Capitulo 13! Escrito En Palabras

Katherine & Daniel POV

(Daniel)

No podía quitar la sonrisa de mi cara mientras manejaba de regreso a casa. Lo había conseguido, está noche había sido inigualable! Katherine era alguien realmente increíble, que me ayudaba a encontrarme a mi mismo y sentirme como que todo se podía solucionar, como si no hubiera nada malo en este mundo y que en ella podía encontrar todo el consejo, apoyo y lo que sea que estuviera buscando.

Entré en la cochera y estacioné mi vehículo. Estaba el "Mercedes Elegance" de mi madre y el "Range Rover" de mi padre. Suspiré, está noche me había dejado sin palabras y no me importaba en este momento tener la cara de típico chico enamorado. Me dirigí hacia el interior de nuestra casa, entré por la puerta trasera e iba atravesando la sala para dirigirme hacia las escaleras cuando me percate de que había una luz prendida y mi madre se encontraba leyendo un libro. Levantó su vista examinándome.

-Me alegra que hayas regresado cariño. Eh estado un poco preocupada ya que no tenía idea de donde te encontrabas, pero por lo visto estas bien- suspiró –supongo que ya puedo dormir tranquila- dijo sonriendo.

Sonreí un poco apenado. A pesar de que mi familia no había sido la más unida y siempre teníamos constantemente nuestros altos y bajos mi madre siempre había sido una mujer que demostraba todo su amor materno hacia mi, se preocupaba porque siempre me encontrara bien y que nunca me hiciera falta nada. No me gustaba para nada el preocuparla.

-Lo lamento mamá, supongo que solo se me escapó el tiempo de mis manos.- le dije

-Bueno pero a que se debe esa encantadora sonrisa a las dos de la mañana? Debería preguntar Daniel?-

-Tan obvio es?-

-Pues a decir verdad cariño reconocería esa expresión en cualquier parte. Si no conociera que estás soltero juraría por un momento que acabas de conocer a la chica de tu vida.- dijo de manera intuitiva.

-No estas muy largo de la verdad- le dije sonriendo- Recuerdas de la chica de la cuál te hable que necesitaba invitar a la fiesta de playa?-

-Ohh ya veo…-

-Si mamá, no te imaginas. Es una persona maravillosa y diferente, me toma por quién realmente soy y siempre sabe que decir y como apoyarme y lo más importante de alguna manera siempre logra hacerme irradiar felicidad y te juro que no me podría sentir más feliz- concluí completamente emocionado.

-Wow más despacio muchacho. Veo que la emoción es muy notoria, de verdad debe tratarse de una chica especial. Y nada nos alegraría mas a tu padre y a mi que conocer a la causante de esa sonrisa tan hermosa en tu rostro.-

Me sentía completamente ilusionado. Primero me había ido genial está noche con Katherine y ahora mi madre me ofrecía la oportunidad de presentarla y traerla a casa.

-No sabes cuanta alegría me has causado mamá y también me encantaría que la conocieran. Tal vez le puedo decir que venga hoy o mañana a almorzar o cenar…-

-Por supuesto cariño, hablaré con tu padre para que pueda acompañarnos en este evento tan importante para ti y te garantizo que asistirá. No aceptaré un no como respuesta- me dijo sonriendo- ahora cual es el nombre de tan encantadora dama?-

-Su nombre es Katherine y es lo mejor que me ah pasado- dije en un suspiro de enamorado.

Mi madre se levantó y me brindó un abrazo y me dijo al oído:

-Nada nos haría mas felices que conocerla y espero que ella acepte nuestra invitación. Organizaré una pequeña cena familiar para pasado-mañana. Comunícale la noticia con tiempo y dile que esperamos con ansias conocerla-

-Muchísimas gracias mamá. De verdad eres la mejor y te agradezco que seas tan abierta. Se lo comunicaré y te agradezco que le pongas tanto esfuerzo al evento.-

-Será todo un placer hijo. Sabes que adoramos verte así y tu felicidad es la mía así que espero que todo salga bien. Ahora que ya me eh asegurado que te encuentras bien me iré a descansar, me siento muy cansada. Pasa buenas noches.- Me dijo sonriendo y retirándose.

Por más que dijeran chismes, cuentos y malos rumores acerca de ella. Verónica Harrington era una mujer increíble la cuál se preocupaba siempre por su familia y por brindarle lo mejor, no me importaba lo que dijeran mi madre siempre sería la mejor mujer que había conocido.

Como nosotros teníamos una mansión desde que había cumplido mis 16 años había querido mudarme aparte, por lo cual mi madre mando a construir una cómoda y acogedora "Casa de Piscina". La cuál se ubicaba en el patio trasero cerca de nuestra piscina y tenía de todo lo que se pudiera pedir en una casa y más, así que no tenía problema en vivir separado. Me dirigí a mi casa para poder soñar con lo hermosa y feliz que mi vida estaba resultando ser.

