Axiuru es una serie original de Producciones Gran Torre, se prohíbe su reproducción o uso por terceros salvo para material de Fan Fics, Fan Arts y Juegos de Rol.

Pd

Si alguien hace un Rol de esto que me avisen para entrar XD.

Capitulo 05

Choque de Culturas

(Primera Parte)

Serie: Axiuru.

Género: Ciencia Ficción, Historia.

Fecha de inicio: 19/06/2012, 12:11 md.

Fecha de término: 15/07/2012, 4:01 pm.

Autora: Silvia Vega Gutiérrez, directora jefe de Producciones Gran Torre.

-o-

Kua'Kua acababa de asegurarse de que los otros jefes estuvieran cómodos en sus alojamientos cuando vio el destello en la colina, corrió para encontrarse con Tolen y Axiuru, el estado de agitación de la niña también le asusto asique primero que nada la dejaron en su choza para que descansase, luego Tolen y él fueron a discutir lo ocurrido a la suya.

-No pudo avisarnos en mejor momento-dijo Tolen-con los líderes reunidos podemos prepararnos para enfrentar a los extranjeros, cortarles el paso desde aquí.

-Contente, Tolen-ya hacía mucho que había dejado de tratarle como a un superior para volverlo un igual-no sabemos si sus intenciones son malvadas.

-¿Acaso no la viste?, esta aterrada, dice que son peligrosos, eso debería bastarte.

-No, dice que "cree" que pueden ser peligrosos y seguramente lo dijo por ti.

-¿Qué insinúas?

-Con todo respeto pero te conozco lo suficiente, desde tu punto de vista cualquier cosa que venga de fuera es una potencial amenaza, incluso Axu, ahora la proteges pero sé que antes la vigilabas temiendo que hiriera a alguien con su poder.

-Un error pero esto es diferente.

-¿Comparado con qué?-pregunto Kua'Kua-no estuviste de acuerdo con que estableciera contacto con otras tribus pero lo hice y el resultado fue bueno, estos extranjeros podrían ser valiosos aliados.

-No son como nosotros.

-¡Ella menos y es casi tu hija!, el punto es que soy el jefe y tu el chaman, la decisión final me corresponde-bajo la voz-serénate, por favor, no vamos a pelear si no a discutir.

-¿Cuál es tu idea entonces?

-Has hablado contra la guerra durante años, ambos sabemos que no alejaste a todas estas personas de sus hogares para empezar otra a la menor oportunidad, nos prepararemos por seguridad pero los recibiremos y haremos las cosas civilizadamente, no somos salvajes.

-Ruega por nuestro bien que ellos tampoco lo sean.

-¿Recibirlos?, ¿quiere darles la bienvenida?

-¿Dormiste anoche?

-¡Tolen!

-¡No me alces la voz!

-Sí, quiere darles la bienvenida…

Era de mañana y el sol acariciaba la colina, Kua'Kua había reunido a los lideres para contarles la situación, como las visiones de Axiuru venían sin fecha habría que hacer preparativos cuanto antes y les mantendrían informados, solicitaban algunos guerreros en caso de que las cosas (los cielos no lo quisieran) salieran mal, Tolen se apoyo en el mismo cayado que había clavado allí antes de fundar la tribu, después de años llevando sol y lluvia lucia mejor que el indio apesadumbrado.

-…Me pareció buena idea-dijo como si continuara una charla-la aldea aquí…porque siempre las dejan selva adentro pero junto al mar… ¿Quién iba a venir a molestarnos desde el mar?, ¿para que vendría alguien de adentro hasta aquí?...pero mira-señalo la playa-van a llegar, bajaran de sus botes, subirán a mirar el paisaje-dio la vuelta-y nos verán allá abajo, del otro lado…

-Tolen…-el indio miraba el cayado.

-Esto llamara su atención…-trato de sacarlo.

-¡Tolen!-lo detuvo-no puedes sacarlo, es un símbolo…cálmate, por favor, quizás los equivocados seamos nosotros, no vi que nos lastimaran.

-Dijiste que tenían ojos cargados de ira.

