SUMMARY: Él es el cantante de una banda muy famosa. Pero, ¿Qué sacrifico para llegar ahí? ¿Tomo las decisiones correctas? ¿Sirvió de algo lastimar a la persona que mas amaba? ¿Podrá perdonarlo después de tantas lágrimas derramadas por él? ¿Pondrá en riesgo su futuro por ella? Ella que ahora tiene una familia, lo que siempre quiso en el mundo, pero, a ¿qué precio la tuvo? ¿Qué tiene el que ver con ella? ¿Qué sucedió para separarlos? Los pedazos de esta relación ¿Podrán volver a juntarse? Pero no todo en esta relación es drama en el camino sucederán muchas situaciones tanto incomodas como divertidas.


Capítulo 4: "Una boda…peculiar"

Las campanas resonaban, era la típica boda cursi, pero aún así era hermosa, era mágica, era especial, en el ambiente se respiraba amor, como en cualquier boda todos eran felices, a excepción de la tía solterona y los pubertos incapaces de ver tanta felicidad sin llegar a pensar si se perdieron de la repartición de marihuana.

La novia caminaba por el pasillo con gracia, hermosa, con un brillo especial en la mirada, con una sonrisa de oreja a oreja, el vestido blanco parecía sacado de un cuento Disney, el pajecillo lucía hermoso, pensaba la orgullosa madre, hasta que miro la horrosa mancha de chocolate de la cola del ya no tan blanquísimo vestido, las manos del pequeño angelito, la cara, la ropa, todo era un desastre achocolatado, veía tan feliz a la novia que como buena dama de honor omitiría la fábrica de chocolate que traía su vestido, bueno tal vez era más por salvaguardar la vida de su hijo. Pero una cosa era segura, mataría al idiota padre de su hijo que no le podía negar nada, que la miraba culpable mientras iban caminando hacia el altar detrás de la novia, ella claro iba pellizcándolo y haciéndole otros tipos de torturas silenciosas y él con buena cara intentaba no aullar del dolor.

El novio tenía una sonrisa enorme, tenía esa seguridad grabada en todo el rostro cosa anormal en una boda, no todos los días te casabas con una gran chica… y presencias como tu mejor amiga le da una paliza silenciosa a tu mejor amigo mientras él intenta no llorar del dolor.

Los votos, los anillos, las arras, todo fue simplemente hermoso, todo fue perfecto, en cierto punto de la boda los novios estaban seguros que estarían juntos de aquí a…. que sucediera la primera pelea.


- Brooke lucías bellísima- dijo Audrey sin dejar de llorar, todo parecía indicar que si seguía así se desmayaría por deshidratación.

- Deja de llorar parece que estas en un funeral- dijo Brooke sonriendo- se supone que yo soy la que llora acaso ¿Siempre tienes que ser así de defectuosa?

- Tu maquillaje corrido te hace ver súper sexy- dijo él mirando a Audrey sin aguantar la risa.

- Tu cara de estúpido no se disimula ni con smoking- Audrey le contesto sonrojándose por esa voz lujuriosa.

- Sabes un día de estos me harás llorar por tu desprecio- contesto él sonriendo ella se veía tan bella, así sonrojada, con ojos acuosos y una pequeña sonrisilla, aquella chica era un verdadero sueño, sin duda la adoraba con un amor que era incapaz de demostrar, error, de aceptar.

- Vamos consíganse su propia boda- dijo Brooke abrazándolos a ambos- Porque la mía no la arruinaran ni con esos insípidos coqueteos.

- ¡Brooke!- gritó Audrey escandalizada, bueno el fuerte de esta chica en particular no era ser discreta- Sería incapaz de coquetear con ÉL estúpido mayor, primero coquetearía con tu tío aquel me está violando con la mirada.

Todos nada discretos voltearon a ver al viejillo de 70 años que agitaba una caja de viagra para que el trío la mirara, guiñándole un ojo a Audrey sin dejar de ver su trasero. Brooke lo saludo con la mano y se volteo completamente perturbada…


El primer baile de los novios fue… especial, salió casi bien, a excepción de cuando el novio se enredo de una manera bastante rara con el vestido, rompiéndolo la ya accidentada parte de atrás, dejando al aire el semidesnudo trasero de la novia, pero claro el flamante novio se había negado rotundamente a tomar clases de baile con Steve al parecer no las necesitaba, el resultado fue Brooke intentando huir de las constantes y curiosas mirada a su semi desnudo trasero, tal vez haber tomado una charola de vidrio no ayudo mucho a la causa, pero claro no tiene que ver con la transparencia del vidrio .

