Los Sicaritos

(Cortometraje)

Abre:

INTERIOR. SALA DE CONFERENCIAS. ÉPOCA ACTUAL MEDIODÍA

En una sala de conferencias de un hotel, el político AGUSTÍN NAVARRETE está terminando de dar una conferencia sobre cómo tratar la drogadicción

NAVARRETE:

Y con esto se evita la drogadicción. Muchas gracias

Se escuchan aplausos

EXTERIOR. FONDA. MEDIODÍA

FRANCISCO LÓPEZ "El CHEETOS":

De modo que han sido ustedes unos sicarios exitosos

JOSEFO:

. Hemos sido sicarios de numerosos grupos terroristas,narcos y mafiosos alrededor del mundo.

"CHEETOS"

Excelente, les ofreceré $500,000 si asesinan a este hombre, es más, les ofreceré la mitad de la suma prometida por adelantado.

Les entrega unos papeles con unos cheques y una fotografía. Pide la cuenta y la paga.

FLAVIO:

De acuerdo, jefe.

Se levantan de las sillas y se van.

3. INTERIOR. CASA DEL NARCO. ATARDECIENDO

Los tres hombres están caminando. Los dos sicarios están admirando la casa

"CHEETOS":

Escojan sus armas.

Abre una bodega, con una variedad de armas.

FLAVIO:

Jefe, ¿con qué lo matamos, detonamos su casa, o le disparamos? ¿Cómo quiere?

Los dos sicarios están viendo las armas

"CHEETOS":

¡Eso no importa, lo único que me importa es que lo eliminen! ¡La forma de hacerlo es su problema!

FLAVIO:

¿Y para cuándo lo quiere muerto?

"CHEETOS":

¡Para hoy, no seas tonto!

FLAVIO:

Entonces, el sujeto mañana no amanece. Es una promesa

"CHEETOS"

Más les vale, lo prometido es deuda. Si no, olvídense de la otra parte de la suma, mas habré arruinado su carrera.

Los sicarios cogen sus armas y se empiezan a retirar del lugar los sicarios.

4. EXTERIOR. CALLE. NOCHE

Los sicarios llegan en una camioneta pick up para ser discretos. Llegan frente a la casa de la víctima, y se bajan del vehículo y llegan a una ventana. Rompen el cristal y al entrar tiran una mesa con fotografías, un florero, etc.

JOSEFO:

Silencio tonto, se va a despertar.

Flavio no dice nada. Suben las escaleras y abren la puerta del cuarto. La televisión de la habitación está encendida. Ven que nadie está en la cama.

5. INTERIOR. HABITACIÓ

FLAVIO:

No hay nadie, creo que mejor lo matamos mañana. Le decimos al jefe que no había nadie

JOSEFO:

No seas tonto, el está en el baño, la tele está prendida, además, el jefe lo quería muerto esta noche, y no te olvides del dinero que nos prometió.

FLAVIO:

A propósito, tengo un buen de ganas de ir al baño.

JOSEFO:

Entonces espérate a que salga.

La puerta del baño se abre, Navarrete sale del baño.

FLAVIO:

Con su permiso.

NAVARRETE:

Pase usted

Josefo está escondido al otro lado de la cama, muerto de coraje porque su compañero no hizo lo que debía hacer.

JOSEFO:

(Murmurando)

Ese tonto no aprovechó la oportunidad. Ahorita que salga del baño así le va a ir.

Flavio sale del baño y va hacia donde está Josefo.

FLAVIO:

Ya salí

JOSEFO:

¿Y qué, tonto? ¿Te aplaudo?

FLAVIO:

¿Por qué estás enojado? ¿Qué te hice?

JOSEFO:

(Gritando)

¡Pues tenias la oportunidad para acabar con él, y por querer ir al baño, no lo hiciste, tonto!

Navarrete desaparece de la habitación. Regresa con una AK-47. Apunta hacia los sicarios.

JOSEFO:

(Horrorizado)

¡Corre!

Los dos sicarios salen corriendo de la habitación.

6. EXTERIOR. CALLE. MADRUGADA

JOSEFO:

¡Rápido Flavio, tráeme la Cheyenne!

Flavio regresa con una mujer vestida de Cheyenne, una tribu de .

JOSEFO:

Esa no, ¡La camioneta tonto!

Flavio se lleva a la chica, y regresa con la el coche

FLAVIO:

¡Sube, rápido!