-También los jaguares y los cocodrilos pero no son malvados, solo tienen hambre-le hizo soltar el cayado y le obligo a mirar nuevamente el mar-no se ve tierra, deben venir de muy, muy lejos, los exploradores deben llevar vivieres en los viajes largos, quizás se les acabe antes de llegar.

-¿Pretendes hacerme creer que sus caras de odio son caras de hambre?

-Puedo equivocarme-sonrió-las personas se equivocan…los dioses también =b

-Eso, corrígeme con mis argumentos ¬¬

-¿Por qué te asusta tanto la gente de afuera?-estrechaba su mano pero con suavidad, no podía tomarla fuerte porque las marcas en sus palmas quemaban-también te pusiste mal cuando conocimos a las otras tribus.

-No son las personas lo que me asustan, es lo que pueden hacer, si algo sale mal, si nos atacan, no sabes lo que es eso…en la tribu de la que veníamos siempre había guerra, peleábamos con dos clanes y ellos peleaban con otros dos, ya nadie sabía quien había comenzado o porque…una noche entraron guerreros, las otras dos se habían aliado contra nosotros, se metieron a las chozas, se llevaron a las jóvenes, mi yerno y yo defendimos nuestra casa pero nos superaron, recuerdo…que caí sobre la cuna de Cholena y que quede muy quieto, cubriéndola con mi cuerpo, rogando que me dieran por muerto y me dejaran allí pero también quería levantarme y proteger a mi familia-se cubrió la cara, Axiuru nunca le había visto dar muestras de debilidad-mi hija cayo a mi lado sangrando, me miro y me susurro algo… "sálvala"…asique que quede allí…hasta que todo acabo…no sé porque pero Cholena no lloro ni hizo ruido hasta entonces…como si supiera lo que pasaba…

-Ella es muy lista, intuitiva.

-Lo es…durante las reconstrucciones busque a una mujer que le amamantara…no había una sola familia que no hubiera perdido a alguien… ¿Sabes que el padre de Kua'Kua también murió?, y su madre no ha dicho una palabra desde entonces…convencí a esta mujer de que nos fuéramos, la necesitaba, ella le hablo a su hijo…y todo el mundo se entero, habían algunos que querían quedarse a recobrar lo que pudieran de las cenizas pero muchos me siguieron y viajamos hasta aquí, huyendo de la violencia…y ahora…pareciera que nos encontró…-se enjuago una lagrima-Axiuru, quiero que me prometas algo.

-¿Qué cosa?

-Hasta que estemos completamente seguros no debes por ningún motivo acercarte a los extranjeros, te quedaras en el templo, a salvo, no quiero que te vean.

-…Esta bien, yo tampoco quiero que me vean.

-Bien…bien…dile a Kua'Kua que te de una lanza.

-O.O

-No me lo digas, ya se…pero no voy a dejarte indefensa-le beso la frente-también dile que hay que poner vigías en la colina.

Durante las siguientes dos semanas hubo tención en el aire, la colina solo era visitada por los vigías, los pescadores hacían turnos cortos, nadie quería estar demasiado tiempo lejos de la tribu, Tolen obligo a Cholena a mudarse al templo junto a Axiuru, le fastidiaba que su abuelo se hubiese acordado de ella pero de nuevo pasaba mucho tiempo con su amiga desde que eran pequeñas, todos intentaban guardar las apariencias.

-¿Hablaran nuestro idioma?, el abuelo dice que algunas tribus que conoció hablaban parecido a nosotros pero no se les entendía.

-No debería ser problema, yo aprendí su idioma en semanas.

-La gente normal no es tan rápida-dijo riendo-¿eran atractivos?

-¿Y eso que importa?

-¿Cómo qué?, soy la hija del chaman, un día seré la esposa de alguien, debe ser alguien fuerte y valiente, quizás un guerrero pero no va a ser un esperpento cualquiera.

-Oh cállate, te casaras con Kua'Kua.

-D: ¿Qué?, ¿lo viste?

-No pero es el jefe y tú la hija del chaman, ¿no se debería quedar en familia la tribu?, además Tolen no te dejaría tener los hijos de un blanco, ni los quiere ver, menos cerca de ti.

