Akuma No Tenshi Capitulo 4

Capitulo 4: Escuela, bendita y maldita.

Después de una noche algo alocada, Saito se levanto temprano para ir al instituto como todos los días, aunque se le vino un pequeño problemita ¿Qué haría con Beta y Gama? No podía dejarlas solas en la casa.

Así que Saito les pidió que hicieran lo que quisieran este día mientras el iba al instituto, desgraciadamente la idea de ellas fue algo que Saito no se esperaba.

Al llegar al instituto todos los alumnos lo empezaron a mirar impactados y comenzaron a murmurar cosas.

-Ok, ya se que acepte ser un guardián Deangic y todo eso, pero…-al mirar atrás ve a Gama y Beta con el uniforme del instituto-¿Es necesario que venga a clases conmigo?

Anteriormente cuando Saito les dijo que ellas hicieran lo que quisieran, decidieron ir al instituto con él y protegerlo, luego de esto las dos hicieron aparecer sus uniformes para poder ir al instituto con Saito.

Al escuchar esto Beta se molesto un poco.

-No seas estúpido, debemos estar siempre a tú lado por si aparece algún demonio o ángel-decía Beta con algo de autoridad.

-Vamos Saito, será divertido, velo como un benefició-decía Gama con una pequeña sonrisa.

-¿Benefició? ¿A que benefició te refieres?-al preguntar esto, Gama tomó del brazo a Saito con mucho cariño.

-De tener dos novias hermosas…-decía mientras se sonrojaba hasta tener el color de un verdadero tomate.

Al oír esto Saito y Beta se sonrojaron al mismo tiempo que le gritaban a Gama.

-¡¿Qué?-gritaban Saito y Beta algo impactados por lo que había dicho Gama.

-¡No digas esas idioteces Gama, no es gracioso!-le gritaba Beta a Gama con algo de molestia.

-¡Pero si es la verdad!-le respondían Gama a Beta, entonces se pusieron a discutir, sobre el tema mientras Saito se ponía la mano en la cabeza y suspiraba.

-Espero que esto no sea así todos los días…-decía Saito algo preocupado.

Al interior del instituto se encontraba Byakuran, quien miraba a Saito desde el salón de centro de estudiantes (C.E) junto a Kokkai y a su ángel llamada Ryu.

-Veo que esos tres no pierden el tiempo-decía Byakuran con una pequeña sonrisa.

-Pero aún no están unidos al 100% para mi gusto-luego Kokkai mira a Ryu-¿Qué dices tú Ryu?

-Para mi son solo amateurs, tienen mucho que aprender para llegar a nuestro nivel-diciendo esto Ryu se comienza a pasar la manga por la cabeza.

-Yo pienso que Saito tiene un poder especial dormido dentro de él-decía Byakuran con una pequeña sonrisa en el rostro.

Mientras tanto en el patio Saito caminaba junto a Beta y Gama que ya se habían dejado de pelear hace rato, de repente Saito escucha una voz.

-¡Saito-sempai!-gritaba la voz.

-¿Eh?-Saito se voltea y ve que es Ken quien estaba gritando-Ah, eres tú Ken, buenos días.

-¡Buenos días!-gritaba Ken mientras miraba a Beta y Gama con entusiasmo-¿Ellas son tus guardianas cierto?

Sin dudarlo Saito iba a responder sin complicaciones.

-Si, ella son…-en ese momento Saito se detiene pensando ¿Cómo Ken supo eso?-¡un minuto! ¿Cómo sabes eso tú?

-Lo investigue y descubrí la verdad sobre estas chicas que aparecieron misteriosamente cuando me salvaste de ese monstruo el otro día-decía Ken como si le estuviera hablando a su héroe.

-Tampoco es para tanto…-decía Saito con un tono de preocupación, mientras Ken miraba a las chicas.

-y ustedes ¿Por qué vinieron a este mundo? Y ¿Por qué eligieron a Saito-sempai y no ha otro?-preguntaba Ken como loco a Gama y Beta.

-¿Por qué debería responder?-decía Beta con un tono de enojo.

-Oye Beta, se más educada-le decía Gama a Beta, luego se devuelve y mira a Ken-bueno ella es Beta, el ángel guardián de Saito y yo soy Gama su demonio guardián y vinimos a proteger a este mundo de las fuerzas del mal, además nosotros elegimos a Saito porque era nuestro protegido desde que era un bebe, era tan tierno cuando era un bebe-mientras Gama decía esto Saito se sonrojaba por completo.

-¡No digas eso!-le gritaba Saito a Gama, quien solo sonreía.

-¿Eso quiere decir que existen ángeles y demonios para cada persona?-preguntaba Ken emocionado.

-No para todos, solo para los que tienen un deseo y un corazón noble podrán tener a su ángel y demonio-decía Beta muy sería.

-¡Increíble!-gritaba Ken con los ojos brillantes.

Beta se puso algo sería y solo suspiro.

-Este chico se impacta muy fácilmente…-decía Beta con la mano en la cabeza.

