Para: dryadeh en LJ, que me dijo SciFi, por lo que hice otro SciFi para el meme de las tres opciones…

Aquella rubia

La muchacha hablaba con su amiga. Las dos estaban muy concentradas en susurrarse a la vez, muy juntas sus cabezas, y mirando con esos ojos medio gachos y brillantes, destilando veneno, hacia aquella rubia. Esa vez había llegado con un vestido retro y negro, muy lleno de tela pero pegado al cuerpo; aunque las otras mujeres estaban prácticamente desnudas, como era la moda. Sin embargo, por más que la rubia andaba de esa manera, algo tenía. Los hombres y las lesbianas clientes del club iban hacia ella muy atraídos y, si no iban, se le quedaban viendo, admirados.

Ya era la tercera vez que la veían en el lugar, y la tercera vez que se irían a sus departamentos sin pareja para pasar las noches. No que no pudieran hacerlo, al fin y al cabo que tenían amor propio y uno que otro "amigo con derecho". El punto era que esa mujer debía estar consumiendo.

—… No lo creo —decía la amiga de la muchacha—. Hay que decir que es muy guapa, y tiene un aire…

Su compañera la fulminó con la mirada, y por eso ella dejó de hablar. La hermana mayor de la más venenosa de las dos, fue a ellas con unas copas con tragos en una bandeja levitadora. Cuando las miró, pronto supo qué sucedía.

Esperó a estar a unos centímetros de las dos para que, aunque la música electrónica retumbaba desde todos los amplificadores en el lugar, pudieran oírle lo que les iba a decir:

—Si en verdad creen que está consumiendo, llamen a las autoridades, sino… ¡Ya dejen de hablar de ella y vayamos a bailar y divertirnos!

Las luces estaban cambiando para presagiar una canción más rápida y rítmica que a la recién llegada le encantaba, por lo que ella fue a la pista esperando que la seguirían. Cuando se dio cuenta que no era así, se devolvió y las miró terminar la llamada en versión sin holograma.

—¿Entonces? —preguntó, extrañada.

—Te tomamos la palabra, querida —le dijo su hermana, y antes de que ésta le recriminara, se fueron del establecimiento.

Las tres sabían que el lugar no era el más "limpio" de todos como para quedar varadas ahí en medio de una redada. Pero se imaginaron, como pasó efectivamente unos minutos después, de que la más perjudicada sería la rubia, por uso de feromonas artificiales. Siendo drogas que atacan a personas externas, eran de las más penadas.

A la semana siguiente, las tres encontraron compañía nocturna y nadie parecía acordarse ya de aquella rubia.

OoOoO

Sí, uno más de SciFi para la cuenta. ¿Les gustó?