Capitulo 15! Necesidad Aleatoria

Katherine & Jace POV

(Katherine)

-Mamá? Ya Lily está profundamente dormida- le aseguré entrando en la biblioteca.

Estaba sentada en un sillón con la cabeza agachada, completamente sombría y sumida en sus pensamientos.

-Mamá estas bie..?-

-Largo Katherine ahora no.-

-Pero mamá que sucede?- le dije acercándome a ella

-QUE TE LARGUES NO ENTIENDES?!- dijo gritándome de repente y propiciándome una bofetada que dolía en el alma.

Estaba completamente en shock! Ni siquiera era por él dolor físico. Mi madre JAMÁS en su vida me había pegado, y mucho menos se había comportado de manera tan violenta sin motivo. Que le pasaba?

-Ka..Kath..Lo..Lo Siento- dijo ella con una expresión de completo horror por si misma y de repente las lagrimas comenzaron a emanar de sus ojos a un velocidad alarmante y comenzaron a inundar su rostro.

Todavía seguía en shock y no podía reaccionar por más que mi mente le dijera a mi cuerpo: LEVÁNTATE! Seguía mirando a mi madre con expresión de horror. En ese momento gracias al cielo mis piernas empezaron a reaccionar y salí corriendo de ese cuarto, no podía permanecer más tiempo ahí. Me había esforzado tanto estos últimos meses para que nuestra relación funcionara ya que desde que habíamos venido a vivir a Gilender todo había cambiado y no soportábamos estar en la misma habitación. Lagrimas comenzaron a brotar de mis ojos por el dolor que sentía de tener a un fantasma como madre! Pero porque Dios? YO NO ME MEREZCO ESTO! Esa mujer está loca!

En ese momento sonó el timbre de la casa. Me comencé a secar las lagrimas y bajé para abrir la puerta. La visita no me sorprendió en lo más absoluto, era Raimon Thorne un pariente lejano o algo así que también vivía en Gilender y que venía a mi casa junto con unas 25 personas más todos los lunes, miércoles, viernes y domingos.

-Hola pequeña como te encuentras?- dijo

-Bien y usted señor Raimon?-

-Hayy por el amor de Dios pequeña ya te eh dicho un millón de veces que no es necesario que añadas el "señor", me hace sentir más viejo de lo que realmente soy- dijo con un guiño.

Me reí ante su tono de falso descontento.

-Bueno lo lamento "Raimon", hahaha por cierto a que debemos su visita? Supongo que busca a mi madre-

-Que intuitiva que eres cariño, y sí supones bien- dijo sonriendo

-Pues la verdad es que con todo gusto lo dejaría pasar pero creo que hoy mi madre no se siente un poco bien y…-

-Deja que el Raimon pase Katherine..- dijo mi madre en las escaleras.

-Cla..Claro mamá- dije en tono de desconcierto. Estaba completamente seria y su mirada era de frialdad, lo cual me extrañaba ya que ella siempre era muy alegre con el señor Raimon y nunca en su vida la había oído llamarlo Raimon siempre le decía señor por lo cual me tenía completamente intrigada. Era bipolar o que?

-Gracias pequeña- dijo Raimon

-Katherine por que no vas a dar un paseo ya que tenemos unas cuantas cosas de adultos que charlar-

Mis ojos se abrieron como platos. QUE?! Claramente algo pasaba aquí porque no había forma de que mi madre le dijera a su hija de 14 años que fuera a dar un simple paseo "casual" a las 11:30 de la noche!

-Claro mamá, vuelvo dentro de un rato- dije cerrando la puerta detrás de mi.

Esperé a que ya no se oyeran voces ni pasos para volver a ingresar a la casa de manera extremadamente silenciosa, sabiendo que mi madre suponía que andaba reuniéndome con algún amigo o algo cuando escuché u grito:

-NI SE TE OCURRA METER A MIS HIJAS EN ESTO IMBÉCIL!- gritó mi madre.