Audrey estaba a punto de llorar de la risa pero sus carcajadas se extinguieron cuando el viejo tío Lou la saco a bailar tocándole absolutamente todo el trasero, mientras el estúpido de su ex novio grababa el "tierno" momento, mientras todos los padrinos reían a carcajadas por esto y el novio lo miraba entre horrorizado y divertido.

Después de que los chicos le rogaran al tío Lou que bailara otra pieza con Audrey y esta terminara más manoseada que teclado de cibercafe le dejo ir excusándose con que tenía que ir a saludar a la tía solterona no sin antes guiñarle el ojo y enseñarle de nuevo "discretamente" la caja de viagra …

Mientras Audrey planeaba venganzas semi-letales contra sus amigos, Trip divagaba acerca de lo vergonzoso que eran sus amigos, claro que Mike y Luke no tenían las cabezas metidas en la fuente de chocolate para las fresas y bombones, Steve no estaba bailando y cantando "Poker Face" nooo, ni el novio estaba pegado a la estatua de hielo por la lengua mientras él se burlaba de todos con esa risa escandalosa; que para cualquier otra persona seria molesta, burlona y hasta extremadamente horrible pero para ella era una extraña melodía.

Mientras Audrey se perdía en sus pensamientos cursis, Trip se marchaba encabr…itado con su novia, ¿Cuál era el punto de aguantar tanta estupidez en un día? Así que se marcho "enojado" pero realmente no eran por las razones que él pensaba, si no porque desde ese día se dio cuenta de que Audrey era para Joe, ellos estaban destinados a estar juntos, ellos eran más felices juntos que separados aunque eso fuera un peligro para la humanidad, en ese momento se dio cuenta que la había perdido, se dio cuenta de que por más que la quisiera tendría que dejarla ir…

Dejando de lado las cursipendejadas de Trip, una avergonzada Brooke salía del baño veinte minutos después del "hermoso" primer baile, pero al ver la situación de cada uno de los muchachos las ganas de volver al baño eran inmensamente tentadoras, pero por el bien de su hermosa boda hizo lo que todo mujer respetable hace… volverse Hulk, lo siento, error de relato.

Después de veinte minutos de histeria por parte de Brooke todo volvió a la normalidad, bueno si a el constante estado de caos de estos personajes se les llama normal, con 5 litros de agua lograron despegar la lengua del novio, con un lindo chico logro que Steve se sentara y con unos bates logro que los invitados olvidaran (momentáneamente) los ridículos que acababan de mirar para concentrarse en una actividad nada usual en una boda inclusive Mike y Luke dejaron la ya nada deseable fuente de chocolate y con un letrero de "50 DOLARES QUIEN HAGA UN HOME RUN CONMIGO" completo la venganza al pobre padrino de bodas que huía despavorido de todos los invitados que lo perseguían por todo el jardín.


- Sabes a veces pienso que yo te quise más de lo que tú me quisiste- dijo Joe medio sonriéndole a Audrey que oprimía el hielo contra su cara, si quedaban moretones en la cara Cameron seguramente pondría el grito en el cielo.

- Es fácil decirlo, pero nunca lo sabremos- dijo ella sonriéndole dulcemente pero oprimiendo más el hielo contra su cara.

- ¡Audrey! Es hielo no un arma de destrucción masiva- dijo él haciendo pucheros.

Audrey le sonrió con malicia, lo miró a los ojos y como siempre sucedía se perdió en ellos, sus rostros se acercaron más, sus alientos chocaban, sus narices rosaban, pero aún los separaba la mano de Audrey, ella la comenzó a bajar lentamente, dudando, haciendo recuento de los daños que podría tener, ambos sabían que si lo hacían terminarían lastimándose y matándose mutuamente, ya no habría punto de retorno, era todo o nada, era el cielo o el infierno, era una de esas historias en las cuales todos sabían el inevitable final, era el momento, pero a lo lejos algo retumbo estruendosamente.

Ambos chicos se separaron como si los hubieran atrapado en una posición comprometedora, buscando el sonido dieron con el cielo, los fuegos artificiales danzaban en el, tiñéndolo de rojo, azul, plateado, muchos colores, figuras y demás aparecieron en el cielo, era algo hermoso y digno de ver era algo… mágico.

