¿Soy un Juego?

¿Soy un juego para usted?

¿Una molestia, tal vez?

¿Usted me ama?

¿Por qué le gusta jugar conmigo?

Se podría decir que soy una muñeca de trapo. Todos pueden jugar conmigo, pueden peinarme, elegirme ropa, meterme en una relación, sacarme de ella, pueden vestirme como desvestirme. Pueden hacer un montón de cosas más, pero… Los verdaderos hombres no juegan con muñecas… Esto me da a entender o que yo soy un peluche, o que usted no es hombre.

¿Por qué me queda mirando cuando toca la formación para entrar a clases?

¿Por qué cuando le devuelvo la mirada, solo a veces la mantiene?

¿Es divertido jugar conmigo?

¿Mis sentimientos son juguetes?

Sabe bien que mis amigas me hablan de lo que usted diga de mí.

Ellas me hablan de sus reacciones al saber detalles míos.

Me cuentan si usted pregunta por mi cuando he faltado a clases.

Me avisan si usted lleva mucho rato mirándome.

Me dicen si Usted se interesa en alguna actividad que estoy haciendo.

Es una lástima, pero, ya no lo quiero volver a ver jamás… yo a usted lo odio. ¿Sabe por qué lo odio? Yo a usted lo odio por que ocasiono un sentimiento en mi interior.

No quiero volver a verlo, pero, para mi mala suerte, tendré que seguir viéndolo hasta dentro de dos meses más. ¿Sabe cuanto sufro por verlo diariamente? ¿Alguna vez ha estado tan cerca y a la vez tan lejos de alguien? Deba que si, por lo que entendería muy bien lo que yo siento.

Pero, aunque yo no quiera sentir nada, igual me seguirá pasando, al parecer… Al parecer, este humano defecto del cual todos sufrimos… es inevitable… Es inevitable el saber que los sentimientos no son correspondidos. Bueno, puede que Usted SI me corresponda, pero, ¿Sabe por qué lo niego? Lo niego por que se que aunque Usted lo sienta, jamás lo reconocerá.

Intente de muchas formas atraer su atención, cosa que no se me es difícil con el resto. Siempre he marcado la diferencia con mi extravagancia. Aún así es extraño… ¿Con Usted? No logre ganarme su atención.

Solo… Solo quiero saber algo…

¿Cómo logro Usted enamorarme?

Por lo menos le daré un punto a su favor. No escuchare las palabras de quienes dicen ser mis amigas, no escuchare cuando me dicen que soy correspondida. No lo hare.

Por que yo ya no voy a sentir nada por Usted.