Corrí hacia la biblioteca, que era de donde provenía el ruido pero me detuve antes de entrar viendo por el pequeño espacio que quedaba en la puerta que no había sido completamente cerrada. Raimon estaba junto a la chimenea sonriendo frustrado, mientras que mi madre parecía como si fuera a colapsar.

-Alexandra, creo que ambos estamos completamente consientes de que tus hijas son Thorne. Lo cuál significa que tienen la obligación y el deber de comprometerse con…-

-Tu no tienes idea de lo que estas diciendo idiota. Atrévete a tocar a alguna de las dos y date por muerto! Ni tu ni ninguno de tus secuaces locos va a tocarles un solo pelo. Ellas están totalmente fuera de esto!- dijo mi madre exasperada.

-Parece que se te a olvidado el legado que debemos dejar a nuestras generaciones futuras. Por lo cuál TODOS Y CADA UNO de los que estamos en esto hemos firmado por cumplir- dijo observando a mi madre cuidadosamente.

-Raimon tu mismo lo sabes. Esto te come vivo, te destruye. Te lo suplico no les des indicios a ninguna. Sus vidas no tienen porque llevar la carga de un legado horripilante de esta asquerosa familia! Piensa en su futuro por favor!- dijo mi madre en tono suplicante

-Yo cumplo con mi deber y no falto, a diferencia de ti Alexandra. Tu misma sabes que es algo inevitable- dijo sonriendo el muy cínico- pero no te preocupes dentro de poco veras lo bien que se ajustan ellas y inclusive notaras que les encantará formar parte de nuestro pequeño "legado"-

Mi madre estaba temblando como si fueran a tener alguna convulsión o algo por el estilo.

-No…no lo voy a permitir-

-Tranquila cariño se que es un poco difícil de aceptar al principio pero ya verás. Todo estará más que bien.- hizo una breve pausa- y no puedo esperar por ver como tus hijas se unen a "LA FE"- dijo este nombre con profundo respeto- Sobre todo Katherine….-

Me desperté completamente agitada e hiperventilando. Solo ah sido un sueño, solo un sueño. Aunque recordaba perfectamente ese momento como si hubiera pasado hace solo algunos segundos. Me recosté contra mis almohadas nuevamente y miré el reloj de mi mesa de noche: marcaba las 8:30 de la mañana. Supongo que después de una noche exageradamente dramática y rara era posible tener sueños desagradables. Respiré hondo y me dirigí hacia el baño para vestirme y peinarme ya que tenía el pelo como un nido de pájaros.

Cuando estaba lista y estaba vestida por primera vez de manera sencilla bajé a la cocina y no me sorprendió nada ver a Cole reclinado contra el desayunador con una taza de café en su mano, mientras bebía en pequeños sorbos y me examinaba de arriba abajo.

-Que?- pregunté

-Buenos días a ti también cariño- dijo sonriendo cínico- solo por curiosidad ya se te acabó el glamour?- dijo en tono de burla.

Rodee mis ojos. Perfecto había vuelto a ser el completo imbécil de todos los días, el lindo caballero de anoche había desaparecido completamente.

-Solo porque no todo el tiempo visto ropa "Armani" , "Carolina Herrera" o inclusive bóxers "Calvin Klein" quiere decir que no tenga glamour- hice una pausa para lanzarle una sonrisa similar a la suya- solo que se cuando realmente debo emplearlo- dije con un guiño.

-Mmm estoy pensando comprar una nueva cerradura, ya que si has revisado mi ropa interior quién sabe que más?- ahora sonrió de oreja a oreja- por cierto exactamente que esperabas encontrar ahí algún recuerdo para ti- dijo lanzando carcajadas- veo que fuiste muy detallista ya que hasta la marca te aprendiste. Me aseguraré de dejar un presente la próxima vez- dijo sonriendo cínico y con la mano libre sacando un paquetito que contenía un condón de detrás de su pantalón.