En un momento entre este espectáculo, Audrey y Joe se tomaron de las manos, entrelazando los dedos, en un gesto pequeño, que para ellos lucia como lo más natural del mundo.

- ¡Si quieres oír que admitiera que yo te quería más definitivamente lo hare!- dijo Audrey levantando la voz para que se escuchara encima del estruendo - ¡Yo deje que siguieras tus sueños, no quise ser una carga, estabas despegando, eras un pajarillo intentando volar, no hubieras podido volar con dos pesadas rocas en tu espalda, simplemente no estabas listo cariño, no te tocaba decidir!

- ¡Tenia el mismo derecho que tú a hacerlo!- dijo él por fin dejando expuesta la herida aún no cicatrizada- ¡Si la fe mueve montañas seguramente el amor hubiera podido con dos insignificantes piedras!

- ¡No te atrevas a culparme!- dijo ella gritando ahora de enojo- ¡Yo soporte más que tu, yo si tenía un trabajo estable, yo si me preocupaba por la renta, la luz, el agua y todo lo demás que nos robaban, tú eras un niño jugando a las superestrellas, ¿Qué hubieras hecho con él? Lo hubieras llevado a un bar o a un partido, Joe no estamos hablando de una simple responsabilidad, ¡estamos hablando del cambio de vida que hubiera significado para ti ser padre!

- ¿Eso piensas de mi? Que fui un mantenido, borracho, bueno para nada- dijo él bajito que casi fue tapado por todo el ruido- Siento todo lo que te hice, siento nunca haber sido suficiente para ti, ni para mi hijo…

- Joe sabes que no me refería a eso- dijo ella arrepintiéndose profundamente al ver que sus palabras habían causado tal impacto en el chico, en este momento quería abrazarlo, besarlo y decirle que la perdonara por ser tan perra egoísta, pero eso no sucedería, porque así es el mundo de los adultos, está lleno de hubiera y de arrepentimientos que se cargan como pesadas cruces.

- Si Audrey, lo que te deje dormir por la noche- dijo él volteándose y alejándose de ahí a paso lento y mientras alejaba las la belleza del cielo se iba apagando - Sabes, yo rezaba para que termináramos juntos, pero al parecer es más probable que haya una tormenta en el desierto.

Audrey sintió esas palabras como cuchillas atravesándole el corazón, Joe creía en Dios, creía que rezar lo solucionaba TODO, saber que ella estaba matando la fe la hacía pensar que era peor que Satanás, Joe no era mucho de rezar, y por consiguiente solo rezaba por lo elemental lo que más quería o lo que más deseaba, saber que lo hacía por ella hizo a Audrey sentir como la persona más mala del mundo.


Joe tocaba con maestría, plasmando sus sentimientos y dejándose llevar por la creciente tristeza que sentía en un lugar muy hundo de sí. Llorar no era una opción nunca lo había sido. Llorar era para débiles y para el final de las películas, pero en estos momentos era lo que más necesitaba.

Siempre que tocaba tenía esa sensación de estar tres metros sobre el cielo, diablos confusión de basura, tenía la sensación de volar, de estar flotando sin que nada ni nadie lo detuviera, él era libre cuando tocaba, él era feliz, él no tenía problemas, pero como bien todos mis buenos lectores sabrán esta percepción no podría estar más alejada de la realidad.

Extrañaba a su vida de antes, la extrañaba a ella, todas las mañanas con su aliento horroroso, sus camisas de "Yo amo Guayabitos" y su cabello que parecía haber pasado por una guerra durante la noche, extrañaba a Luke berreando a las tres am., bueno la afirmación anterior fue mentira, pero realmente si extrañaba a Luke, se preguntaba cuantas cosas importantes se había perdido, los primeros pasos, sus primeras palabras, su primera sonrisa, y se preguntaba cuantas cosas maravillosas más se perdería por culpa del egoísmo de Audrey.

Damian dedicaba la canción a su nueva esposa mientras él la buscaba con la mirada, la encontró mirándolo fijamente, y ahí descubrió el ¿Por qué la amaba?, no era por su belleza, ni por su personalidad, era algo más era una conexión infinitamente más profunda, infinitamente más importante y difícil de negar, era algo casi inexplicable, era especial.


