Sam abre los ojos veía medio borroso, cierra y luego abre de nuevo y ve a un hombre sentado observando unos papeles. El hombre tenía una G17 era un detective del FBI llamado John.

—Ahora estas en custodia de la policía— dice John

—Donde estoy, que paso— dice Sam levantándose, pero cuando va a mover la mano se dio cuenta de que estaba esposado a la cama.

—Se te acusa por el asesinato de dos personas—

—Fueron esos hombres de negro los que mataron a Clara—

—Te vieron entrar a la casa con un arma según los vecinos fuiste tú quien los asesino—

—Yo fui a protegerlos. Los Patriots ellos fueron y se llevaron a mis hijos—

—Porque entonces no llamaba oficiales— definitivamente John no le creía lo interrogaba muy serio John no estaba de humores esa semana

—Soy agente de la CIA, mi nombre es Sam Stewart—

—No me digas— le dice sarcásticamente John

—Mis hijos están en algún sitio de allá afuera secuestrados mientras tu estas aquí perdiendo tu tiempo conmigo. Haz algo— le dice Sam molesto

En ese momento entra el doctor y le entrega unos papeles a John.

—Cuando puede salir— pregunta John

—Aquí están los papeles ya puede salir ya se recupero—

El doctor sale de la habitación. Entran tres oficiales y apresan a Sam y salen de la habitación iba Sam delante y John y otros tres a los lados y atrás. Cuando van por el pasillo Sam ve a un hombre vestido de negro no pudo ignorarlo se veía muy sospechoso. Siguen por el pasillo y luego pasan por una ventana y Sam ve unos pisos abajo tres autos negros y muchos hombres vestidos de negro armados. Sam golpea a uno de los oficiales y corre de frente ve a un guardia de seguridad que tenía un arma que lo va a detener y detrás del ve a tres hombres vestidos de negro con armas tal vez eran M4A1 y comienzan a disparar Sam se tira y tumba la puerta de un cuarto. El guardia de seguridad estaba en el pasillo frente a Sam, tenia múltiples impactos de bala. Y el arma estaba en el suelo. Los hombres de negro le disparaban a John y a los otros tres mientras caminaban por el pasillo. Cuando uno de los hombres llega a la puerta de Sam. Sam corre empuja al hombre de negro en medio de disparos y caen en la otra habitación Sam toma el arma corriendo se voltea para disparar y ahí mismo explota una bomba. Sam sale disparado por una ventana de cristal se aguanta del borde y con el mismo viaje choca con la ventana de abajo y rompe el cristal cae al suelo da una vuelta y queda tirado en el suelo todo cortado.

John se encontraba en el piso de arriba con cinco hombres frente a él dispara pero no le da a nadie mira a uno de sus compañeros y vio como le daban un disparo en el pecho. John se encontraba dentro de una habitación una habitación no sabía qué hacer los hombres se acercaban. Le dice a sus compañeros que lo cubran y John corre hacia otra habitación se lanza de pecho y hace dos disparos en el aire y le pega a dos hombres cae en la otra habitación y recarga. Se queda respirando rápidamente detrás de la pared y no escuchó mas disparos luego sale y baja las escaleras.

Sam abre sus ojos lentamente veía borroso y ve a un hombre de negro entrando a la habitación el hombre iba revisando habitación por habitación. Sam se esconde detrás de unas maquinas de laboratorio y toma una jeringuilla el hombre se acercaba Sam escuchaba sus pasos toc toc toc… lentamente cuando lo escucha cerca Sam sale se lanza hacia él lo tumba al suelo y luego le clava la jeringuilla, luego lo ahorca con las esposas hasta que el hombre deja de respirar. Sam estaba mareado así que se sienta se recuesta de la pared y ve a tres hombres entrar les va a disparar pero le quitan el arma era John y los otros dos oficiales. Levantan a Sam y continúan el camino.

