Otra vez

Otra vez intentando no perderme,

en tus ojos color chocolate

y no escuchar a mi corazón que late.

Pidiéndome gritar.

Demandándome confesar.

()

Y otra vez en el silencio, tus palabras.

La indiferencia en tu mirada.

()

Y otra vez la soledad de noches oscuras y serenas,

observando las estrellas,

hallo el brillo de tu mirar

y siento a mi corazón palpitar.

()

Preguntando sin saber,

viendo a mi corazón padecer,

pues esta es la primera vez,

que siento esta calidez.

()

Suspirando al sentir tu presencia,

padeciendo en tu ausencia.

Pero sé, que yo no existo para ti,

así como tú no deberías existir para mí.