Te conozco desde antes de que tenga memoria.

¡En tantos sentidos eres tan lindo! Simpático, amable, fiel. Uno en un millón. Te preocupas por mí y me cuidas.

Hemos pasado tantos momentos, tanto buenos como malos; siempre estás ahí.

Eres más que un amigo; un hermano. ¡Más que un hermano! Un compañero. No, mucho más que eso...

Sobre todas las cosas, eres un gran perro.