Summary: Acompaña a Tessa en los problemas que se mete y algo que jamás pensó que sucedería, llegar a enamorarse… esto es un "shojo" romance/comedy bien cargado

Este fic es creado por nadie mas que yo, hechos a base de la realidad, cualquier comparación con su realidad es pura coincidencia, por favor tengan la luz encendida al leer y no se acerquen mucho a la pantalla puede causar malestar ocular y sin mas…


Opuestamente Complementarios

Capitulo01: Un clásico día

Tessa Keinn, es una joven de 16 años de edad, alta de cabello lacio, largo de color chocolate, unos hermosos ojos color miel, piel clara y de cuerpo esbelto, pero sin duda es especial por su carácter fuerte y extrovertido, sin mencionar orgullosa y algo terca… naah "algo", no es muy terca, es bastante tímida en algunos sentidos, con esto se refiere a todo lo que tenga que ver con el amor y... a menudo discute consigo misma, es una Otaku, adora todo el romance y las cosas lindas PERO en secreto, tiene un gran apetito, vive sola en un departamento, perdió a sus padres de pequeña por lo que fue criada por su hermano mayor, quien esta de viaje ya que trabaja en una muy importante agencia que hace constantes viajes de negocios, también la mantiene con dinero suficiente para no trabajar, es atraída por todo lo que es "arte" (un dato importante: actualmente vive en Japón, Sendai)

.

.

.

Debido a que Tessa se quedo toda la noche terminando uno de sus animes favoritos no pudo dormir pues se quedo hasta las 2:57 de la mañana repitiendo el capitulo final una y otra vez, causando que…

— ¿de nuevo dormida? …Señorita Keinn — era la voz de la profesora, quien se dirigía al asiento de la alumna — ¡señorita Keinn! – esta vez grito, causando que la alumna se despierte de golpe cayendo al suelo, siendo causa de la risa de sus compañeros de salón.

— ¡auch! No tiene que gritar — se quejo la castaña subiendo su mirada para encontrarse con una profesora muy molesta — "¡rayos!" Se-señorita Shizuko lo-lo siento — se disculpo para subirse de nuevo a la silla

— "¿Lo siento?" ¿Cuántas veces he oído esa frase? — le hablo con una temible mirada

—he he — una gota resbalo de su sien — lo que pasa es que…

— ¡Nada! A la oficina del director — le señalo con el dedo índice la puerta mientras que su mano izquierda estaba posada en su cadera, la castaña solo suspiro

— ¿Por qué a mi? — se quejo mirando al cielo, dirigiéndose afuera del salón.

Bien, esta de más decir que Tessa siempre se mete en problemas, y sobre todo si se trata de clases, pero lo milagroso es que sea la alumna con más alto rendimiento de la clase, si, nadie sabe como, ni ella misma, simplemente le parece sencillo los temas, sobre todo los de nivel superior como física cuántica y Biotecnia (N/a: no sé como, yo me hago un rollo con matemáticas) volviendo al tema, siempre se duerme en clase, en especial la de historia (la clase de la que la acaban de botar)así que ya es famosa en cuanto eso, tanto así que hasta el director tiene una silla con su nombre.

*toc toc* eran los sonidos que provocaban al golpear suavemente la puerta de la oficina del director, este solo hizo un ademan de manos para hacerla pasar, la castaña entro y se sentó

— ¿Qué hay? Tessa — hablo el director sentado en su cómodo y grande sillón — ¿Cuántas de azúcar? – le interrogo, sirviendo té en una fina y pequeña taza, con una cucharita de azúcar sobre esta esperando su respuesta

— Una — respondió tranquila, tomando un sorbo de este — y… ¿Cómo va todo? — le pregunto

— ¡ah! Pues bien veras…— empezó a hablar

Eran tan comunes las visitas a la dirección que ya era como su invitada diaria. Le contaba todo, su vida, lo que le pasaba y hasta a veces le tocaba escuchar sus tristes y patéticas historias se la infancia

—… eso paso hoy día — le conto lo que le paso en el día (nada interesante, no se preocupen) — de nuevo te quedaste dormida ¿Eh? — A lo que la castaña rio nerviosamente tomando otro sorbo de su té — ¡Ah! Verdad hoy viene tu hermano — ante esto la joven escupió el té para un costado casi atragantándose con el liquido

— ¡¿Qué?! ¡¿Hoy?! – pregunto asustada posando bruscamente sus manos en la mesa asustando al director

—aja que… ¿no sabias? — le pregunto mordiendo un pedazo de bizcocho que tenia cerca, la castaña solo negó la cabeza con los ojos llorosos de miedo — bueno, llegara a eso de las 5 de la tarde, así que si yo fuera tu me… ¿T-Tessa? —la joven ya se había marchado del lugar a toda velocidad