Go ahead and lie to yourself,
and pretend that you're a ray of light when you're a broken candle.

Siempre que él tocaba la hacía sentir en las nubes, era una sensación infinita de paz, esa siempre había sido su conexión, solo suya.

Lo miraba balanceándose en el escenario sin gracia alguna, apretando los labios, frunciendo el ceño de esa manera tan peculiar, acariciando la guitarra con esos dedos expertos que aún extrañaba en las noches, aunque no lo admitiera, oigan como creen que hicimos un hijo, no fue por polinización se los aseguro.

Joe nunca lucia tan atractivo como lo hacía cuando estaba sobre un escenario haciendo lo suyo, tenía esa mirada de determinación, era algo sutil y se podría decir único de ver.

Amaba esa canción, pero nunca lo diría, amaba todo lo que él hacía porque él amor es así, lastima hasta que ya no puedes, pero te levanta de nuevo para repetirlo, amar es la tortura más usada en el siglo XXI.

You lost the words, but you found the rhyme.
It's all just poetry now.

Por muy novelesco que suene a veces pienso que el mundo conspiro a nuestro favor, que nos hizo ser uno del otro que nos volvió dependientes, que nos dieron una razón para sobrevivir, para luchar, para amarnos hasta que nos consumió…

"Por siempre y para siempre" me pregunto si aún lo recuerdas, me pregunto si tu también sufres cada segundo que pasas junto a mí y sinceramente espero que sea así, porque esto que siento no es justo, nunca lo fue, yo siempre te ame más de lo que tú lo hiciste.

Éramos unos niños jugando a ser grandes, tú te cansaste del juego y volviste a quien debías ser, pero para mí fue demasiado tarde, me quede atrapada en la realidad, en la responsabilidad.

No me arrepiento de nada a decir verdad, porque todo lo que hice fue por tu bien, y espero que seas feliz, porque todos los sacrificios siempre fueron para y por ti, porque te los mereces, porque tú tienes ese don, de darle al mundo la alegría.

Esa alegría que llevas en los ojos, en la personalidad y hasta en la voz, estoy tan orgullosa de ti mi amor, viéndote triunfar aunque tú nunca sepas de todos los sacrificios, de todas las lágrimas y sufrimientos que pase todo para que tú fueras quien se suponía que debías de ser.

The walls sing you to sleep.
One secret meant to keep you safe tonight,
I swear that everything will be alright.

Si, ahora gracias a que volviste se que todo estará bien…


Esa escena le pareció un deja vu, ese árbol, esa postura, esa mirada triste, le recordaron uno de los momentos más importantes de toda su vida, recordaba a aquel chico de cabellos alborotados y ojos verdes como esmeraldas mirando hacia el horizonte melancólicamente y de nuevo deseo fervientemente poder leer sus pensamientos, tanto tiempo había pasado, tantas cosas habían vivido, pero aún así aquel chico seguía siendo un completo enigma para ella.

- Siento lo que te dije antes- dijo ella sentándose a su lado, mirando a aquellos ojos tristes que con el tiempo se habían vuelto alegres.

- Es la verdad, no tienes que lamentar nada- dijo él huyendo de la mirada de la chica, sietiendose infinitamente desgraciado.

- Vamos, sabes que cuando me enojo digo cosas sin sentido- la chica tomo su mano y la acaricio, sintiendo esa corriente eléctrica, esas mariposas en el estomago y esa absurda sensación de felicidad- Eres muy importante para mí, no te vuelvas a encerrar en ti mismo, me costó muchos ridículos sacarte de ese bache.

Él intento sonreír pero no podía, ella ya no vio rastro del rockero seguro de sí mismo y arrogante, vio al pequeño Brendan profundamente enojado por la boda de su madre, pero sobre todo dolido. Joe dejo de lado su máscara, y se volvió el mismo ser vulnerable y triste que había sido en su adolescencia, Audrey lo abrazó como lo hizo hace casi diez años atrás.

Pero él hizo lo que hace ocho años no se había atrevido a hacer, Joe comenzó a llorar, ya no era por su madre, ni mucho menos por su padre, ellos ya habían obtenido suficientes de sus lagrimas, ahora era por Audrey y por Lucas por lo que no pudo ser, por lo mucho que se perdió, porque sabía que por mucha que intentara nunca sería lo suficientemente bueno para merecerlos.