-Bienvenida a mi mundo…-le decía Saito poniéndole una mano en el hombro.

En ese momento sonó el timbre y el primero en ponerse triste fue Ken.

-Que mal, bueno nos vemos después Saito-sempai-dice Ken y luego se va corriendo a su salón.

-No vayas tan rápido…-decía Saito mientras suspiraba hasta quedar sin aire-bueno ya es hora de entrar a clases, vamos-les decía a Gama y a Beta.

-¡Si!-gritaron las dos al mismo tiempo.

En ese momento una voz empieza a surgir desde el cielo.

-Es la hora de pagar por tus pecados-decía la voz desde el cielo.

-¿Eh?-en ese momento Saito ve que una luz se acerca donde están ellos-¡que diablos…!-la luz llega y aparece un ser algo angelical con la forma de un payado de la corte.

-Es un ángel…-dijo Beta algo intranquila-su nombre es Jocker, es un ángel juzgador.

-¿Jocker?-se preguntaba Saito a él mismo, al ver a Saito, Jocker lo señalo con una mano.

-Ninomiya Saito, serás juzgado por haber matado a un demonio inocente-decía Jocker con un tono de autoridad.

-¿Inocente?-Saito vio que le hablaba del Golem que mato ayer, él cual se quería comer a Ken-esa cosa quiso matar a Ken.

-¡Silencio! Dios me envía a acabar contigo de una vez por todas-dicho esto Jocker mueve su enorme cola e dirección a Saito.

-¡Mierda!-gritó Saito mientras corría, pero luego Gama y Beta lo elevan en el aire y lo salvan del golpe-¡chicas, gracias!-les decía a ambas con una sonrisa.

-Deja las gracias para después y únete con Gama, rápido-le exigía Beta a Saito.

-Entendido-al decir esto Saito levanta su mano con la muñequera negra-GAMA: ARMAMENT DEMONIAC-al decir esto Gama se une con Saito y su personalidad cambia otra vez, en ese momento hace aparecer la guadaña negra-¡GUADAÑA DEMONIAC!-luego su pelo se torna negro y sus ojos de color rojo, formando nuevamente a D-Saito.

-¿Qué? ¿Te uniste a un demonio? ¡Eres un impuro!-dicho esto Jocker salta y alcanza a D-Saito y lo golpea con fuerza.

-¡AHHG!-gritaba D-Saito mientras caía al suelo con fuerza-diablos, no lo vi venir, esto va a ser interesante-con una pequeña se levanta del suelo.

-¡Muere!-gritaba Jocker desde el cielo mientras caía a todo velocidad en dirección a D-Saito.

-Que simple…-decía D-Saito mientras saltaba con la guadaña en la mano-¡CORTE INFERNO!-una llama negra aparece con el corte y abre el pecho de Jocker.

-¡AHG, no es posible!-grito Jocker mientras caía al suelo con fuerza.

-¡Acábalo de una vez!-gritaba Beta con fuerza.

-Ya lose, que aguafiestas-decía D-Saito mientras se acercaba a Jocker, luego hizo girar su guadaña-¡OYO NEGRO!-una nube aparece y absorbe por completo a Jocker.

-¡No! Tú no puedes…-viendo que no tenía salvación solo se disculpo-¡Dios perdóname!-dicho esto Jocker explota sin dejar rastro.

Luego D-Saito pone dos dedos en dirección a donde estaba Jocker.

-Te veré en el infierno-decía D-Saito con una pequeña sonrisa y separándose de Gama.

-Buen trabajo, ya era hora de que terminarán-decía Beta algo molesta.

-Fue más difícil de lo que pensé-decía Saito algo cansado.

-Aún me duele ese golpe- decía Gama mientras se sujetaba la cabeza.

-Descuida ya se les pasara, mejor vamos a clases-decía Beta mientras caminaba junto con Gama y Saito.

.Espero que no nos dejen afuera del salón-decía Saito con un tono de preocupación.

Mientras tanto en Arcadia Kina y Sigphrid comienzan a comentar sobre Saito.

-Ese chico se esta luciendo con sus nuevos poderes-decía Kina algo sorprendida.

-Pero aún no esta listo para derrotar al que obtendrá el poder de Dios y el Diablo ¿Crees que pueda aumentar su poder en poco tiempo?-dudaba Sigphrid.

-Será divertido si realmente ese chico llega a ser un verdadero guerrero Deangic-sonreía Kina mientras miraba a Sigphrid.

-tú y tus apuestas absurdas-se reía Sigphrid del comentario de Kina.

En ese momento Beldor estaba oculto escuchando la conversación de Kina y Sigphrid.

-"Espero que ese chico sobreviva lo suficiente para desafiar a Dios y al Diablo"-decía Beldor en su cabeza preocupado.

¿Qué pasará en los siguientes días? ¿Acaso Saito descubrirá nuevos poderes? O ¿Encontrara nuevos rivales? Corre el reloj con una lentitud muy grande.