En los pasillos se podía ver a una castaña corriendo a toda velocidad, debía recoger sus cosas del salón e irse a su casa, después de todo solo faltaba una hora para que las clases terminen, freno en seco frente a la puerta, la abrió lentamente, se agacho y entro gateando, sin que nadie la pudiese ver, gracias al cielo que su carpeta estaba justo al lado de la puerta (la puerta se encuentra ubicada en la parte de atrás del salón) gateo hasta llegar al lado de su carpeta donde su compañero que se sienta a su lado la miro extrañado, la castaña solo llevo su dedo en la boca diciendo un "shhh" muy bajo, este solo asintió con una gota resbalándole, la profesora volteo, la castaña se subió velozmente a su sitio escondiendo su cabeza en sus brazos, la profesora sin darse cuenta giro de nuevo para la pizarra, la castaña tomo sus cosas y salió gateando a toda velocidad para soltar un suspiro de alivio, se paro y corrió a la salida mirando su reloj (2:58) tomo su bicicleta y arranco directo a su casa.

Se preguntaran el porqué de la reacción de Tessa, pues su hermano es algo exigente y su cuarto no era el mas ordenado que se pueda decir, menos su departamento, la vez pasada casi la manda a vivir a una isla por eso, sobre todo porque Tessa es su única hermana y como falta poco para que termine la escuela, o sea unos 6 meses, quiere que mantenga la disciplina y bla bla bla, cosas que la gente mayor siempre dice; eso de "debes ser responsable, te estas haciendo una señorita".

La castaña llego en un santiamén al apartamento, entro de golpe sin saludar a sus vecino quienes fueron atropellados en el camino, abrió la puerta de forma brusca donde su fiel gato la recibió

—Miau — saludo el gato meneando su cola de un lado a otro en digno de saludo, la castaña se detuvo lo cargo, saludo y acaricio

—Hola Miffu — si, así se llamaba su gato — ¡ay! Lo olvide, no hay tiempo — recordó lo de su hermano soltando un grito asustando al pobre animal, le sirvió su leche y se dispuso a hacer todo lo humanamente posible para ordenar

Tessa se movía de aquí para allá, limpiando y ordenando todo, eran las 4:53 fue a su cuarto a tomar un baño y estar presentable, se vistió y arreglo el cabellos siempre lo tenia suelto, todo eso le tomo exactamente 6 minutos

—bien, son las 4:59 así que si no me equivoco… en 3… 2… 1 — la puerta se abrió de golpe, entrando un joven de unos 27 años, cabellos castaño y ojos café con los brazos abiertos y una gran y soñadora sonrisa en el rostro — bienvenido hermano — saludo con una gota resbalándose por su nuca

— ¡hermanita! — Grito el castaño abrazando a la nombrada dejando caer las bolsas que llevaba — ¡Cuánto te extrañe! — le decía abrazándola con fuerza y girándola por toda la sala

—n-no puedo respirar — hablaba como podía — y me maaare-o — ante esto el castaño la soltó, sonriendo y despeinando la ordenada cabellera de la castaña — ¡no! ¿Tienes idea de cuanto me costo peinarme? — se quejo

—da igual te ves linda — unas lagrimas se asomaron por los ojos del joven, para después salir cascadas de sus ojos — ¡te extrañe! — grito de nuevo abrazándola, la castaña solo suspiro

El castaño se sentó en el sofá, contemplando la limpieza del departamento

—wow, hiciste un buen trabajo — se refirió a la castaña que metía su equipaje por la puerta — ¿Cuánto te tomo? ¿Una hora? — era de esperarse, sin duda es el hermano de Tessa, esta reía nerviosa

— he he he, que bien me conoces — le contesto la castaña — y ¿como te fue en el viaje?

—bien, algo aburrido, a ¡si! ¿Me harías un favor? — Hablo acordándose, pero esto siempre significaban malas noticias para la castaña — he he deje un paquete en mensajería ¿podrías ir a recogerlo? — la castaña suspiro hondo y asintió con la cabeza, tomo sus llaves, una chaqueta y salió.

Esta vez decidió caminar, le faltaban solo unas cuantas cuadras, llego a la mensajería, se dirigió a la recepcionista, saco un papel de su bolsillo, leyéndolo

—mmm este ¿el paquete de Yue Keinn? — pregunto mirando a la recepcionista, esta asintió y entro en una pequeña bodega detrás de ella, viendo que se tardaba, le pregunto a la compañera de trabajo de la que la atendió, donde estaba el baño, este solo alzo su dedo indicándole la dirección.

