} la manzana envenenada {

Lo sé, lo sé; no puedo ni con las historias que ya tengo empezadas, pero ¿qué puedo hacer?

A diferencia del resto de mis historias, ésta vez tendré que pedirles seriamente que reconsideren y piensen un rato si de verdad quieren leer esto; si se van ahora (con su cordura intacta) nadie los culpará, si desertan a medio camino (antes de que llegué muy profundo) nadie los culpará, si es que llegan al final… Entonces veremos.

Porque esto va a ser feo, cruel, doloroso, crudo, desagradable, brutal, lacerante, violento... Porque a veces así es el amor.

Y ese es el único tipo de 'amor' que encontraran aquí; ésta historia es sobre relaciones destructivas, sobre las personas atrapadas, inmersas, adictas, a ellas, y todo lo que hay en medio, lo cual incluye (pero no está limitado a) abuso físico y mental, y escenas de naturaleza explícita.

Realmente no creo que tenga que explicar más, pero están advertidos.


{oo} Selfish x Fall For You x Needs

Selfish

Bright lights and butterflies

We drink to my demise

I've got this selfish grace

A lavish taste for a brightly lit place

Infamous and famous

They are one and the same

So we drink tonight to my impending fame

This Providence, "Selfish"

Ella es la princesa, la reina y la emperatriz. El mundo entero es suyo. Toda piernas y brazos torneados y finos, piel de durazno, cabello de un rubio rojizo que atrapa y refleja los rayos del sol. No hay nadie que pueda competir con ella, nadie que la iguale en su caminar ostentoso, como si el suelo mismo tuviera que sentirse agradecido por ser pisoteado, ni en esa sonrisa que no es tanto de altanería como de desdén.

No son nada.

Las mujeres, jóvenes y viejas, que la contemplan con envidia corroyéndole las vísceras y haciéndolas sacar volutas de veneno verde por la boca. Los muchachos que se ofrecen a ser pisoteados, sin saber realmente lo que aquello implica, pensando que esos delicados pies, enfundados en tacones que deberían destrozarles la columna, no pueden lastimarlos.

Necios, tontos, todos y cada uno de ellos.

Creen que no los escucha, murmurando a sus espaldas todo lo que no se atreven a decirle en su cara; pero eso le va perfecto. El día que alguien se atreva aprenderán que no es una persona ni tolerante ni transigente, y lo aprenderán de la mala manera.

Ella se mueve por el mundo como si este fuera un campo minado y en cada paso hace explotar la tierra, y porta sus faldas y vestidos como armaduras. Ella sonríe, condescendiente casi, y los compadece desde lo más hondo del pozo de brea que es su corazón.

Ella es Snehvide: amada por sobre todas las cosas, deseada por sobre todas las cosas, envidiada por sobre todas las cosas, temida por sobre todas las cosas, reverenciada por sobre todas las cosas.

Snehvide, por sobre todas las cosas.

Fall For You

This is not what I intended

I always swore to you I'd never fall apart

You always thought that I was stronger

I may have failed but I have loved you from the start

Secondhand Serenade, "Fall For You"

Para Apfel, joven y saludable como era, el mundo debería extenderse como un mar de posibilidades, oportunidades y rutas por explorar; sin embargo, Apfel es diferente en el aspecto de que no hay nada frente a él, incluso cuando se esfuerza por atrapar un atisbo de algo. Todo se termina en donde está parado, un risco alto, una larga caída; y ni siquiera el mar esperándolo abajo, tan sólo un desierto árido y muerto.

Siendo honestos, no le sorprende, no es alguien importante o notable, nunca lo ha sido; jamás ha pertenecido a ese grupo especial de personas que 'hacen cosas'. No tiene defectos notables y definitivamente carece de cualquier tipo de talento que lo separe de los demás y lo haga brillar. Es sólo Apfel, después de todo, nadie espera mucho de él, ni siquiera él mismo.

