Bien, este es un nuevo proyecto que me dió. Ya llevo escrito hasta el 5 de Mayo, así que este no será algo que probable quede sin actualizar. Tal vez tenga problemas respecto a actualizar [Debido a que estoy castigada T_T], pero les doy la seguridad de que si lo terminaré, también tengo planeado hacer uno de 'El Diario de Él', pero eso es un proyecto más futuro~ :3

Espero les guste~ :3


Domingo 13 de Marzo

Bien, no me mentiré ni a mi misma ni a ti, lector. Esto, yo NO lo quería hacer, pero el problema es que me cobra el 50% del semestre. Por como son mis calificaciones, esto es un trabajo que SI o SI debo hacer.

No le haré de melosa, pero tampoco escribiré como otra persona. Este trabajo consiste en que tengo que hacer un diario. Un día X, el profesor nos dirá que es el tiempo de cambio. El tiempo de cambio será un día cualquiera en el que dejaré mi diario –al igual que el resto- en una caja donde irán TODOS los librejos estos. Luego de depositarlo ahí (¡Oh!, que inevitable se me hace imitar el 'fino' lenguaje que usa la profesora de castellano) tendré que tomar otro diario de otra persona, leerlo, y comentar.

Sé que tengo que evitar dar nombres, por lo que pensé… ¿Por qué no uso otros nombres? Probablemente suena confuso para ti, digo, son otros nombres, '¿cómo los reconoceré?' Te harás de preguntar (Y si no, vete al demonio y tira este cuadernillo barato. Tsk…).

Tengo 15, eso es todo lo que diré.

Okay, suena confuso. Mi nombre, de ahora en adelante, será Javiera. Ese nombre es neutro para mí, no me gusta ni me disgusta. Así será más difícil reconocerme…

Tarde

Me parecía muy poquito dejar 5 parrafitos. Suena mejor darte una amplia lectura, ¿No lo crees? Así, para cuando llegues a la mitad, querrás botar esto, lanzarlo lejos o simplemente perderlo. No quiero ni imaginar lo que tendrás que leer al final.

Hoy fue un día… ehmm… ¿productivo? (Siento haber dejado el 'ehm', pero ocurre que perdí mi borrador. Suelo escribir lo que pienso inconscientemente, si, ¡Que estúpido mi caso!)

Bien, sí, fue productivo. No fue interesante, pero por lo menos seguí el típico andar de cualquier estudiante, tal y como debe ser. No me distraje… bueno, tal vez un poquito… quizás algo más que un poquito… ¿Saben? ¡No hice nada y solo miré la mosca de la ventana todo el condenado día! ¿¡Felices!

Y es que igual es comprensible que el centro de mi atención haya sido una simple mosca, pues hoy no fue novedad. Llego un chico nuevo, espinilludo y alto. ¡Ah, cierto! Hoy se le atasco el trasero en el armario a la profesora de ciencias. Cuando la vi, solté unas risitas por lo bajo. Es inevitable pensar en que el karma funciona, hoy fue el reflejo en todos los aspectos.

La palmera (Sí, espero entiendas que cambie los nombres por apodos que nos dio nuestra profesora –la cual quiero mucho- en primer grado.) trato de evitar que me juntara con mi novio, el Gato. No sé sus motivos, solo sé que cada vez que siquiera fuera a nombrarlo, ella me cambiaba el tema drásticamente. ¿Cree que no lo note? Nah, no le debo tomar importancia, probablemente que ella no quiere que lo vea, tal vez la estoy dejando muy de lado… ¿Qué crees tu?

A él no lo he visto en todo el día, pero estoy segura –Como que NO me llamo Javiera- que él se reirá cuando le cuente lo que trato de hacer mi tonta palmerita. ¡Cómo quiero a esa chiquilla!

Bien, aparte de la palmera, yo suelo juntarme con la Florcita Motuda –Sí, como el cantante. Mi profesora le había puesto así ya que ella decía que le gustaba mucho ese cantante-. Somos casi como hermanas, y no es como si no fuese igual con la palmera, es solo que con la Florcita me llevo juntando desde que tengo memoria.

La Florcita tiene 14 –Sí, ella es un año menor que todas, es la más chiquitita. Es avanzada, entro antes al primer grado. – y siempre me ayuda con los trabajos. Para mi es como una hermanita menor y a la vez como una gemela. Sé que suena raro, pero es que yo siento como si hubiésemos nacido como gemelas, siendo yo la mayor.

Me siento satisfecha con lo que escribí, sé que no es mucho, pero estoy segura que mañana escribiré más, pues ahora tengo que prepararme para acompañar a mi Palmerita que tiene que cuidar a su hermanita menor. La pobre niñita siempre queda abandonada en la casa, por lo que yo, como buena chica que soy, motivó a la
Palmera a cuidar de la pequeña e indefensa niña.


Bien, espero les haya gustado~

Recuerden darle un review para que NO-Javiera pueda ser feliz~ :3