(Katherine)

Nos quedamos mirando el uno al otro por un momento interminable hasta que decidí romper el silencio.

-Cole…no te voy a gritar, ni pienso empezar a decir un poco de idioteces porque se que eso no solucionará nada! Pero por favor tendrías la bondad de explicarme que fue exactamente lo que sucedió allá afuera?-

Intentaba hablar en el tono más calmado que podía emplear. Había decidido que no me estresaría, no quería discutir con él además que no me sentía con él animo para andar presionando a alguien y mucho menos a Cole.

-Katherine… muy simple tu pequeño amigo vino aquí de manera muy insistente e irrespetuosa y comenzó a decir un poco de disparates. FIN!-

Tenía su cara de reto e indiferencia, lo cuál era un cosa que yo odiaba desde que nos habíamos conocido.

-Porque Cole? Porque siempre debes tratar de ser el duro, la persona a la cual nadie puede quebrantar ni ayudar. Siempre intentas creer que tienes el control de la situación y sobre todo de las personas y si no es así te enfureces. Te eh conocido por más de 3 años y talvéz sea un periodo extremadamente corto en comparación con otros pero ambos hemos llegado a saber prácticamente todo el uno del otro y no entiendo porque te encierras en esta roca, como si quisieras sepultar tu alma y seguir fingiendo que no tienes emociones y no te importa nadie más que no seas tu. Porque Cole? Solo dime porque?!-

Me miró de una manera atormentada con una chispa en los ojos y de repente furia y pasión surgió en ellos. A velocidad vampírica corrió y me arrinconó contra la pared sosteniéndome por mi mano contra la pared empleando bastante fuerza.

-Porque no eres capaz de dejarme en paz Katherine Larscroft? Cuál es tu problema conmigo?- Me dijo mirándome intensamente

-Mi problema es que tu andas por ahí en el mundo y de la nada decides volver a meterte a mi vida comenzando a golpear y mandar indirectas a todas las personas con las cuales me "relaciono", por eso Cole es que no soy capaz de dejarte en paz ya que tu tampoco haces un esfuerzo- le dije devolviéndole la mirada.

Me soltó la mano y se alejó un poco de mi volteando a mirar hacia otro lado. Que estaba mal con él? Porque actuaba de esta manera?

-Katherine… ambos sabemos que intentar manipularme o siquiera intentar reaccionar conmigo de está manera NO es efectivo y lo único que haces es perder tu tiempo. Además no me vengas con todo el rollo psicológico de "Porque eres así Cole"? No necesito que me brinden ayuda lo que necesito es que TU mi amiga entiendas que estas jugando con fuego. No puedes simplemente volverte loca por el hecho de que besaste a Jace y luego lo golpeó, no es para eso por lo que estas aquí. Aunque digas que vienes aquí para cobrártelas tu mundo entero sigue girando en torno a él, así que ciertamente no diría que soy yo el que necesita ayuda aquí- dijo con ojos sarcásticos pero penetrantes.

Me le quedé mirando fijamente por un momento inmensurable.

-Mi consejo sería que dejaras de estar en el pasado y ubiques tus pies en el presente. El te lastimó, te hizo cosas impensables y además que me dices de Lily? Ahh aparentemente el besar a tu queridísimo Jace te hizo olvidarte de ese pequeño asunto verdad? Solo te recuerdo lo vital Kat. Por más que digas que solo vengo a destruir, arruinar felicidad y hacerle la vida imposible a todos vengo aquí a hacerte ver el panorama completo tal y como es. Lo de ustedes ocurrió hace años y quedó en el pasado, tienes que afrontarlo y seguir adelante porque si te quedas estancada por solo un momento todo tu presente se desmorona.- me miró penetrante- Arruinarle la vida a los demás es un hobby, ponerte los pies sobre la tierra es un trabajo. Te digo lo que considero mejor, ya que sino probablemente esta vez puedas salir el doble de lastimada. El pasado para lo único que sirve aunque sean buenos recuerdos…es para hacerte infeliz y amargarte la existencia y créeme nuestra existencia es la eternidad por lo cuál yo no quisiera pasarla sufriendo diario.- finalizó

No podía creer todo lo que Cole me acababa de decir, en cierto modo se acababa de abrir hacia mi pero tenía una furia increíble y por más que odiara admitirlo tenía que decirlo, Cole tenía razón y por más que lo quisiera culpar por cada una de mis equivocaciones y desgracias yo era la que las había cometido, pero aún así sentía furia.

-Parece como que conoces el sentimiento…- le dije apenas en un susurro, que por supuesto el escuchó.

Puso su cara otra vez completamente fría y me miró con despecho.