Esa es, probablemente, una de las muchas razones por las que se contenta con ser capaz de mirar de lejos a las cosas a las que aspira, a las cosas que le gustarían tener, a-

(de todas la mujeres)

-Snehvide. Está perfectamente consciente de su posición en la cadena alimenticia, así que no hace nada más, se convence a sí mismo, con palabras que laceran aún más que el silencio de los que lo ignoran, de que mientras pueda contemplarla le basta. Así que la mira a través de sus tonos de gris, admirando los colores magníficos de los que está hecha, que la rodean y vibran y resplandecen a su alrededor como un halo de luz alborotado.

La mira, sólo la mira; y, por supuesto, es sólo un muchacho, con esperanzas que echan raíces, incluso en suelo árido, y crecen como un necio pygmaeocereus, y eventualmente, de vez en cuando, cuando menos se lo espera, siente que florece en su pecho, extendiendo sus pétalos blancos delicadamente cuando se abre y se permite soñar por el breve tiempo que dura esa sensación.

Pero, por supuesto, nunca deja de tener espinas.

Needs

All around me I see what weakness has made

Too much tomorrow I think I'll take all today

Am I a poison, Am I a thorn in the side

Am I picture perfect subject tonight

Collective Soul, "Needs"

Era otro día normal y ordinario, lleno de gente normal y ordinaria, y con situaciones normales y ordinarias, y lo estaba volviendo loco. Porque si hay dos cosas que nunca le venían a la mente a las personas cuando pensaban en Nimh, esas eran 'normal' y 'ordinario'.

Cuando él camina el mundo tiembla; y aquellos que están lejos lo reverencian y, quienes han estado demasiado cerca, pobres Icaros caídos, se ocultan. Es imposible ignorarlo, imposible resistirse; aunque debes tratar, tratar con todas tus fuerzas, antes de que sus manos te apresen y se conviertan en tu jaula porque esos dedos suyos son bisturís, y si te atrapa no dudara en acariciarte con ellos. Hasta diseccionarte completamente, amar cada pedacito de ti, romper todo; porque claro que rompe todo lo que ama. Con esas manos sería imposible no hacerlo; de la misma forma en que es imposible resistirse, porque el resto de él es una carnada.

¿Puedes verlo? Ahora mismo, allí está:

En la forma en que se mueve: fluido, como un depredador; con movimientos llenos de gracia que atraen la atención a sus largas piernas, su forma delgada, su equilibrio perfecto. Se comporta como un hijo de reyes, pero camina con el vaivén de una prostituta.

En la forma en que habla: tersa y alborozadamente, cada palabra rueda en su lengua con cuidado y se siente como miel y te atraviesa como una espina; no le costaría ningún trabajo convencer a una mujer de arruinar a toda su raza.

En la forma en que mira: los ojos que queman ferozmente, aun resguardados tras esas tupidas pestañas de obsidiana, con una sonrisa en los labios, sabiendo, que te hace sentir desnuda e indefensa y herida, y gloriosamente descarada al respecto; puede tomar todo de ti, arrebatártelo, él lo sabe, tú también. Sabes que no se lo impedirías.

Ese es Nimh, todo corrosión y filo, y la clase de persona que esperas que en cualquier momento saque de entre los pliegues de su chamarra de piel un pergamino antiguo y solemne y te pida firmarlo con sangre; solo una gota, y entonces sonríe y, antes de que te des cuenta, tu nombre está grabado ahí, declarándote parte de su propiedad… al menos hasta que se aburra. Cuando eso sucede, entonces ya no debes preocuparte; entonces, y no antes.


Okay, prometo que este es el unico capítulo que trabajo dividido en secciones, pero necesitaba presentar a los personajes principales. Ah, no sé, no sé... Este proyecto me produce sentimientos encontrados.

Como sea, ¡Feliz día del amor y la amistad!

(Si, me doy cuenta de la ironía; tal vez ustedes no, pero es que todavía no llegamos a eso.)