No estoy en el fin del mundo pero puedo verlo desde aquí. Veo una serpiente gigante deslizándose en la orilla, con sus amarillos ojos hipnóticos y sus colmillos chorreando veneno, pasa cerca de una tortuga gigante, ella se asusta y se esconde en su caparazón.

No termina ahí. Después de eso esta lo más magnifico y terrorífico que he visto nunca. Es solo un vacío profundo y paralizador, no es como lo imaginaba, no es blanco ni tampoco es negro, es simplemente nada. Una aterradora y atemorizante nada, que, para ser solo eso, hace que mi corazón lata muy rápido y pueda sentir ese característico nudo en la garganta, por alguna razón esa nada revela mis más profundos miedos.

Me gustaría decir que no todo termina ahí, y lo voy a hacer por que por suerte puedo.

No veo claramente que hay más allá, ¿otro mundo, quizás? No logro diferenciar más que una línea blanca y espumosa, parecida a la espuma de mar, no logro verlo y no puedo acercarme más.

Es cierto no lo veo bien, pero por alguna razón se que es hermoso.

Este es el regalo de cumpleaños, que a decir verdad fue hace unos días, que le doy a una amiga mia, muy especial por lo demás.

Feliz cumpleaños Becca, siento no poder haberte dado el regalo que tenía pensado y no haber estado contigo.

espero que te guste.