« Mayday, mayday.
Para mi beloved R. y mi querida Dany (lo prometido es deuda, ladies), porque nosotras supportearemos forever el Hadam. SON LA FÁQUIN OTP, K. Y también una mención especial para mi music!soulmate, Mel, 'cause es la mejor cheerleader de todo el mundo, yk. 3
NOMEGUSTÓNOMEGUSTÓNOMEGUSTÓ. Pero lo subí porque (creo, no sé, que) está decente. O algo. Be kind, plz.
Uh… Menciono a Annie y a Audrey. Ignórenlas. Deben odiarlas cuando se trata del Hadam, okay? Okay. (?) Not.
Todo aquí es mío… Excepto los hijos de R ;-;
Copia, plagia, o algo así… Y amanecerás bajo el agua. He dicho.

.

Gravity

« You're on to me and all over me»

.

Las lágrimas corren por las mejillas de Adam. Son pesadas, amargas y le corroen las mejillas. No llora por Annie. (Y es extraño no hacerlo por ella, sabes, porque a veces piensa que es para lo único que sigue vivo: para lamentarse, para seguir arrastrándose junto a su fantasma, para continuar cargando en la espalda un recuerdo del que fácilmente puede deshacerse pero que no quiere deshechar. Es su propia tortura, un dolor que le es imposible no sentir, pero…) No. No siempre es por ella. En la vida de Adam existe dolor, pérdida, amor. Lo ha tenido y perdido todo en varios parpadeos.

Uno tras otro, tras otro, y otro más…

(¿Está bien llorar por Harry, verdad?), se pregunta casi todas las noches. Y como la mayoría de las veces no obtiene respuesta, disfraza su llanto y se dice que todo eso es debido a Annie.

Pero la verdad es que a veces ni siquiera puede pensar en ella. Todo lo que ve es cabello rubio, una sonrisa de dientes perfectos y un exquisito acento irlandés. En los labios siente los de Harry y entonces le dan ganas de llorar una vez más. ¿Por qué siempre todo tenía que ser tan difícil? (Lo necesita), y siempre lo hará. Recuerda sus toque, su respiración, su aroma y luego enloquece. Siente cómo se ahoga en su propia desgracia y llora. (Se siente pequeño, solo, muerto).

Muerto en vida. (Todo el tiempo es así).

Y Harry está justo en la habitación contigua, recargado contra la puerta de su propia habitación, mientras trata de deshacer el nudo en su garganta. (Debería estar con él), piensa. Siempre lo piensa. Incluso cuando está con Audrey, siente que eso no está bien de alguna manera y que debería regresar a casa. Que lo único para lo que está ahí, en Ciudad Gris, es para mantener vivo a Adam. (Y es que eso es). No lo va a dejar morir. No mientras vivan bajo el mismo techo, (no mientras le pertenezca).

La puerta de Adam está abierta. Harry está sorprendido y no a la vez. Se sienta a su lado en la cama y no dice nada. "El silencio no otorga", trata de convencerse (y ahora también quiere llorar). Porque si Adam sufre, Harry por igual. Si él cae, caen juntos. Si muere, morirá con él. No puede dejarlo (y sólo necesita tomar su mano para saberlo). Porque las dudas (malditas, intrusas, siempre burlándose) están ahí y ninguno de los dos puede mantenerlas presas por siempre. (Porque es un error tratar de ser fuertes, sabes; ellos son las víctimas. Y no hay razón alguna para seguir luchando).

O al menos eso piensan.

Los labios se encuentran. Adam deja de llorar (al menos en el exterior) y Harry siente cómo se le cierra la garganta. Les arde, les sabe, les consume. No saben que hacer con el sentimiento pero se dejan sumergir en él. Les pertenecen y lo anhelan, (no tienen a nada más que aferrarse). Es lo único que les queda, lo único que les ha pertenecido. (Amor). Roto, que se fragmenta, comprime y se vuelve a unir. (Con lágrimas, con besos, con caricias y con un cariño que es capaz de todo).

(Y de alguna manera) está mal. Adam lo sabe, Harry lo piensa, y ninguno de los dos lo dirá en voz alta. Sería como una grosería, como reír en un funeral,como disfrutar de vivir en la miseria. (Una bofetada a la puta vida). Y ambos le gritan que se calle, que no sabe lo que dice. Y aunque ellos tampoco estén seguros.

Porque…, (¿desde cuando amar es algo incorrecto?).

«Is breá liom tú» se susurran.

Y ésta vez, los que lloran son los dos.