Aquí está el capítulo final de esta mini historia, lamento mucho la tardanza.

Justo cuando terminó de hablar sentí que había alguien en la puerta. Giré mi cabeza y ahí estaba con una cierra en la mano derecha. Me pregunto por qué los asesinos maniacos siempre tienen una cierra, ¿es que a caso no pueden ser originales?

Corro hacia un rincón de la habitación mientras la mujer en la silla grita desesperadamente. El hombre me sigue y acorrala. Mueve su arma contra mi, pero milagrosamente logro esquivar su ataque y corro fuera dejando a la pobre anciana abandonada. Escucho sus gritos mientras me alejo lo más rápido que puedo. Sé que es una acción cobarde y egoísta pero realmente no lo puedo evitar.

Nuevamente comienzo a abrir todas las tuertas que me encuentro pero no hay ninguna salida.

Escucho unos chillidos de cachorro algo débiles. Me gana la curiosidad y busco al animal. Lo encuentro en una habitación dentro de una jaula.

Estoy consciente de que aquel hombre viene tras de mi pero tengo un corazón demasiado blando cuando se trata de animales indefensos por lo que no lo puedo abandonar como hice con la mujer. Afortunadamente la jaula no tiene ningún tipo de cerradura así que logro sacarlo con facilidad. Esta algo flaco pero no parece estar lastimado.

Así pues, ahora corro no solo por mi vida, sino también por la de la criatura peluda. De repente el chucho comienza a retorcerse en mis brazos y me fuerza a soltarlo. Una vez en el suelo corre en la dirección contraria a la que yo estaba por tomar. Por alguna razón decido seguirlo.

Después de correr por unos minutos logro ver una puerta al final de un largo pasillo que parece ser la salida pero justo cuando estoy a solo unos metros de ésta siento como algo me atraviesa desde el centro de mi espalda hasta salir por mi pecho. Volteo lentamente hacia atrás y veo el rostro de mi asesino que muestra una siniestra sonrisa con un toque de satisfacción.

Caigo al suelo sobre mi hombro izquierdo, puedo ver al cachorro golpear la puerta de la salida con sus patas delanteras con lo que logra abrirla y salir del lugar. Al menos él se salvó por ahora.

El hombre comienza a arrastrarme por el pasillo jalándome de mi pierna derecha como lo había hecho antes, dejando un camino de sangre tras de sí. Comienzo a sentir frío…y sueño, mucho sueño así que decido cerrar mis ojos última vez…

Espero les haya gustado y dejen reviews. Y perdonen algún que otro error pero estoy subiendo esto a altas horas de la noche y ya no sé ni lo que escribo aparte de que estoy teniendo problemas con el Doc Manager pero quería subir el último cap como "regalo de navidad".

Besos a todos y felices fiestas.

Spirit-Doll