Se fue al baño, sin embargo se confundió con el baño de hombres que estaba a costado del de mujeres, cuando se fijo en la señal, dio un respingo, se iba a dar media vuelta pero en eso sintió un fuerte golpe en la cara, era un portazo, cuando el joven salió accidentalmente golpeo "algo o "alguien" con la puerta

— ¿uh? ¿Qué fue eso? — Abrió sus ojos con sorpresa — ¡ay! Perdón — se disculpo pero la pobre castaña tirada en el piso inconsciente no lo escucho, se agacho y pregunto— ¿este bien? Obvio que ¡no! — se contesto a si mismo — ¿Qué hago? — La zarandeó y nada — Oye ¡reacciona!

La castaña abrió sus ojos levemente y se llevo una de sus manos a la frente para gritar después un fuerte

— ¡me dolió! ¡Idiota! — le dijo propinándole un fuerte golpe en el mentón (que delicada ¬¬ ¿no?)

— ¡auch! ¡Pues como rayos iba a saber yo que estabas de tras de la puerta del baño de hombres! — se quejo

Bufo molesta — pues me equivoque, ¡¿Qué acaso no puedo? — Le grito de nuevo — ¡espera! ¿Qué hago yo discutiendo con un extraño? — se pregunto a si misma parándose dirigiendo su mirada por ultima vez al joven, y se quedo mirando, un joven de cabellos color azabache y los ojos de color malva, abrió los ojos como platos — ¡pero si tu eres…! — el joven no la dejo continuar, le tapo la boca con la mano — ¡uhmmm mmmm!

—shhh ¿Qué no ves que estoy de incognito? ¡Tonta! — la chica se soltó molesta

— ¡¿a quien le dices tonta?! — se cruzo de brazos separándose de el — ¡hmph! Jamás pensé que el actor de mi dorama favorito fuera tan brusco con una pobre, delicada y refinada señorita como yo — hablo irónica

— ¿pobre? ¿Delicada? ¿Refinada? — repetía incrédulo lo que decía la castaña — ¡por favor! Casi me dislocas la mandíbula con ese golpe tuyo — se quejo tocándose el mentón

— ¡cállate! Que yo soy la victima aquí, bueno me gustaría seguir haciendo relaciones sociales contigo pero como ves tengo algo muy importante que hacer, ¡tengo que recoger un bendito paquete! — hablo con aires de grandeza yéndose por un costado del chico que la miraba como si fuese un bicho raro

— ¿uh? — el peli negro quedo mas que sorprendido

—Tsch… niño bonito ¿Qué se cree? — se fue mascullando a recoger el bendito paquete, sobándose la cara por el golpe anterior

Ya la castaña ida del lugar, quedaron solo el peli negro y el director que lo acompañaba, que había contemplado toda la escena, y murmullo

—ella, ella es la que nos faltaba, ¡es perfecta para el papel! — grito asustando al pelinegro

—y… ¿tu de donde apareciste? — pero el director no presto ni la mas mínima atención pues estaba ilusionado

—su nombre… — no concluyo

— ¿uh? — pregunto el actor pelinegro

— ¡su nombre! ¡¿Se lo preguntaste?! — interrogo exaltado

— N-no, no me dejo, con todos eso gritos — hablaba recordando la fuerte voz de la joven

—Hay que buscarla, muévete — hablo jalándolo del cuello de su camisa, dirigiéndose a la recepcionista

—Waaaaaaa — solo grito

.

Se escucho un portazo, lo que distrajo al que leía tranquilamente el periódico sentado en el sofá, miro por sobre el periódico la puerta donde entraba su hermana algo molesta

— ¿Qué paso por que la cara? ¿Te fue mal? ¡Tienes la cara roja! — le interrogo prácticamente asfixiándola

—Me estampe la cara con la puerta de un baño, todo por culpa de ese… — no termino, pues se quedo pensando… 1 minuto después — ¡OH POR DIOS! ¡Le acabo de gritar al actor de mis doramas favoritos! Y… ¡encima lo golpee! ¡En su cara! — un aura de depresión apareció, confundiendo al hermano mayor que se encontraba a su lado — ¡¿pero que hice?! Ahh... Pero bien merecido se lo tenía… ¡pero aun así! — se regañaba

—Quien entiende a esta chica — hablo para si el castaño


BUENO EN CONCLUSION EN LA VIDA DE UNA CHIA DE 16 AÑOS, OTAKU QUE A ESCONDIDAS ES LA MEJOR ESCRITORA DE JAPON, Y UN ACTOR ENTRA A SU VIDA PARA LLEVARSELA AL MUNDO DEL ARTE O ESTRELLATO AHORA TIENE TANTOS NOMBRES ASI QUE SIGAN CONMIGO PARA QUE SE RIAN DE SUS LOCOS PROBLEMAS, Y ADEMAS ESTE ACTOR PUEDE QUE SE ENAMORE BÁSICAMENTE UNA RELACION AMOR ODIO ¿SURGIRA UN ROMANCE? ¿TENDRA MAS PROBLEMAS? ¡SIGUELO AQUÍ!

Aizell se despide se agradecerían reviews