El resquemor que sentía nada más salir de su casa iba en aumento. Quedaban pocas calles hasta llegar al instituto y eso significaba que la pesadilla estaba a punto de volverse nuevamente una realidad.

"Vamos Erika, tu tranquila, pones cara de pena cuando el gorila empiece a hablarte y te imaginas que tienes una varita y le lanzas algún embrujo"
Erika suspiró. Deseando de corazón que aquel pensamiento la ayudase a afrontar uno de los momentos más dificiles del día. Haciendo de tripas corazón terminó de recorrer las pocas calles que faltaban, para su dedepción en un tiempo récord.
Volvió a suspirar y obligó a sus piernas a subir los cuatro escalones que la separaban de la entrada del instituto.
"Aquí estoy, veamos que me tiene preparado..."

No tuvo que esperar mucho para saberlo. Fué cruzar la entrada y encontrarse con la sonrisa helada de la persona a la que más temía.

-¿Qué hay Rydle?- preguntó en un tono que no dejaba entrever nada. Tenía por costumbre esperarla con un par de amigos o conocidos como el los consideraba. Además del típico grupito de chicas sobrehormonadas que suspiraban por tener una cita con él.

Un ligero temblor recorrió a Erika desde la espina dorsal hasta la planta de los pies. "¿Porqué ha tenido que molestarme tan pronto?" se preguntaba algo nerviosa. El grupo de chicas la miraban con desden y se preguntaban porqué alguien como Adam Gómez perdía el tiempo hablando con alguien tan insignificante como Erika Rydle.
De hecho ni siquiera podía considerarse guapa y mucho menos del montón, ellas la tenían en el grupo de las feas nivel dos.
Ojos azules y pelo castaño. Siempre miraba a su alrededor con cierto temor o miedo, como si esperase que en cualquier momento algo muy malo pasase y ella se fuese a romper en mil pedazos. Definitivamente, para la mayoría de la gente Erika Ryddle era el mayor bicho raro que se hubiese paseado por el Saint Garfield's.

-Gori...- e inmediatamente se mordió la lengua. ¡Casi lo había llamado por el mote que le había puesto! Rezó para que no se hubiese dado cuenta, de lo contrario las cosas aún irian peor.

-¿Decías?- preguntó con sorna y se separó de un par de chicas que intentaban arrimarse a su pecho. "Malditos moscones" pensó mientras centraba un 80 % de su atención en la poquita cosa de Rydle.

-Yo..ehm, esto, nada...- se frotó las manos con la falda (típica falda escocesa que formaba parte del uniforme del colegio) cada vez que se ponía nerviosa empezaban a sudarle las manos de una forma totalmente exagerada.

-Bien...entonces ¿qué te parece si empiezas dándome todo tu almuerzo? Hoy es lunes y si los cálculos no me fallan sé que hoy tu abuela suele prepararte esas croquetas de pollo que le salen tan bien- sonrió satisfecho de si mismo.

Erika maldijo por lo bajo y se odió por ser tan cobarde y no plantarle cara a un matón como aquel. Lentamente abrió la mochila y sacó un tupper donde su abuela había guardado una ración doble de sus croquetas. Por aquello de que Erika "estaba muy delgada".
"Y más que lo estaré si este cabrón sigue quitándome la comida" pensó para si misma. Evitando mirarle a la cara le tendió el tupper que rápidamente se apresuró a coger.

-Así me gusta, que seas eficiente- agregó con un tono algo cómico. Erika sintió deseos de estrangularlo, luego cortarlo en pedacitos y echarlo de comer a los cerdos.

-¿Puedo irme ya?- preguntó con bastante fastidio.

-Ehm...sí, supongo que sí- Erika hizo ademan de irse pero la cogió por un hombro provocando que se quedase totalmente estática- Recuerda que antes de la última clase necesitaré que me pases el trabajo de ciéncias que nos mandaron la semana pasada. Ya sabes que yo no tengo tiempo para hacer semejantes tonterías y como tampoco quiero suspender pues...- se encogió de hombros y después de soltarla se alejó con su club de fans detrás.

"Maldito hijo de..." se contuvo de no pegar un grito y montar una escena. Aún notaba el roce de su manaza sobre su hombro. "Tendré que ducharme con lejia" pensó, mientras se dirigia a la primera clase de la mañana.

-

¡Hola! No sé si alguien me lee o no xD, la verdad es que soy nueva por aquí y me hace mucha ilusión compartir mis escritos en esta página :D
La historia no será la típica regañina amor-odio entre alumnos xD no, no tendra su toque de misterio como yo lo llamo xD

Muchas gracias si hay alguien que me lea y seguimos viendonos :D