The Hole

- ¿dónde estoy? ¿Quién soy? ¿Qué hago aquí?

- Alice

- ¿Alice? ¿Ese es mi nombre?

- Alice

- responde

- ven

- ¿a dónde?

- Alice no hace preguntas

- ¿yo soy Alice?

- si

- ¿Cómo lo sabes?

- sígueme

- si

Pasos que se hacían cada vez más fuertes, alguien se acercaba a mi inerte cuerpo, sentí que jalaban mi brazo, y me llevaban hacia algún lugar, quede sentada, parecía una muñeca…

Sentada con un lindo vestido azul de mi talla, me golpeo en mi cara pero no le tome mayor importancia… ya estaba acostumbrada, lo único que me mantenía un poco despierta era aquella conversación que hace no mucho había inventado en mi mente… me gustaría dejar de recibir golpes por existir, me gustaría nacer de nuevo, me gustaría alejarme de el

Jalo de mí botándome de la silla en la que me tenia sentada, lo más probable que para abusar de mi o algo así, me azoto contra una pared, dolió, pero no dije nada, si emitía un solo ruido el me golpearía aun mas fuerte, comenzó a patearme, el abdomen, las costillas, la cabeza… perdí el conocimiento

Desperté horas después, seguía estando en aquel cuarto gris y sucio, me senté delicadamente, tratando de hacer el menor ruido posible, lo tenía decidido, hoy mismo huía de esa cárcel sin barrotes, no tenía idea como, pero lo iba a hacer…

Sentí la puerta principal de la casa cerrarse, esta es mi oportunidad, estaba sola, y si en caso de algo, el estuviera acá adentro…" quería ir al baño" seria mi escusa ideal, deje que pasaran unos segundos…nada… me pare rápidamente y abrí la "puerta secreta" – que era como él le decía, para sacarme en cara que no podría huir por que no conocía su ubicación, tonto – de la azotea en la que me encontraba, baje rauda por las escaleras y llegue en no más de un minuto a la puerta, que para mi desgracia estaba cerrada con llave, suspire con miedo, si él me llegara a descubrir definitivamente moriría, un flash vino a mi mente y recordé la ventana en la cocina, me dirigí rápidamente hacia esta, la abrí y salí…

- libre – susurre bajo – ¿Soy libre? ¡Soy libre!

Corrí como nunca lo había hecho en mi vida, me aleje lo más veloz que pude de esa endemoniada casa que se hallaba en medio de un bosque desierto de vida

No más abusos, no más golpes, no más dolor, no más lagrimas, no más silencio, no más de el

Me interne en el bosque, que por lo que había escuchado de los amigos de ese hombre, se llamaba "el bosque de los lamentos", un nombre atemorizante, pero esa era la idea, alejar a los intrusos… continúe corriendo hasta que mis piernas no pudieron mas, me tire al suelo cansada y trate de recuperar el aire perdido

- desde hoy en adelante me llamo Alice, y me reconocerán como tal – dije en voz alta sellando un pacto conmigo misma – Alice Liddell

Levante la vista y encontré un conejito frente a mí, sonreí al verlo, y yo pensaba que este bosque estaba maldito, pues bien equivocada estaba, hasta acá pueden haber animalitos lindos me dije a mi misma, estire una mano para tomarlo, pero este escapo y se alejo un poco, me acerque sigilosamente para poder tocarlo, pero este volvió a escapar, solo que esta vez emprendió carrera, y baya que era rápido, corrí tras de él para poder alcanzarlo, pero hubo un punto en que desapareció de mi campo visual, estaba cerca de un árbol así que me propuse sentarme a un lado de él y apoyarme, pero en cuanto me acerque me sentí caer

Estaba cayendo y cayendo, y no paraba, instintivamente trate de agarrarme de algo y poder salir de es interminable agujero, pero no había nada, ni una raíz o una vara, nada, solo un agujero hostil

Esto va a doler mucho, pensé para mí misma, mientras seguía cayendo

Hola!, esta es una nueva historia, que como verán está basada casi al 100% en Alice in wonderland, hace bastante tiempo deseaba hacer mi propia versión de ese cuento de hadas, y aquí esta, este es solo el prologo, y espero que les haya gustado, y si fue o no así les pediré que me dejen reviews porfavor, los quiero y cuídense, bye