"No quiero que este invierno venga como antes

a consolarme e intentar reconfortarme

ya suficiente tengo con soportar al otoño

con sus hojas tristes y su viento de recuerdos

que más da si ya no creo en la primavera

si me dan igual las aves y las flores.

Y si del verano tampoco espero nada

su sol y su calor ya no me conmueven

Oh; cuan lejos estoy de este mundo

de sus ciclos, de sus tiempos, de sus noches

me siento a veces similar a un espectro

y pienso que ya nada, nada volverá a ser cierto

Camino abrazado a mi calma

las lágrimas se me confunden con la tinta

y la lluvia me atraviesa sus agujas

En el espacio infinito de tus ojos

me perdí cuando intente alcanzarte

caí desde el cielo en que soñaba

en que tú eras mía y el resto era nada

No me quedan más que estos recuerdos

y mi incipiente odio contra el invierno

recojo los pedazos de mis ilusiones

las guardo en este olvidado verso

que alguna vez compuse para ti

y que nunca, nunca te dí"