Querido "Amigo":

A veces pienso que no tienes mente propia.

Te rebajaste a ser el títere de una persona que no siente amor por ti. ¡Tú amiga! Se atreve a llamarte así, solo está ahí para ti cuando hay una fiesta, una oportunidad de maldecir a tus compañeros, a tus otros amigos.

¿Te importa?

Amigo mío, no vas a llegar a nada.

Ella se ira, empezara de cero muy pronto, y tú…. Lo sabes.

Se va y no te llamará. Muy pronto te darás cuenta de que dejaste a mucha gente que valía la pena en el proceso. Y ellos ya no estarán.

¡Te estás quedando solo!

Hey, reacciona. ¿Sí?

Aún me tienes a mí.

Se valiente.

Con amor: Tú mismo.