-Ya te di tu racha psicológica así que no necesito seguir escuchándote ni intentando hacerme sentir culpable o algo por el estilo. Te di un consejo para tu bien y no pienso seguir aguantando tu sesión de armonía Katherine…y si piensas que esta es la mejor manera de hacerme "abrirme" pues estas equivocada. Así que deja de tratar de ser alguien que no eres y por lo que más quieras DEJAMÉ EN PAZ!- dijo marchándose enfurecido hacia su habitación y de un aventón tiró la puerta.

Me quedé atónita. Cole no era así, se notaba deprimido y no se porque sentía que andaba como un niño perdido en busca de algo pero que? No entiendo porque es tan cerrado y tan literal, detesta abrirse y prefiere hundir el tema de un solo. Me tenía completamente preocupada.
Me quedé mirando la puerta blanca con marco dorado de su habitación sintiendo una completa desesperación por romperla y exigirle una explicación, que confiara en mi y me pudiera decir que ocurría. Pero me contuve ya que si alguien conocía bien a Cole era yo y en esos momentos no era para nada bueno provocarlo, no al menos que quisieras una gran cuenta de venganza de vuelta. Y él SI lo haría.

Decidí ir a un lugar de la casa al cuál no había ingresado desde que había llegado; la biblioteca. Como siempre me fascinaba al entrar, era un salón enorme en forma circular con altos ventanales en el norte los cuales pegaba al patio delantero, cuatro hermosas columnas altas (llegaban hasta el techo) adornadas con diseños antiguos de arquitectura griega hechas de puro mármol. El techo estaba pintado de una manera semejante a la "Capilla Celestina" pintada por Miguel ángel, solo que en nuestro caso era un cielo más oscuro pintado con infinitas constelaciones pero la más grande (la cuál era la del centro) representaba una pareja hecha de puras estrellas diminutas. 9 majestuosos estantes se alzaban del alto de las columnas con escaleras para poder alcanzar cualquier libro deseado y los 9 estantes estaban repletos.
El espacio en el suelo era increíblemente amplio cubierto por una alfombra tapizada persa que se extendía por todo el salón, hecha a mano con diferentes texturas de su respectivo país de origen. Un enorme y elegante piano de cola negro estaba ubicado al este del salón con un diminuto estante a su lado el cuál contenía cualquier cantidad de partituras. También un escritorio del estilo barroco de los años de Da Vinci, enorme y tallado en pura madera fina de un árbol de ceniza blanco (de los cuales ya no existían en el mundo) y para terminar dos sillones individuales para recostarse a leer, además de pequeñas mesitas con lámparas distribuidas por todo el salón para poder acomodarse a leer al gusto de uno adonde quisiera y por cuánto tiempo quisiera.

Cuando vinimos a vivir por primera vez aquí, en el primer momento en que ingrese a este salón tardaron más de dos días para que mi madre lograra sacarme de aquí. Reí para mis adentros, fui al cuarto estante, la fila número 32 en la cual sabía encontraría el libro que estaba buscando. Se titulaba "Intentado. Mira Hacia El Futuro" hahaha cualquiera que me viera con este libro diría que estoy loca o que estoy bajo una especia de control con algún psiquiatra.

La cosa era que este libro era extremadamente depresivo por lo cual mis ancestros Thorne tenían muy en claro que sería el tipo de libro en el cuál alguna persona metiche no se fijaría, yo por el otro lado no había tenido ningún problema en encontrarlo. Solo bastaba con agarrar el libro, ir a la página 167 y encontrar el agujero donde se encontraba el VERDADERO libro!

Por otro lado este se titulaba "Nuestra FE". Já dije para mí misma en un tono seco, solo alguien demasiado observador notaría que escribieron "FE" con mayúscula en vez de "fe" normal. Observé detalladamente la portada del libro, era solo un océano glacial sin fondo, sin embargo eso era todo lo que necesitabas ver para saber que la "FE" era algo horripilante y que una vez que estabas dentro no podías salir, como estar sumergido en un océano congelado. Mmm ahora que lo pienso la metáfora le va bien. Me recosté en un sillón y me acomodé, prendí la lámpara a la par mía y abrí el libro.

Honestamente no tenía ni ganas de leer, ya que lo único que este libro podía presentar eran horrores. Así que me sumí a mi imaginación y el sueño y recordé en mi memoria mi propia y glacial historia con la "FE"…

Bueno este cap. es un poco tranquilo. Después de tanto drama se necesita un poco de descanso y consuelo para poder sobrellevar mejor las cosas. Ahora nos adentramos un poco más en su pasado y comprenderemos cosas que antes no teníamos noción. Quien sabe que pasara! Espero que les haya gustado y lo sigan leyendo...Porfa agradecería su opinión o cualquier pregunta mediante un review ;)) -Anne