-Eres un cerdo Cole!- dije frustrada

-Enfermo psicópata sexual tal vez- dijo con todo el sarcasmo del mundo- pero cerdo no creo. Si no las señoritas no vendrían a mí- dijo y a velocidad vampírica se posicionó detrás de mi, me hizo girar y terminar en sus brazos- Como tú preciosa- dijo susurrándome al oído

Me zafé rápidamente de su agarre.

-Deja de ser tan idiota! Me largó, ahh y asegúrate de que tus "señoritas" no encuentren ese sostén mío en tus bóxers…No quisiéramos malentendidos- dije guiñándole un ojo para después salir. Escuché pasos apresurados al segundo piso y me morí de la risa ya que lo que iba a encontrar era nada más y nada menos que…

-KATHERINE!- oí un grito

-HAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHA - un calzón XL usado de la ropa americana.

Me dirigí lo más rápido que pude al centro y se me ocurrió revisar mi teléfono. 32 llamadas perdidas de Daniel, por Dios debía estarse muriendo. Iba paseando sin dirección alguna, solo por primera vez admirando cada detalle en Gilender. Iba pasando por una pequeña pero cara cafetería y en ese momento vi a Daniel y su padre ambos sentados discutiendo sobre asuntos importantes. El se veía preocupado, cansado y adormilado, mientras que su padre no notando nada de esto seguía hablando hasta por los codos. En ese preciso segundo se giró y me contemplo, primero con asombro y enseguida se levantó de su silla dirigiéndose hacia la salida.

Yo salí corriendo como una chica patética, la verdad ni sabía porque lo hacía pero supongo que eso era lo que cualquier chica humana haría. Sentí un agarre en mi brazo y me vi obligada a voltearme. Y lo vi, mirándome demacrado y horriblemente atormentado.

-Porque…- fue todo lo que dijo

-Que?- pregunté bajo

-Porque Katherine? Estabas esperando conocer a mis padres para dejarle en claro a mi madre que no deseabas nada conmigo o algo por el estilo?-

Ahh así que eso era lo que nuestra querida Verónica Harrington había dicho. Había practicado bastante el llanto y me obligué a que unas cuantas lagrimas se deslizaran por mi rostro.

-Que se supone que es esto Daniel? Un juego de te quiero y ahora no? Porque hasta donde yo recuerdo tu madre me dejo bien en claro cuan "clase baja" era y como te entretenía tener un juguete nuevo. Eso sin mencionar el hecho de ser completamente avergonzada y tratada como una esclava y que se refiriera a mi como una completa zorra!- dije casi terminando en un grito.

Con cada palabra que yo iba diciendo el abría sus ojos más y más hasta que el entendimiento estaba en sus ojos.

-Maldición!- dijo como escupiendo veneno para después respirar profundamente- Katherine yo…lo, lo sient-

-No Daniel todo está claro no te preocupes. No te molestes en sentir lastima por mi mediante una disculpa- dije

-Katherine no entiendes. De verdad lo siento tu no te merecías eso. Jamás hubiera permitido que algo así pasara en mi presencia, mi madre es una persona extremadamente sobre protectora y clasista pero jamás la creí capaz de decir tales cosas. Así que sí tienes que oír mi disculpa, yo lo siento tanto Katherine no te imaginas cuanto y prometo que nada como esto volverá a pasar. Te juro que pondré un alto a esto en este preciso momento y jamás nadie volverá a tratarte así! Por favor perdóname..-

Puse completa cara de sorpresa como si no supiera eso.

-Daniel- dije acariciándole la mejilla- yo soy la que debería pedirte disculpas, no tuve que haberte gritado ni nada por el estilo. Supongo que es bastante obvio que tu madre no nos quiere juntos pero me alegra que pongas un alto a esto, no te imaginas cuanto deseo que lo nuestro funcione y te quiero mucho- le dije sonriéndole.