-Sí, supongo que es cierto…bueno, Kua'Kua es guapo n/n, ya va siendo hora.

-¿Cómo que ya va siendo?, tienes nueve, espera cinco años al menos, no sé cuál es tu prisa.

-Eso lo dices tú, ni que fuera tan difícil, me caso, tengo hijos, ¿Por qué tengo que esperar tanto?, Kua'Kua tiene muchos más años que yo, él que se apure.

-¿Aun se te quema el guisado?

-._.U

-Cinco años, Cholena, no es tanto…pero oye, felicidades por haber planificado tu vida, yo ni siquiera sé donde estaré en la siguiente hora.

-¿Por qué?

-El destino es incierto, eso me dijo Tolen una vez…prefiero dejarme llevar-extendió los brazos en su tina de agua-moverme como la marea…

-¡Están aquí!, ¡Están aquí!-grito alguien en el exterior.

-¿Llegaron?-Axiuru se incorporo en su tina-Cholena, ve a mirar, prometí quedarme aquí.

-¿Bromeas?, el abuelo me mataría.

-No dejes que él te vea, por favor-Cholena torció el gesto-¡Si, eran lindos!, ¡Ve!

La india soltó la risa y salió del templo, rodeo la colina y se metió entre las palmeras, lo que vio le dejo sin aliento.

Axiuru no había sabido describir los barcos de los hombres blancos aparte de recalcar su tamaño y ni así dio una buena escala, eran gigantescos, se deslizaban sobre el mar como por arte de magia, eran dos, de madera, con grandes telas blancas arriba y tallas al frente, se detuvieron mucho antes de llegar a la orilla, en la costa se estaban juntando los indios, Kua'Kua y Tolen al frente de la comitiva con canastas de fruta y regalos, esperaban, arriba de los botes asomaron cabezas blancas, cabezas grises que destellaban, se miraron en silencio.

Hubo algo de actividad y entonces de los botes grandes salieron botes chiquitos cargados de hombres, salieron tres botes y se acercaron a la orilla, Kua'Kua se adelanto con una cesta para recibirles, el primer bote toco tierra y bajo un hombre blanco y sonrosado, no tenia metal sobre el cuerpo pero si muchas telas de colores, los otros fueron bajando, en la orilla pronto hubieron casi tantos blancos como indios; Kua'Kua le ofreció la canasta y dio un paso atrás, el blanco la recibió, tomo un mango y le pego una mordida, saboreo la fruta y entonces dijo algo que no se entendió pero se rio como lo haría cualquiera, se quito algo de la mano y se lo dio a Kua'Kua, el indio sonriente se lo mostro a todos, un aro brillante.

-¡Están aquí en paz!-dijo.

Los blancos y los indios se mostraron felices y se acercaron unos a otros, algunos blancos tomaron un bote y dieron la vuelta, seguro iban a avisarles a los que seguían en los barcos, los indios les dieron comida, los blancos les daban objetos raros de valor impreciso pero muy atractivos mientras trataban de entenderse a señas, Cholena sonrió encantada y regreso a toda prisa al templo.

De esta forma los indios recibieron a los blancos y muchos creyeron que efectivamente sus caras de malos eran cosa del hambre porque devoraron cuanto les dieron, no había como entenderles pero parecían inofensivos, su jefe parecía ser el más encopetado, con tanta tela encima debía estar ahogándose de calor y su aguante les asombraba, clavo un palo largo con una tela de colores junto al cayado, luego se arrodillaron todos los blancos frente a esta mientras uno vestido de negro y que parecía ser su chaman hacia una especie de ceremonia.

Tolen les miraba con absoluto recelo, sus acciones le sonaban a irrupción invasiva, pero Kua'Kua estaba gratamente intrigado por sus costumbres, se había puesto en el dedo el anillo regalado, la mayoría de los obsequios blancos consistían en telas bonitas y piezas de metal o joyería, pusieron la mayoría a recaudo y las enviaron al templo para Axiuru, Cholena terminaba de contarle pero ella seguía insegura.

-Mi abuelo te pego la desconfianza.

