Debajo de la tierra

Camina, camina y no deja de caminar, Behemoth. Camina y no subas la cabeza, pues tus cuernos alzan la tierra, hacen grandes montañas frías y llenas de nieve. Tampoco te muevas, por más aburrido o enojado que estés, porque la tierra se mueve contigo, hace grietas y caer nuestros hogares y vidas...

Camina viendo hacia la tierra, tu amiga, y no bufes hacia arriba, porque tu aliento se hace chorros, fuego y aire caliente, y eso nos da miedo.

Pero sobre todo, sigue caminando Behemoth, porque el mundo tiene una canción, y tu parte es la más grave y constante de todas.

Gracias, ¡Oh gran Bestia de la tierra!