-Yo también Katherine, más que nada en este universo. Te quiero demasiado y verás que estaremos juntos- dijo correspondiéndome con la sonrisa- Eres lo mejor que me ah pasado en mi vida Katherine Larscroft y no puedo imaginar un solo día sin ti- me dijo algo melancólico.

-Por suerte nunca vas a tener que hacerlo- dije sonriéndole todavía más enroscando mis brazos alrededor de su cuellos y en ese momento se inclinó para besarme primero de manera dulce pero después convirtiendo el beso en algo un poco más apasionado. Le correspondí mientras comenzaba a caer un aguacero que nos empapó al instante, pero eso no hizo que paráramos el beso mientras yo le acariciaba su pelo y él sostenía mi mejilla con una mano mientras acariciaba mi pelo con la otra.

(Jace)

Eso quedaba más que claro. Estaban juntos! JUNTOS MI KATHERINE Y DANIEL HARRINGTON! Sentí tal dolor y repugnancia en mi corazón al verlos besarse tan apasionadamente, bajo la lluvia mientras yo observaba bajó un árbol y sentía como si me hubieran dado unas 30 patadas en el estómago. Por fin como si el cielo me hubiera escuchado el se retiro de donde ella y le dijo algo, mientras ella asentía se daban un rápido beso de despedida y él se marchaba.

Contrólate Jace! Gritó mi cerebro, pero no me importó y avancé hasta donde se encontraba ella. En ese momento me miró con cara sorprendida, estaba seguro que debía tener la expresión de un loco.

-Que demonios Katherine? Te cuesta tanto buscarte un cuarto?-

Ella abrió los ojos como platos. Gran frase de inicio Jace…

-Que demonios te pasa a ti Jace? Hasta donde se las PAREJAS- remarcó la palabra- son libres de besarse donde quieran, además de que no entiendo porque otros individuos que también poseen una compañera deberían estar observando como acosadores Jace. O acaso le tomas alguna importancia?- dijo ella con un brillo de furia en los ojos.

-Y si lo hiciera que? Vas a matarme, a "beber mi sangre"- dije con sarcasmo- por un momento pensé que tenías un poco más de dignidad pero veo que me equivoqué. Ya que caíste en lo MÁS BAJO al estar con Daniel Harrington!- dije gritando, intentando sobrepasar el ruido de el aguacero. Ambos estábamos completamente empapados de pies a cabeza.

Y eso fue todo lo que necesitó y explotó.

-Quien te crees que eres? No hablemos de rebajarse porque por lo menos no soy una completa loca desquiciada como a la que haces llamar "tu novia" cuando ambos sabemos que lo haces por compromiso. Tu eres un promiscuo Jace, un maldito egoísta engreído que no soporta ver a otras personas con alguien y sabes que? no voy a aguantar más tus idioteces de reclamos sin justificación así que me largo! Y cuidad Hilson no quieres jugar con fuego- dijo mostrando sus colmillos- porque bien sabes que bebo y no temo hacerlo.- y eso fue todo, se marchó bajo la lluvia echando chispas.

Que estupidez hiciste ahora Jace? Eres un completo IMBÉCIL! Aplausos por la idiotez más grande del mundo!

(Katherine)

Estaba que echaba chispas, estaba empapada y furiosa! Decidí correr lo más rápido que podía hacia mi casa, en esto momento absolutamente NADIE podía meterse conmigo si no quería acabar muerto. Pero por supuesto me olvidé que Cole era la total excepción a esa regla.

En cuanto abrí la puerta de mi casa me impactó el sonido de unos parlantes sonando lo más alto posible y que ni se diga de la canción:

Girl look at that body,

Girl look at that body,

Girl look at the body,

I work out!

