuso y la violencia domestica no se justifican, nunca: no hay "peros", se acabo: jamás habrá razón para hacer uso de la fuerza contra alguien sin provocación y menos aun en el contexto de una pareja.

Ahora ¿Por qué aclaro esto? Bueno, porque dependiendo de algunas interpretaciones, lo que voy a decir puede ser para algunos una de las cosas más misóginas que he escrito en mi vida (aun cuando en realidad, pienso que es todo lo contrario)

El año pasado vimos dos casos de violencia domestica en celebridades: Tiger Woods recibiendo la paliza de su vida a manos de su esposa y Rihanna siendo golpeada a su vez por el cantante Chris Brown; casos parecidos, pero no iguales, al menos, no ante la percepción que la sociedad tiene de los estereotipos y roles de género.

Existe una idea preconcebida acerca de lo que uno debe esperar de un caso de violencia de esta naturaleza: es fácil imaginar a una mujer indefensa tanto física como mentalmente que es torturada día tras día por su esposo o novio, y tristemente, estos siguen siendo la mayoría de los casos, y siempre son tratados como algo serio y solemne.

Pero ¿Qué pasa cuando el caso es el contrario? ¿Cuándo un hombre es abusado por una mujer? Si, pueden reírse si lo desean, pero estos de hecho existen: no son muy comunes de oír ¿verdad? ¿O podría haber otra…explicación?

Pensemos por un momento en el reino de la ficción: películas, series, caricaturas, entre otros; a veces, con el fin de obtener risas fáciles, cuando se muestra un personaje femenino temperamental que no puede contener sus emociones golpeando, pateando o abusando de cualquier otra manera física a un hombre, en muchos casos, su interés amoroso.

Claro está, es solo por comicidad, pero en cierto modo esconde una triste realidad anti-feminista y, de algún modo, al mismo tiempo anti-género masculino:

-Que las mujeres pueden abusar de los hombres, porque estas son débiles y no haría gran mella contra el sexo opuesto.

-Que los hombres merecen abuso, y si te quejas de él, tu masculinidad (si no es que tu sexualidad) merece ser cuestionada.

Solo recuerden, por otro lado, las representaciones del abuso hacia la mujer: siempre son puestas como tópicos de enorme seriedad, con énfasis en el dramatismo y la realidad ¿se imaginen si una serie, película o caricatura representara abuso hacia la mujer para obtener risas? La mayor parte de la audiencia quedaría horrorizada acerca de cómo pueden usar un tema tan delicado para la comedia.

Eso expone muy bien las expectativas del inconsciente colectivo (usando un poco la teoría de Jung) acerca de los géneros: que la mujer no puede controlar su carácter y se le debe justificar el uso de violencia (lo cual, debo decir, es increíblemente sexista) y que el hombre no debe llorar ni quejarse, porque es para "maricas".

Volviendo a los casos de Tiger Woods y Rihanna; uno puede decir que la esposa del golfista tuvo cierta justificación, tomando en cuenta que esté le fue infiel, pero violencia sigue siendo violencia ¿Acaso vamos a condonar estos actos? ¿No dijo Gandhi "ojo por ojo y el mundo se quedará ciego"?

Soy de la escuela que nos dice que no debemos abusar de nadie ni usar la fuerza contra nadie jamás, sin importar genero o alguna otra circunstancia agraviante (a menos claro, que mi propia integridad este en riesgo, es decir, tampoco hay que ser un idiota que aguanta todo y ni la voz levanta…ya viví eso jóvenes, créanme, es una sendera muy triste…)

Por cierto: uno de los casos fue discutido en varios paneles sobre las terribles consecuencias del abuso, el otro, fue parodiado en el programa de comedia y sketches "Saturday Night Live" ¿Pueden adivinar cual fue cual?