¡Hola, Gente!

Pues este es un pequeño cuento, que hice con ayuda de o_o_aurora_o_o en el Livejournal, ya que ella me dio tres palabras, entre esas:

Tren

Veía las nubes desde el vidrio y pensaba que no podía creer en donde estaba sentada... era increíble que allá arriba todo siguiera igual, ese algodón natural en blanco, moviéndose a una velocidad mínima para sus ojos, haciéndola pensar en un sombrero. Era impensable que el cielo siguiera igual, cuando las cosas en la tierra cambiaban de esa manera.

La noticia de esa enorme máquina había corrido por la ciudad con una celeridad impresionante. Decían que era lo último de la tecnología, lo que llevaría a la humanidad a una nueva era. Desde ese momento, había hecho todo lo posible para ser una de las primeras personas, una de las primeras que harían el viaje inaugural.

Lo había logrado, sus ahorros se diezmaron más de la mitad, pero no importaba. Allá, en los meses que tuvo que esperar por el primer viaje, jamás se arrepintió de lo que hizo.

Y, cuando por fin llegó al andén y lo vio con sus ojos, abrió la boca y la sorpresa le inundó el cuerpo de la impresión. Sonrió como si hubiera regresado a la infancia, y entró en los compartimientos, buscando su espacio; viendo a todo lado, como si un carrito con comida y asientos fueran cosa de otro mundo a sus ojos.

—Les habla el capitán. Por favor, abróchense sus cinturones, porque el Tren-air va a despegar en este instante…

Lo hizo, aunque no creyó que fuera necesario. Despegó simplemente dado un pequeño salto hacia arriba y enfiló con gracia, un movimiento suave, hacia el cielo.

Desde la ventana las personas, robots, edificios y simples autos magnéticos se hacían más pequeños; y pronto, pasaba por las nubes como si están no fuera nada más que aire; mientras empezaba el primer viaje a la luna en tren…. ¡Increíble!

OoOoO

Pues, eso es todo… Espero que les haya gustado!