Audrey lo abrazo con más fuerza y comprendió por primera vez en su vida que hay momentos en los que no puedes hacer nada en los cuales no hay palabras que puedan amortiguar el dolor.


Más tarde en LA noche de bodas…

Después de una serie de besos apasionados, esos que te dejan sin respiración, esos que te dejan con ganas de más, esos que te dejan sin respiración, Damian sentía que eso era todo, ya que minuto a minuto sentía la tela de sus pastalones mas apretada a su entrepierna…

- Sabes que podríamos hacer... ¡Abrir los regalos!- dijo Brooke levantándose de un salto huyendo de sus brazos.

Si Damian no la conociera tan bien se lo hubiera creído, pero él sabía que algo había detrás, pero era cuestión de tiempo para que ella lo dijera, ella era un tanto especial…

Brooke corrió hacia el montón de regalos y agarro el primero de su campo visual. Este dice…

De tu querida madre "princesa" espero muchos nietos, aquí un regalo para que lleguen más pronto…

Atte.

La futura abuela (suerte Dami)

Al abrirlo Brooke no supo si quedarse horrorizada o morirse de la vergüenza, eran unas sábanas comunes y corrientes pero la envoltura decía…

Estas sábanas han ido pasando de generación en generación, con estas se han concebido casi todos los herederos de la familia McDonovan esperamos que honren la tradición ya que las tienen que entregar en la boda de la prima Mindy en 1 año…

P.D. La tradición dice que NO se deben de lavar.

Brooke no sabía si vomitar en ese momento molestaría a Damian pero las palabras "no lavar" eran demasiado pesadas y juntarla con la frase "todas las generaciones era inimaginable…

Al mirarlas vio varias manchas sospechosas que le dieron arcadas pero como buena esposa las soporto mientras Damian miraba con adoración las sabanas.

- Muero por estrenarlas- dijo Damian levantando la ceja no sospechaba que su nueva esposa estaba a punto de dejarlo.

Así que hizo lo que una chica tiene que hacer en casos como estos…

- Cariño no me siento lista para dar el siguiente paso- dijo Brooke fingiendo lagrimas que ya no eran tan fingidas ya que al imaginarse sobre esas sabanas salían totalmente reales esas lagrimas.

- Esta bien, esperaremos- dijo él rindiéndose tirando las sabanas lejos, recostándose junto a su nueva esposa.

Mientras esta juraba por la virginidad de su madre que no montaría sobre esas sabanas aunque su trasero terminara virgen.


CANCIÓN CANTADA POR JOE: SANCTUARY BY PARADISE FEARS ¡AMO AL CANTANTE ES TAN LINDO! SI TIENEN TIEMPO PASEN A ESCUCHAR LA CANCION NO SE ARREPENTIRAN

REVIEW= PREVIEW ASI QUE DEJEN SU REVIEW Y YO LES CONTARE UN PEDACILLO DE LO QUE VIENE

O POR DIOS! ES TAN ASOMBROSILLO ESTAR DE VUELTA! VOLVI PARA QUEDARME Y JURO QUE AUNQUE TARDE 20 AÑOS TERMINARE ESTA HISTORIA

y BUENO ESPERO QUE LES HAYA GUSTADO Y YA SE QUE ME ADELANTE MUCHISSISIMO PERO BUENO QUE PREFIEREN QUE VUELVA A CUANDO LUKE ESTABA PERDIDO O QUE SIGA CON EL AFTERWEDDING USTEDES DECIDEN EN LOS COMENTARIOS

QUIERO AGRADECER A LA CHICAS QUE DEJARON REVIEWS EN LOS CAPS PASADOS HANNAH, CRAZY-AIN, JASMINJAS, HALLIWELL Y SOBRE TODO A MI SIS ARIE QUE ME APOYA EN TODAS MIS LOCURAS Y ME AYUDA A SACAR TODAS MIS TONTERIAS QUE SALEN DE ESTA MENTE MACABRA Y BETH MI LECTORA DE ORO TE ADORO MUJER MACABRA QUE SE QUIERE ROBAR MIS IDEAS GENIALOZAS

CHICAS LAS AMO DEMASIADO ESPERO QUE COMENTEN MUCHO Y QUE LES HAYA GUSTADO Y LES HAYA SACADO MUCHAS RISAS Y CARCAJADAS

ATTE

DANI A.