Orus es una serie original de Producciones Gran Torre, se prohíbe su reproducción o uso por terceros salvo para material de Fan Fics, Fan Arts y Juegos de Rol.

Pd

Si alguien hace un Rol de esto que me avisen para entrar XD.

Capitulo 91

Nuevos Caminos

Serie: Orus.

Género: Ciencia Ficción Mecánica.

Fecha de inicio: 22/09/2012, 3:28 pm.

Fecha de término: 07/10/2012, 9:29 am.

Autora: Silvia Vega Gutiérrez, directora jefe de Producciones Gran Torre.

-o-

Baldwin reacciono tan rápido que parecía haberlo estado esperando, sujeto a Calixto del brazo y la arrastro a la casa donde le hizo contar todo, ella no opuso la menor resistencia y simplemente relato como había llegado escondiéndose desde Weizen, buscaba un sitio seguro pero no sabía cómo llegar exactamente a Circo de Pánico y quizás por más mala suerte que otra cosa había terminado en la Zona Alta, Bret le hallo cuando llevaba dos días escondida en el gimnasio del Instituto Alba, robando electricidad de un toma corriente, le llevo a la casa y no sabiendo cómo decirle a su dueño la escondió en el cobertizo aunque tuvo que romper una ventana para entrar, estaba allí dentro desde entonces, sin más pasatiempo que espiarle por la ventana cuando estaba lo bastante cerca en el jardín, no sabía que más hacer, había un asesino suelto, mientras pareciera que había desaparecido de la faz de la tierra estaba segura.

Una vez termino su relato solo espero, no imaginaba con que podría salirle Baldwin y este tampoco parecía saberlo pues tras mirarla por unos segundos suspiro desalentado y se dirigió al teléfono, tuvo que preguntarle que hacia.

-Llamare al PDC, que te lleven de regreso a Akron o donde creas que estarás segura.

-¿No puedo…quedarme aquí…?-le miro.

-¿Estas loca?, si de verdad hay un asesino persiguiéndote lo ultimo que quiero es que te halle en compañía de Bret, debería darte vergüenza a verlo puesto en ese riesgo, tan solo es un niño.

-T_T Lo se…lo siento muchísimo…

-No quiero tus disculpas, ya termine contigo-empezó a marcar, Calixto se levanto y le detuvo.

-¡Por favor!

-¿Por favor?-le hizo a un lado- ¿Por favor que?, no te conozco y nada te debo, te quiero fuera de mi casa y lejos de mi familia, ¿entendiste?, no me lo hagas más difícil.

Volvió al teléfono y ella volvió a sentarse, apretó las manos, no quería irse, si el PDC la llevaba a cualquier lugar su paradero seria conocido por el Colectivo y tarde o temprano ese pequeño monstruo la encontraría, entonces no le vería venir porque cambiaba de forma, ¿Cómo explicarlo sin parecer una demente?, ¿Cómo convencer a Baldwin de tenerle piedad después de lo que le había dicho en el festival?, lo vio terminar y tuvo una idea desesperada.

-Ya vienen por ti, puedo darte para una recarga pero será todo, quédate aquí hasta entonces-se dirigió a la salida.

-Si soy Cnosos-soltó a bocajarro, el capitán se detuvo en la puerta sin mirarla.

-¿Qué…?

-Dije que si…si soy Cnosos…-seguía sin voltear-al menos…es el mismo cuerpo…Spam me desenterró de New York, me arreglo pero mi memoria se había arruinado asique no recuerdo nada de quien era antes…de Cnosos…pero aunque no lo recuerde creo que si soy ella…

-…Dijo que había enviado un equipo a revisar…

-¿Nox?, mintió, como en todo.

-No puedo creer que me digas esto justo ahora…

Bret y Magda se habían quedado afuera, el chico estaba angustiado, había llegado a encariñarse con Calixto y de verdad quería ayudarla, Magda se sentía confundida, no estaba celosa porque aunque quería mucho a Baldwin no había llegado a amarlo pero le preocupaba su frágil espíritu, sostuvo a Bret en sus brazos, eso le aliviaba.

