Un microcuento que salió gracias a una conversación con sara_f_black en Livejournal. Tal vez les haga gracia!

Despistada

Ella era despistada, pero ese día se había superado a sí mismo. Despertó tarde porque no puso la alarma en la noche, llamó tres veces a la puerta del hijo que estaba en un campamento, y no al que debía llevar a la escuela… cuando ya estaba por fin bañado, terminó bañándolo con el café en el puro cabello. El pobre se tuvo que devolver a lavar la cabeza y el rostro, además de cambiarse de camisa.
Para cuando por fin salieron al auto, ya tarde, toparon con una presa por un terrible accidente en que un autobús perdió el control y cayó por un puente. Ella pensó que gracias a Dios, no había algún auto con el que bus chocara…
… Lo que nunca sabría, es que no lo hubo porque la conductora de ese auto era ella, en un día en que, milagrosamente, todo había ido como la seda en la mañana.