Retazo #8

Palabras: Tentación, juego y bonito

— ¡Parpadeaste!
— ¡Ack! No es justo, una basura se me metió en el ojo. ¡Una vez más!

Desde hace rato que estaban así, sentados uno frente al otro, mirándose fijamente. No era precisamente un juego divertido, pero en momentos como ese cualquier cosa venía bien para matar el tiempo. Además, Kamui no desaprovecharía ninguna oportunidad que le permitiese ver los bonitos, por no decir preciosos ojos de Yui.

— ¡Volviste a parpadear! Creo que ya estás perdiendo la concentración — dijo entre risas la chica.
— ¡Claro que no! Es sólo una pequeña racha de mala suerte. Intentémoslo otra vez — y acercó su rostro un poco más al de ella.

Permanecieron así por unos segundos, hasta que Yui no pudo resistir la tentación y, en un suave pero rápido movimiento, unió sus labios con los de Kamui. Cuando se separaron, el chico se le quedó mirando estupefacto, con un fuerte rubor adornándole las mejillas. La chica se limitó a reír divertida. En ese momento llegó el autobús que tanto habían estado esperando. Sin mediar palabra, se pusieron de pie y caminaron hacia en transporte, tomándose tiernamente de la mano.