Pasado lo que se le hizo una eternidad llego una patrulla del PDC diciendo que venían a recoger a alguien, Baldwin intercambio unas palabras con los uniformados antes de dejar que metieran a Calixto atrás y luego fue con Magda y Bret, abrazo muy fuerte al niño por alguna razón.

-Voy a acompañarla a Akron para que llegue a salvo, tú te quedas aquí con Magda.

-¿No puede quedarse?, ella no es tan mala.

-Lo se pero no se trata de eso…-le limpio una lagrima-tienes un gran corazón, Bret, estoy orgulloso de ti.

-¿Baldwin?, ¿esta todo bien?

-Lo estará-se levanto y extrañamente estrecho la mano-cuida bien de Bret, se cuanto lo amas.

-Oye, no me gusta la forma en la que estas hablando…

-Deje algo para ustedes en la mesa, búscalo después.

Se despidió y subió al vehículo, más tardaron en irse que Magda en correr a la casa y tomar la nota sobre la mesa, su maquinaria acelero y luego casi se apaga, no lo asimilaba, Bret estaba a su lado intentando averiguar que ocurría pero ella solo acertó a tomar su mano y entonces se rio porque ahora se daba cuenta de algo, solo había visto ese brillo en la mirada de Baldwin una vez, en la foto de él con Cnosos que cayó de la nota.

Orus había dejado muy en claro que no quería visitas, sobre todo con este desorden de personalidad que le daba cada vez peor, pero cuando le avisaron que había un chico con pinta de admirador de Nox buscándolo le gano la curiosidad, Axel era lo bastante poco conocido para tenerle confianza sin temer repercusiones.

-Primero que nada: Te vez excelente =/

-Te lo agradezco, ¿Qué ha pasado en el mundo?

-Pues del tal Second Nox ni rastro, quizás se fue a buscar victimas en otro estado, con eso de la lista no se sabe y no me hagas hablar de su gran habilidad para esconderse.

-¿Ya lo conociste?-pregunto suspicaz.

-._.U No, me contaron…

-…Igual es cierto, es como una maldita cucaracha ¬¬ y yo todavía no estoy preparado para irme, no hasta que consiga esa información.

-¿Qué es exactamente lo que esperas encontrar?, es decir, ¿en verdad hacia falta que te encerraras?

-Esta aquí-toco su cabeza-Fort Nox, y no hablo de sus recuerdos o su personalidad, hablo de él mismo, aquí dentro, haciendo quien sabe que con mis neuronas…y no me mires como si estuviera demente-Axel miro hacia otro lado-cada vez que le presiono o saco a la luz lo que se, eso le provoca, luego me pierdo y no sé que hace pero cuando vuelvo en mi se más que la ultima vez.

-Como quien dice, estas hakeandolo.

-Algo así, mientras lo mantenga a un nivel tolerable podría de a poco rescatar todo lo que él sabe, incluyendo su lista y la localización del Área 51.

-¿Y eso para que lo quieres?

-¿Cómo para que?, Lucia y todos los otros humanos que no han sido embotellados aun, no puedo vivir tranquilo sabiendo que siguen allí, además…allí hay otra cosa, aun no sé que es pero lo intuyo, Nox ocultaba algo muy peligroso y tengo que encontrarlo.

-Espera, si dices que Nox está en tu cabeza, ¿no te preocupa que trate de detenerte?, podría terminar matándote o dejándote en coma con tal de alejarte de sus secretos.

-Me consta, ya me amenazo, pero como cometió la torpeza de bloquear mis emociones estoy dispuesto a tomar cualquier riesgo en el camino, además…si realmente quisiera detenerme ya lo habría hecho…

"Atención, la hora de visitas termina en cinco minutos, la hora de visitas termina en cinco minutos…"

-Sera mejor que te vayas y te recomiendo no volver a menos de que suceda algo importante.

-Enterado, solo si alguien se muere-sonrió burlonamente, Orus también, le gustaba su sentido del humor.

Se levanto para marcharse cuando algo en el televisor del techo llamo su atención, ajusto el oído, era la noticia de un accidente de transito en la interestatal, las imágenes mostraban un vehículo del PDC con la parte trasera como si hubiera estallado, Orus noto que miraba y presto atención.