-Quizás…no me gusta el olor de estas cosas-dijo mirando una tela- son bellas pero huelen…Snif…sudor y algo más…no sé lo que es…

-Que huelan mal no significa que sean malos-dijo tomando la tela y cubriéndose los hombros-es tan suave, ¿Con que la teñirán para lograr estos colores?

-¡No te atrevas!-grito alguien afuera.

-o.o ¿Ese fue mi abuelo?

-¡La necesitamos!

-Y Kua'Kua…no me gusta esto…

-¡Dije que no!, ¡No la expondré a ellos!

-Por favor, Tolen, no nos han hecho nada, ella nos ayudara a establecer contacto.

-Venir en paz no significa que se quedaran así, hay que estar seguros.

-Yo estoy seguro y créeme, será más fácil acercarnos a ellos si aprendemos su idioma.

-¿Puedo sugerir algo?-dijo Axiuru desde la entrada sobresaltándolos-no quiero que ellos me vean.

-¿Ves?

-Pero quiero ayudar.

-0o?

-Permitan que descansen cerca de mi templo, donde pueda escuchares y verles sin ser vista, es todo cuanto necesite.

-¿Y si tratan de entrar?

-Pongan guardias, no tienen porque hacerlo.

-Ni tú puedes ponerle peros a eso, Tolen.

-Oh, claro que puedo…

-Tolen, confía en mí, por favor…

-Pero…pero….… ¡si algo pasa…!

-Me hare cargo, es tan importante para mí como para ti.

Los blancos se habían ubicado en la playa, cerca de sus botes, Kua´Kua se acerco a su líder y por señas le mostro el pequeño prado junto a los arboles al lado de la tienda, el acceso a la playa era fácil y estarían a mejor resguardo, al menos eso intento decirle, que se pasaran allí, el blanco señalo interrogante la ornamentada tienda del templo con cuatro indios armados con lanzas, Kua'Kua se le puso al paso.

-Templo sagrado-dijo negando con las manos, tratando de hacerle entender que no debían entrar allí-ustedes deben quedarse aquí, respetar esta regla.

-¿Qué es lo que tienen allí?-insistía el blanco apuntando el lugar- ¿no qué?

-¡No entrar!-señalo e hizo un gesto negativo.

-¿No…?, ¿No ir…?, ¿No entrar?-repitió su gesto.

-¡Eso, no entrar!

-¡No entrar! Ya, bien-se meso el cabello que tenía en la cara-no entrar…muy bien… ¿podemos quedarnos aquí?-señalo el prado y donde estaba su campamento-¿aquí?, ¿podemos quedarnos aquí?

-Queremos que se queden aquí-dijo Kua´Kua ahora imitando al blanco-es mejor lugar, quédense pero no entren al templo, quédense.

-¿Si?

-¿Si?

-¡Si :D!

-¡Si :D!

Desde la tienda Axiuru los espiaba, había un boquete cubierto por un arbusto y así podía observarles, entendió tan poco como los que conversaban, iba a necesitar algo de tiempo, los blancos se instalaron antes del anochecer, ahora que podía verlos le resultaron hoscos y algo sucios, tenían más pelo en el cuerpo que cualquier indio que hubiera visto, parecían monos con esas caras velludas y alborotaban como tales, discutían y hablaban fuerte, como si tuvieran problemas para entenderse entre ellos incluso pero poco a poco Axiuru fue rescatando palabras, a relacionarlas con actos y cosas descubriendo su significado, Kua´Kua hacia lo mismo tratando de entenderse con el jefe blanco y por la noche iba al templo y cambiaban impresiones, no se iba hasta que los blancos estuvieran completamente callados y dormidos, aun con ocho guardias rotándose toda seguridad parecía poca.

-Su jefe no se llama jefe, se llama "Capitán", su chaman no es chaman, es un "Sacerdote", el ritual que hacen todas las mañanas es una oración, como ustedes conmigo.

-¿A qué deidades veneran?

-Pocas, "Dios", "Jesucristo", "Los reyes de España" son palabras muy extrañas.

-¡Ah, entiendo!, su…capitán, ¿correcto?, dice que vienen del otro lado del mar…de una tierra llamada "España"…y ellos son "Españoles"

-¿Qué han dicho las otras tribus de todo esto?

