Esta es la historia que había comenzado a escribir hace muuucho tiempo, y que por falta de este, no pude continur porque le perdi la Hilacion, asi que lo vuelvo a empezar.

CAPITULO I:

Las maletas estaban listas y esperando junto a la puerta; sus padres se encontraban muy ocupados confirmando que los vuelos salieran a tiempo; su hermano estaba descargando música de la computadora; al fin ella tenía tiempo a solas para redactar una pequeña despedida para su enamorado.

Isabel no era una mala persona, solo que no le gustaban las despedidas; y que se puede esperar, cuando la última despedida que te dieron, fue cundo tu madre decide que ya no te quiere cerca, y que prefiere rehacer su vida sin la "carga" de una hija. No, Isabel solo era resultado de las circunstancias.

- ¿Qué andas haciendo? – se escucho desde la puerta

- Buscando las palabras adecuadas para una carta de despedida – le respondió la chica – ya sabes lo difícil que se me hace el decirte adiós.

- No veo porque habrías de despedirte, si de todas maneras nos estaremos comunicando siempre; por cierto, ¿por qué no eres como la gente normal y mandas la explicación por correo electrónico? – pregunto el muchacho.

- Porque eso sería demasiado impersonal hasta para mí – le respondió con una gran sonrisa – de ser al revés no me gustaría que me hicieras algo como eso. Cambiando de tema, me explicas ¿qué haces aquí cuando se supone que tienes un concierto en… -reviso su reloj – media hora?

- Mira que si serás mal agradecida, yo que postergo mis compromiso por ti y tú que me reclamas – dijo haciendo un puchero

- no me malinterpretes, es solo que no creo que al resto de tu familia le haga gran ilusión llegar tarde al ultimo concierto de la gira; personalmente yo estoy más que feliz – acercándose para colgarse de su cuello

- ¿alguna vez te he dicho lo graciosa que te ves cuando intentas dar explicaciones? –dijo el muchacho dándole un pequeño beso en los labios

- no, pero si voy a ganarme un beso por cada vez que sea graciosa, soy capaz de dejar la medicina y volverme payasa – dijo sonriendo - ¿Quién te abrió la puerta? – dijo cambiando de expresión a una de pánico

- tu hermano, ¿Por qué preguntas? - dijo el chico sin entender porque su enamorada cambio su expresión tan repentinamente

- Eso no puede ser nada bueno – y empezó a entrecerrar los ojos – Alejandrooo – dijo con una voz dulce - ¿Dónde estas hermanito? – de detrás de la puerta apareció un joven de buena apariencia con una cámara de video en la mano

- Gracias cuñadito, me has hecho el viaje mucho mas placentero – Dorian seguía sin entender que estaba ocurriendo.

- cariño – susurro Isabel con una voz melosa – no es que quuiera botarte, pero tengo un par de asuntos que resolver con mi malvado hermanastro – dijo sin apartar la vista de la expresión de diversión que tenia Alejandro –y las cosas podrían llegar a ponerse algo sangrientas

- Esta bien Isabel – contesto Dorian, empezando a asustarse con la mueca asesna de la muchacha – si lo pides tan amablemente – y se acerco a darle un beso en la mejilla – no te olvides de llamarme en cuanto llegues – y desapareció tras la puerta.

Alejandro que hasta ese momento no había parado de reírse, se dio cuenta muy tarde de que una rubia ojos azules se le teiraba encima.

Aquie va el primer capitulo, no se si les guste, pero por el momento, no me importa; si por alguna casualidad de la vida a alguien le parece que pueda tener futuro, le agradecería qe me lo dijera con un lindo Review; si no les gusta, también escriban el review y expónganme científicamente los motivos por los que no les gusta.

GRACIAS