-"…aunque los dos miembros del PDC que conducían salieron con tan solo daños leves, la suerte no fue la misma para los pasajeros; la radical identificada como Calixto, quien estaba desaparecida desde el mes pasado y el conocido Capitán Baldwin, ex miembro del Estado Mayor, se cree que la explosión pudo darse por un fallo en el motor eléctrico que…"

-Murieron…

-Eso parece-dijo Orus pensando que preguntaba-como si no tuviéramos suficiente muerte estos días.

-Ya me voy, oye, cuídate mucho.

-Lo intentare, saluda a Victoria a por mí.

Se separaron, en cuanto salió de la sala de visitas no pudo evitar sonreír a medias, Cnosos finalmente estaba muerta, no había sido obra suya pero dejaría de estar buscándola y Baldwin…no era de la lista pero era patéticamente romántico que hubiese terminado junto al amor de su vida, la belleza de eso casi compensaba el desaire de un accidente casual.

-Uno menos-se dijo-quedan siete.

"Querida Magda:

No pretendo dar explicaciones para lo que podrías considerar una locura, me conoces, soy un sentimental enamorado y solo hay una cosa en este mundo que me hace completamente feliz: es ella, lo supe siempre, lo veo en su mirar y lo siento dentro de mi…"

-¿Qué tanto decía esa carta?

-De hecho era una carta vieja, la escribí cuando supe que estarías en el festival, solo tuve que agregarle donde encontraría los papeles que le permitirían adoptar a Bret y quedarse con mis cosas.

Iban en un camión de carga, todo había pasado demasiado rápido, tras los primeros minutos de angustia y dolor, Baldwin le había sujetado de los hombros como si fuera a zarandearle pero entonces sus ojos de hallaron, fue casi cósmico porque los dos aseguraron ver estrellas; sin dar mayores explicaciones busco una carta, escribió su nota de despedida y salieron, los dos agentes del PDC eran viejos soldados del escuadrón de Baldwin y no dudaron en unirse a la artimaña, llamaron de camino a otro que ahora era transportista y armaron un plan ejecutable sobre la marcha.

La explosión fue cosa de jugar con esa batería eléctrica que todos los autos modernos tenían en la cajuela, se habían detenido en una estación de camioneros que fue donde cambiaron a los pasajeros por dos armaduras usadas y cuando le vehículo estallo haciendo volar trozos de metal en el aire ellos ya iban dentro del camión cargado de frutas, alejándose del estado.

-¿Ósea que habías planeado esto…desde antes?

-¿Qué puedo decirte?, soy un romántico sin remedio-abrió la ventanita del cajón- Gracias por todo, James, ¿Cuánto te debo por las armaduras?

-¿Cómo cree que voy a cobrarle, capitán?

-¿Hacia donde es tu ruta?

-De Nebraska hasta Alaska, señor.

-¿Te gusta el clima frio?-le pregunto a Calixto-ella miro ha otro lado- ¿ahora que tienes?

-Gracias por ayudarme…pero ya te lo dije…no recuerdo cuando era Cnosos…y no se si puedo volver a ser ella.

-No quiero que seas ella-tomo su mano y le miro-solo quiero que seas tu y empezar desde cero.

-¿Así sin nada?

-Sin odios, sin rencores, debí darme una oportunidad hace mucho tiempo.

-¿Y si no funciona?, ¿si te hago daño de nuevo?

-Me arriesgare, ¿Qué me dices?, ¿nos damos una oportunidad?

Ella apretó su mano y entonces sintió algo allí, miro hacia abajo y vio una estrella magnética en su palma, era vieja pero le resultaba tan familiar, le alegraba, se hecho a sus brazos y solo asintió, habían tenido que fingir su muerte y ahora se hallaban en camino a una nueva vida.

La Ruta de las Artes se volvía popular día con día pero aun no adquiría el nivel de transito de la Interestatal asique por ahí de las cinco estaba casi desierta y no dejaba de llamar la atención la figura de una persona cubierta de una raída capucha de viaje que caminaba con cierto apuro rumbo a la carretera principal, de vez en cuando miraba hacia atrás sin detenerse pero en una que lo hizo fue porque escucho un pitido que le detuvo, se quedo esperando hasta que un colorido camión con la leyenda "Circo de Pánico 2.0" se detuvo frente a ella, se bajo la capota entonces.