-Están felices de que controlemos la situación aquí antes de involucrarlas pero también parecen recelosos-se miro el anillo- igual que Tolen, ¿Qué me dices tú?, ¿aun los crees peligrosos?

-No estoy segura, me dan mala espina pero como tú dices…puede que solo sea mi reacción por todo lo que Tolen me ha dicho, respetaron la regla, no se acercan a mi templo, no lo sé…

El asunto del acceso al templo no era tan seguro como ella creía, la verdad los españoles estaban cada vez más intrigados, se acercaban hasta donde podían, algo que parecía importarles mucho era el oro, cuando vieron las primeras piezas y los indios les mostraron de donde lo sacaban se emocionaron muchísimo, les encantaba el oro pero ni se lo comían como Axiuru ni se adornaban y además trataban de juntar cantidades exageras, ¿Cuál era su fascinación con eso?, cierto, pensaban los indios piadosos con ellos, era bonito como sus pedrerías y parecía que les encantaban esas cosas pero no podían imaginar que fuera más valioso que una buena comida en sus estómagos, un cálido refugio…para nada; se esperaba que estuvieran agradecidos, al llegar algunos estaban enfermos y lo que sea que traía se le contagio a algunos indios pero con su sistema del agua hervida y de usar calor como remedio la aldea había podido curarlos a todos mejor de lo que lo hacían quien parecía su curandero que por alguna razón trataba las heridas empeorándolas con cortes de cuchillo.

-"Doctor", así le dicen a su curandero y creo que eso que hace-hico el gesto de cortar y trato de repetir lo escuchado-"necesitas…una…san…san…sangría…", eso, "sangría", eso es cortar para sanar.

-No tiene mucho sentido.

-Quizás no lo escuche bien…

Ya no había ruido, asique se despidió de Axiuru, Cholena ya había vuelto a la tienda de su abuelo asique estaba sola con cuatro indios con lanzas afiladas afuera, Kua´Kua salió pero se encontró con el capitán español a dos metro de la entrada, haciendo que hacia la verdad, el indio le sonrió gentilmente, su gente ya llevaba dos meses allí y seguían siendo tan obstinado como niños.

-"Buenas noches, capitán"-dijo usando el idioma aprendido.

-0.0 Buenas noches-sonrió gratamente sorprendido-jefe.

-Se lo repetiré amablemente-dijo en su propia lengua y luego lo intento en español, señalo el templo- "Aquí no, sagrado"

-Ou… ¿Sagrado?, ¿una tumba?

-"Sagrado, tierra de Dios, quédense allá"

-¿Un templo?-se meso la barba-¿por eso ponen su oro allí?

-"¿Oro allí?"… ¡Ah!, si, "En tierra sagrada, oro, piedras"

-¿Joyas?-el rostro se le ilumino, había visto a los indios entrar con canastos a la tienda y una vez vio entrar a uno con unos collares de oro- como una casa del tesoro, allí guardan sus riquezas, son ofrendas a sus dioses.

-"Nuestro Dios"

-Uno solo, perfecto.

-"No deben ir allí, sagrado"

-Claro, claro, sagrado, nos quedamos afuera :)

-:D "Gracias, capitán, buenas noches"

El indio se fue contento, pensando que había logrado hacerle entender…no pudo equivocarse de peor manera.

Entrada la noche todo era silencio, Axiuru dormía abrazada a la lanza corta que le dieran, todo parecía tranquilo, estando bajo el agua en su tina no escuchaba lo que sucedía en el exterior asique no supo cuando los españoles atacaron a sus guardias a traición ni los escucho entrar sigilosamente en busca de un supuesto tesoro de oro y gemas que no encontrarían.

-¿Qué es eso?

Lo primero que les salto a la vista fue la iluminación sin precedentes, la luz marina que venía de la tina adornada, el sacerdote que venía en plan de protección por todo aquello de la tierra sagrada se aproximo mientras los demás rebuscaban en busca de cosas de valor, cruz en mano se asomo para mirar el contenido de la tina.

-0-