Capitulo 1. El comiezo.

Otro día más, común y corriente. Despertar temprano para arreglarme, desayunar e ir al colegio. Sentarme al lado de Emilia Stewart, y esperar a que comience a parlotear sobre su adinerado y atractivo novio, Jake.
Cada día era igual al otro, la misma y aburrida rutina que tanto odiaba. Todos los días eran iguales, hasta el momento en que el profesor José me citó a su oficina.

- ¿Sucede algo? - Pregunte algo preocupada, esto de ir a la oficina de algún profesor se salía de la rutina.

- Pues bueno, Señorita Bradford, si no se a dado cuenta, sus calificaciones en matemáticas han bajado notablemente este ultimo periodo.

Joder, era cierto, últimamente no quería nada con nadie y no me preparaba para los exámenes.

- Si, respecto a eso…

- Sabe usted que su padre es muy estricto con respecto a las calificaciones, y si no hacemos algo pronto, podría salir con un mal promedio en esa asignatura, provocando que baje notoriamente su promedio final.

- Joder, es cierto –Dije algo desesperada, colocando mi cara entre mis manos sin mirar al profesor.

- Sin embargo, hay una solución.

- ¿Enserio? –Pregunté esperanzada.

- Hay un alumno al que le va excelente en matemáticas y no creo que se oponga a enseñarle unas cuantas formulas.

- Pues, supongo que no hay opción.

- Le informaré dentro de los próximos días.

- Muchas gracias, profesor.

Dios, lo que me faltaba. Lo único que odiaba era tener que pasar toda la mañana y parte de la tarde con estos ricachones, y ahora por estúpida tendría que pasar tiempo de más con alguno de ellos, genial Sofía, te volviste a lucir hoy.

Después de hablar con el profesor, me fui directamente a casa, solo quería descansar. Esta vez preferí irme caminando a casa, hacia bien tomar aire fresco de vez en cuando.

- ¡Hey nena! – Escuché a lo lejos.

Oh no, esa voz, la reconocía a la perfección. Podría apostar que se trataba de John en su automóvil de lujo, y claro, habría ganado. John era uno de los chicos del colegio, hijo de una de las familias mas adineradas del país, siempre andaba rodeado de chicas, la cuales mas que quererlo a él, querían su fortuna. De aquí a que terminara la escuela, si alguna lograba conquistar su corazón sería su futura esposa. A mi realmente me no importaba en lo mas mínimo el o su familia, pero siempre andaba molestando.

- ¿Cómo estas, cariño? –Decía coqueto.

- Bastante bien, John. –Dije algo cortante.

- ¿Quieres que te lleve a alguna parte?-

- No, gracias. – Dije tratando de caminar mas rápido, el manejaba al lado mio lentamente y hablaba desde su automóvil con la ventanilla abierta.

- ¿Segura?, te podría llevar de paseo a algún lugar.

- No gracias, John.

- Pues, te lo pierdes. Hasta mañana linda.

- Adiós, John.

Odiaba lidiar con él, siempre trataba de hacerse el lindo, amistoso y simpático, varías veces había caído en su trampa, pero ya no más. Después de un tiempo juntándome con el y su familia, me di cuenta de que era alguien hipócrita, antipático y arrogante.
Amaba por sobre muchas cosas la fama que tenía gracias a su familia y una de las cosas que mas odiaba era tener que juntarse con gente pobre, los encontraba sucios y celosos, justo como describía a su hermanastro.

Finalmente llegué a casa, a hacer lo mismo de siempre, sin salir de la rutina.


Espero hayas disfrutado este capitulo. ya vienen muchos mas -w-

Lamento las faltas de ortografía, mi computados no tiene un corrector ortgrafico y en si escribo muy, muy mal ._. Estoy empezando con esto de escribir, espero comprendas esto de no escribir muy bien que digamos e_e . Un besho:* . Adios'