-¡Clío!-Aiko casi salto por la ventana para llegar a ella-¡Pensé que no íbamos a alcanzarte!

-¿Para qué me siguieron?, se los dije, no me quedare a que me maten.

-¿Y huir cobardemente te parece una mejor opción?

-¬¬ ¿Te digo algo, Kaboom?, si, me parece una excelente opción, porque eso es lo que he hecho toda mi vida, salir corriendo cuando algo me amenaza, y no me avergüenzo porque eso me ha mantenido viva hasta ahora.

-Esa es una forma triste de vivir…

-Yo no diría que vive, Pernau, más bien solo sobrevive.

-¡Blanco!

-Digan lo que se les dé la gana, me marcho y si saben lo que les conviene no trataran de detenerme =(

-¿Y quien dijo que veníamos a detenerte?-dijo Aiko sorprendiéndola-¡Nos vamos contigo, amiga!

-¿Qué?, ¿De qué hablan…y de dónde sacaron ese camión?

-William nos lo dio-explico Kaboom, iba al volante y la cabina era para cinco-era un regalo para la compañía de Cluny, le dijimos que vendríamos por ti cuando encontramos tu nota de despedida y nos lo regalo prácticamente.

-Nos preocupaste mucho, no podíamos dejarte sola-dijo Pernau.

-0.0…En serio…se preocuparon por mi…

-¡Blanco X3!

-Claro que si, mira, Cluny se fue y sin ellos no es lo mismo pero nosotros seguimos aquí, juntos como cuando nos fugamos de Akron, somos casi una familia y tu, bueno-tomo sus manos-también eres parte de esta n_n

-…Una familia…no sé qué decir…

-¿Estas llorando?-pregunto Kaboom con sorna, eso hizo que recuperara su aplomo.

-¡Tu cállate!, ¡Y vete para atrás que yo conduzco!, serias capaz de estrellarnos contra un camión de propano si puedes.

Todos se rieron, hasta Pernau un poquito, Clío estaba algo turbada mientras esperaba a que se reacomodaran para tomar el volante, Pernau también se fue atrás con Kaboom y Candelaria, Aiko se quedo a su lado…una familia…para ella que siempre se había sentido marginada, excluida incluso por su propio temperamento en un cuerpo que odiaba, pero estas personas le querían y no iban a dejarla, eso le conmovía de una manera especial, mejor hacer algo antes de que notaran que tenía un lado blando.

-Que les quede muy claro a todos, si van a andar conmigo yo seré la líder, ¿está claro?

-Clarísimo-dijo Kaboom-y como líder supongo que ahora nos dirás a donde vamos.

-Así es, como líder yo digo que…-no había decidido un lugar aun-acepto sugerencias…si nnU

-Pernau tiene una idea-dijo Aiko.

-D: Ay no, no, no es nada…

-Ya escúpelo ¬¬

-…No es tan buena…solo pensé que podríamos…que podríamos ir…a…Paris…-la última palabra fue casi un susurro pero se escucho.

-¿Paris?, ¿Paris, Francia?

-¡Blanco!

-Podemos tomar un avión en Atlanta-dijo Aiko-y volar a Europa, me encantaría conocer Francia, dicen que es la capital de la moda de autopartes, nada personal.

-… ¿Saben?, he viajado desde siempre y nunca salí del país… ¡Francia entonces!, pónganse los cinturones que será un largo viaje =/

-¡Blanco XD!

Partieron y pronto estuvieron en la interestatal, en medio del tránsito de aquella hora dominado principalmente por los camioneros que repartían sus productos por toda la nación, rebasó a un camión frutero antes de tomar una desviación, Aiko se había acurrucado para dormir en su asiento, Pernau le contaba a Kaboom algo sobre las vistas que se lograban desde la torre Eiffel en verano y Candelaria también se había apachurrado para dormir en sus piernas como un gatito.