Llegan a un pasillo donde habían ventanas de cristal va el primer oficial revisando si habían hombres al frente y le dispara un francotirador. John lo ve y corre hacia el oficial para ayudarlo y el francotirador dispara nuevamente y la bala le roza el pie y John cae en el suelo Sam y el otro oficial se encontraban detrás del muro cerca de una ventana de cristal el francotirador no alcanzaba a verlos.

—Suéltame para ayudarle— le pide Sam al oficial

—No voy a caer en ese juego te vas a ir— le contesta el oficial

—Si intento irme simplemente me pegas un tiro y ya, lo voy a ayudar—

El oficial le suelta las esposas Sam corre y llega a John y se tira al suelo. Logra arrastrarlo hasta atrás con el otro oficial. Quedaba solo John, Sam y un oficial estaban detrás del muro ven una puerta abierta al final del pasillo. Y deciden llegar allá. Comienzan a correr Sam y el oficial cargaban a John mientras corrían en esta ocasión eran múltiples francotiradores, disparos le pasaban por frente y detrás corrían mientras se rompían los cristales. Brincan y se tiran a la habitación y cierran la puerta. Respiraban rápidamente buscando suspiro.

Pasaron veinte minutos en esa habitación no sabían qué hacer no sabían si salir o quedarse ahí a esperar la ayuda. Se escuchaban disparos gente gritando. Se hacía de noche y tumban la electricidad del edificio de pronto John escucha un helicóptero y se asoma a la ventana de cristal que había. El helicóptero se detiene frente a la ventana apuntado su arma.

—Llego la ayuda— dijo John

—No creo que nos venga a ayudar— le responde Sam

En ese justo momento el helicóptero comienza a disparar y Sam tira a John al suelo vacio toda su munición ahí. La habitación estaba llena de disparos y el helicóptero se retira.

Salen por la ventana a un techo de cristal que había y se acercaba un helicóptero de la policía.

—Déjame ir John— le dice Sam mirándolo fijamente a los ojos —Voy por mis hijos—

—No Sam aun no te creo—

John se acercaba a Sam para ponerle las esposas y ahí sale un hombre de negro por la ventana y comienza a disparar al techo de cristal. John y Sam caen. John se lastimo un pie y se enterró un vidrio estaba sangrando.

—Lo siento amigo te tengo que dejar— dice Sam mientras se iba. Intentando escapar del edificio a salvo.

Un minuto más tarde llega un oficial con paramédicos a socorrer a John. Mientras que a John se le nublaba la vista veía todo oscuro.

—No te me mueras ahora detective— le decía el oficial

—Se pondrá bien le aseguraba el paramédico—

Sam escapo en auto salió de la ciudad, se detiene en algún lugar en medio de la nada no sabía dónde estaba. No tenia teléfono celular no veía a nadie en las calles. Camina y encuentra un teléfono público y llama a Edward.

—No sé donde estoy localízame ven, búscame—

—Que sucede Sam—

—Te lo diré en persona—

Media hora más tarde llega Edward y ve a Sam y lo único que le pasaba por la ente era Este tiene una gran historia que contarme

—Que te sucedió Sam—

—La hermana de mi esposa está muerta, mis hijos están perdidos los secuestraron y Los Patriots intentaron matarme—

Edward no sabía que decir solo había dejado de ver a su amigo unos días y ya todo se le fue por la borda. Sam se veía destruido, en la cara se le notaba el enojo, la furia y la tristeza que podía hacer para volver a ser normal. Edward pensó en que la persona que tenia de frente en ese momento no… no sabía ni quién era.

—Sam ven, necesitas relajarte un poco. Amigo no sé qué decir simplemente, no sé. Pero te aseguro que te ayudare a conseguir a tus hijos— le dice Edward luego de unos minutos de silencio.

Edward y Sam se montan en el auto y salen de el lugar todo estaba muy callado la situación por la que estaba pasando Sam era demasiado de muy fuerte no sabía que iba hacer ahora. Sus hijos perdidos, su esposa en Texas y unos hombres quieren matarlo no es un problema común.