Importancia

Son sólo dos sujetos al borde de un puente cuyas palabras no tienen razón para pesar más que la cordialidad, que estricta, se impone en sus vidas. Las obstruye.
Kardia:"Esta es mi historia, sola y sin gracia, triste y aburrida, un caso más de un destino… No, más bien de un actuar cruel donde fui un simple perro despreciado.
Bien, ese es el lado negativo de ver las cosas. También se podría decir que es el más realista, ya que no ilusiona a nadie y te deja con las manos vacías en la mitad de la nada sin saber de que aferrarte. Pero como seres imperfectos que somos, a veces es bueno creer algo por iluso que parezca...
Y lo lamento, de verdad que lo lamento, pero esto también soy yo. Al igual que tu también siento dolor, y en estos momentos no me siento capaz de decir lo que todo esperan oír de mí... Hoy soy yo quien llora, quien esta perdido..."
Vincent:"Por lo menos tu puedes esconder tu miseria y no parecer débil. Así que no tienes derecho de llorar. Se el actor que siempre eres, el que no cree en nada."
Kardia: "Me robaron lo que era mio, e intentan volver a hacerlo y a ti no parece importarte."
Vincent:"Arreglátelas tú." (Se va)
Kardia: (sarcasmo) "¡Estoy bien! No me pasa nada. La vida es hermosa y la gente siempre estará junto a ti pase lo que pase, porque alguien que te ama no te dejara nunca. Así que sólo tengo que sonreír y decir que no me duele que mi propia familia me haya dejado olvidado como un juguete pasado de moda, porque no me va volver a pasar otra vez... Sí, sólo tengo que sonreír de una patética forma..."
Vincent: (Regresando) "Nadie es indispensable. Eso ya deberías tenerlo asumido."
Kardia: Tú que no amas a nadie es fácil decirlo... y aun más fácil cuando fuiste cómplice. Tú sabías cosas que yo no.
Vincent: Ese es castigo por amar.
Kardia: "¿Castigo? Entonces eres un maldito masoquista. Cada día vienes acá arrastrando tus penas esperando que yo alivie tus heridas, me obligas a sonreír y ver el lado bueno de las cosas. Tu flaqueza me llena de brío.
Que castigo más curioso: Sacrificar un poco de tu ego para traerme felicidad y así yo poder trasmitirtela." (ríe)
Vincent:"Debo matar el tiempo de alguna forma, tú eres la mejor opción, porque...
Kardia:"Estas solo. La gente que te rodea es manipuladora y ambiciosa, ellos únicamente quieren sacar provecho de ti. Y tú no quieres eso, por lo que intentas escapar, pero no hay nadie. Por lo menos no de tu nivel.
Deberías saber que yo siempre estaré aquí para ti... Sin embargo, también estoy vivo, y ahora estoy cansado. No puedo hacer más que lamentarme en soledad o...(se acerca al borde) caer derrotado."(cae)
Vincent:"Yo también iré contigo.(cae)
Eres el hijo bastardo de una familia que siempre te trato como la escoria de la sociedad, pero no es así. Tú eres el príncipe abusado que siempre salva a todo el mundo. Nunca dije nada y lo siento, ¡Te quiero mucho! ¡Eres mi mejor amigo Kardia!Juntos abriremos la puertas del cielo, hablaremos con ese ser horrendo llamado "dios" y al fin sabremos el porqué de nuestra miseria."
Kardia:"Si por lo menos algo tubo importancia en tu vida, valió la pena vivirla. Yo no me arrepiento de nada. ¡Gracias Vincent! ¡Gracias por darme tu amistad!" (ruido)
Son sólo dos cuerpos sin calor que radiantes sonríen en la tumba de la cordialidad.


¡Hola! Esta historia ya la tenía hace mucho tiempo, pero no estaba terminada, así que me propuse terminarla -no mentía cuando dije que terminaría todos estas micro relatos que tengo-. Y qué más puedo decir, esta es una historia muy extraña. Espero haya sido de su agrado.

¡Gracias por leer!