Clío se miro por un momento en el espejito retrovisor y por una vez no sintió esa compulsión de romperlo, esa calma en sus ojos le era completamente nueva y le gustaba, a donde le llevara el camino esta vez no iría sola y sin duda sería mejor que lo poco que dejaba atrás.

Unos días después Orus se encontraba en el jardín interno, solo como de costumbre o al menos en apariencia pues aprovecho la ocasión para empezar un dialogo con el Nox atrapado en su subconsciente.

-Has estado muy callado estos días, Nox, me gustaría saber en qué andas…

"A mí me gustaría que me dejases en paz, ya es bastante irritante estar aquí adentro"

-Es solo que creí que ibas a hacerme "pagar" por echarte en cara lo de Cnosos pero sigo aquí, imagino que entraste en razón y te diste cuenta de que si me haces algo también te perjudicaras.

"Oh, que perceptivo, pero sabes lo que dicen: hay más de una forma de despellejar a un gato"

-¿Y eso que se supone que significa?-pregunto desconcertado, al instante sintió una fuerte punzada cerca de su sien derecha- ¡Ay .!, ¿Qué…haces?

"¿Quieres información?, vamos a discutirlo bajos mis términos"

Gid llego al patio luego de una sesión de radiografías, por la forma en que los médicos le miraban no sabía si ya habían descubierto que le estaba matando o solo estaban más confundidos, como fuera esperaba que le diesen una fecha, se estaba hartando de los fármacos que solo le enfermaban más; busco a Orus con la mirada, no había podido hablar con él desde lo ocurrido y realmente quería ayudarle, todo lo que le ocurría era de una u otra forma su culpa, nunca había podido hacer algo bueno para saldar sus errores y ahora que su vida se agotaba rápidamente sentía la necesidad de redimirse.

Entonces lo vio, iba tambaleándose con un brazo por delante como si estuviera ciego, se apresuro a alcanzarlo y le sujeto, balbuceaba algo que no lograba entender, sus ojos estaban cerrados asique trato de abrirle un parpado, el ojo blanco estaba encarnado.

-¡Médicos!-grito lo más fuerte que pudo-¡Médicos!, aguanta chico…

-Gid…-la voz le salió distorsionada- Gid…ale…jate…él va…-su cabeza se movía como si tuviera un tic nervioso, de pronto cambio- jejeje, toda la vida quise hacer esto…

-OO!?

Súbitamente empujo a Gid tirándole al suelo y se le fue encima a golpes, con un solo brazo no hubiera podido defenderse por mucho tiempo pero afortunadamente los guardias llegaron en el acto y les separaron, Orus se desplomo convulsionando, no tardaron en llegar los médicos y llevárselo en una camilla, a Gid lo revisaron allí mismo, nada serio aparte de un labio roto, pronto estuvo de vuelta en su celda con una compresa fría.

-¿Pero porque te golpeo?-le pregunto Nox.

-No fue él, fuiste tú…au…o él viejo tú, no me extraña, siempre supe que tarde o temprano me darías una paliza, te la debía…pero poco más y me rompe la nariz, dos veces ya es demasiado.

-¿Orus se pondrá bien?

-No lo sé…soy mecánico, no neurólogo-se fijo que en la mesa estaba el libro plateado y además varias hojas con dibujos- ¿Qué has estado haciendo?

-Sí, mira-tomo unas hojas y le mostro-he empezado a descifrar el manual, he conseguido instrucciones, es para construir algo, trate de dibujarlo pero es todo lo que conseguí.

-Siempre se te dieron los planos-dejo la compresa a un lado para revisar-…Aah…aja…esto parece…claro…

-¿Si…?

-Estas son instrucciones para construir una celda PH pero no está completo.

-Aun hay mucho que tengo que descifrar-Gid seguía mirando las hojas-¿algo más?

-…No- las dejo a un lado- aun no, sigue con eso-miro la jaula vacía del otro lado del pasillo- presiento que pronto me llamaran.

-o

Orus abrió los ojos para encontrarse tendido en el suelo de un cuarto desconocido, una pequeña habitación sin ventanas, con una puerta pesada, una cama, un modesto librero, un escritorio, una silla y una papelera, el lugar era sofocante y también familiar.

-… ¿Dónde estoy…?

-0-