Josefo sube a toda velocidad al vehículo, y en eso sale Navarrete, con su AK-47 y toma su carro. Arranca el carro y empieza a disparar. Los sicarios doblan a la izquierda. Navarrete se sigue recto. En eso los dos sicarios le disparan al coche y se lo llevan preso.

7. INTERIOR. CASA DEL NARCO. AMANECIENDO.

Los sicarios traen a Navarrete preso, le tienen las ametralladoras puestas en la espalda, se vienen tomando una cerveza y contando chistes. Los tres se están riendo. Las risas paran cuándo están frente al despacho de Francisco López. Josefo toca la puerta.

"CHEETOS":

¿Quién?

JOSEFO:

Yo

"CHEETOS":

Pasa.

Los sicarios abren la puerta y entran en el cuarto con el rehén. A Navarrete lo sientan en una silla y lo atan con una cuerda.

"CHEETOS":

Vengan conmigo.

Los sicarios siguen al líder mafioso. Salen del despacho y se van a otro lugar, entran en la bodega de armas. Se escucha que la puerta de ahí es azotada.

"CHEETOS":

(Gritando)

¡Animales, par de inútiles cabezas huecas, les había pagado para que lo eliminaran, no para que me lo trajeran!

JOSEFO:

Es que, jefe, pensamos que le iba a dar alegría eliminarlo usted mismo

"CHEETOS":

(Gritando)

¡Sin excusas! ¡Ahorita mismo me explican lo que pasó, o será el último trabajo que se les haya encargado en toda su miserable vida!

Durante un largo tiempo hay un silencio profundo, los sicarios se miran fijamente. El narco está mirándolos fijamente esperando la respuesta. De pronto se oye un golpe desde el despacho del narco. Los tres van corriendo a ver qué pasó. Llegan al despacho y lo que encuentran es al rehén atado caído. Al irlo a levantar ven una pequeña bolsita con polvo adentro como si hubiera salido del pantalón de Navarrete. El "Cheetos" levanta la bolsita mientras los sicarios levantan a la silla con todo y rehén. El narco se le queda mirando fijamente a Navarrete.

"CHEETOS":

(Le muestra la bolsita al rehén)

Explícame esto

NAVARRETE:

Yo también soy narco

"CHEETOS":

¿Y por qué la campaña?

NAVARRETE:

Para debilitar a la competencia. De ese modo, yo puedo controlar el mercado de la droga. Todo iba bien hasta que alguien más que mis aliados se enteró de esto, y ese alguien eres tú.

"CHEETOS":

Que astuto, por desgracia, se acabó todo. ¡FLAVIO, JOSEFO, mátenlo ahora!

Los sicarios se quedan quietos y en silencio.

"CHEETOS":

¡Es una orden!

FLAVIO & JOSEFO:

Y a nosotros que.

"CHEETOS":

Para eso les pago.

FLAVIO & JOSEFO:

Pues es dinero mal gastado. Bobo.

"CHEETOS":

(Molesto)

¿Por qué me hacen esto?

JOSEFO:

Por varias razones. Una: El nos cayó bien. Dos: Porque usted nos quiso matar. Tres: El está en la política.

Los sicarios se acercan a Navarrete y lo desatan. Atan al "Cheetos" en su lugar

NAVARRETE:

Llamaré a la policía.

Navarrete se acerca al teléfono. Lo descuelga y marca

NAVARRETE:

Hola, policía, llamo desde la casa del Francisco López El "Cheetos".

Tiempo después llega la policía y se lleva arrestado al "Cheetos".

CHEETOS:

El también es narco, y ellos dos son sicarios.

Los sicarios y Navarrete se le quedan viendo burlonamente.

NAVARRETE:

Sí como digas, y a ti te van a llevar al hotel Grand Luxury.

Cierran la puerta de la patrulla y se van. Luego los sicarios y el candidato se meten a la casa del narco.

NAVARRETE:

Después de lo que hicimos, no podemos seguir así, de forma que yo dejo de ser narco, y ustedes dejaran de ser sicarios

JOSEFO:

Excelente idea.

8. CASA PRESIDENCIAL. EXTERIOR. UN AÑO DESPUÉS

Navarrete está pasando al frente, sus dos guardaespaldas son Flavio y Josefo. Cuando la gente lo ve le aplauden. La cámara se va alejando hasta que ya no se ven.