"Sexy & I Know It" de LMFAO sonaba a todo volumen mientras había licor por doquier, unas 30 personas en ropa interior bailando y nada más y nada menos que el señorito Cole Halder haciendo abdominales con DIOS SANTO solo bóxers "Calvin Klein" que eran bastante ajustados para mi gusto. QUE EL CIELO ME AYUDE! Sentí como mi estómago se retorcía, si había un merito que no había que quitarle a Cole era su figura. Pero Dios mío debía ser un delito tener ese cuerpo! Se parecía a una combinación del abdomen de Alex Pettyfer y Christian Bale, me conocía a mi misma bastante bien para saber que en este momento tenía cara de completo shock y deseo. Que esta mal conmigo? Tengo que salir de aquí y subí corriendo hacia mi habitación, a lo lejos escuche a Cole decir:

-Disfrutando de algo que te guste Kat?- mientras se carcajeaba- Como te dije "Calvin Klein Black Night" los que funcionan mejor en las señoritas- mientras se carcajeaba aún más fuerte, si es que eso era posible. Comenzó a sonar la canción "Read Your Mind" con una letra que dejaba mucho por decir aparte de tener una música y un ritmo bastante seductores. Sabía el juego al que estaba jugando Cole y a ese juego podían jugar dos.

Me dirigí a mi closet y me puse una camisa negra completamente ajustada y con un poco de escote, unos shorts de jeans muy muy cortos, me solté el pelo para que cayera por mi espalda un poco alborotado. Me puse un poco de rímel, encrespador, delineador dorado y unas pulseras doradas en mis manos para hacer la combinación seductora perfecta con un poco de brillo bastante inocente y salí de mi habitación bajando las escaleras descalza mientras escuchaba la letra:

I thought you wanna love me,

You think I´m so sexy,

You wanna hold me,

You think I´m so sexy

Y en ese momento miré a Cole que Amén! Se había puesto unos pantalones negros, una camisa de botones negra pero obviamente desabotonada dejando al descubierto un poco de su pecho y su abdomen mientras sostenía una botella de whisky en su mano. Pareció como si le hubieran pegado una patada en el estómago por la manera en que abrió los ojos al ver mi apariencia y sonriendo avanzó hasta mí ofreciéndome con una mano la botella. Acababa de tener una conversación horrible con Jace y odiaba que actuara como que era el dueño de todo mundo así que la tomé y la bebí de un solo, el me jaló hacia el y me dijo:

-Con esa apariencia tan dulce no pienso dejarte sola ni un segundo. Hay muchos "muchachos" presente para mi gusto- dijo susurrándome en tono seductor, reí ante toda la situación. Todo esto era tan idiota!- Pero primero vamos a bailar! A como se debe- dijo sonriendo maliciosamente mientras me arrastraba entre las personas que aparentemente el alcohol les había hecho bastante efecto ya que estaban bailando como locos, mientras se besaban y tiraban unas cuantas prendas al aire. Comenzó a sonar la canción "Till The World Ends" de Britney Spears que también estaba claro completamente seductora, pegajosa y bastante adictiva.

Cole y yo nos subimos al comedor en medio de toda la gente justo a la par de los enormes parlantes negros que retumbaban. Primero bailamos normal y bastante activos, pero después el baile se fue tornando un poco más sensual mientras nos deslizábamos uno contra otro. Podía sentir cada mínimo centímetro de su cuerpo mientras bailábamos completamente dominados por la música. Sentí sus labios rozar mi clavícula y porque no lo paro? Y justo en ese momento la canción llegó al punto intermedio y todos gritaron mientras yo tiraba mi cabeza hacia atrás y el se inclinaba y besaba mi cuello, sentía mi cabello pegado contra mis espalda, sentía que mi cuello estaba en llamas. En ese momento nos recuperamos y seguimos bailando demasiado animados al ritmo de la música y nos movíamos sincronizada mente mientras la gente a nuestro alrededor destapaba unas cuantas botellas de Bourbon (un licor bastante espumeante) y todos nos terminamos bañando en licor. Cuando la canción finalizó Colle se inclinó hacia mi oído y me susurro mientras reía:

-Vaya parece que la señorita venganza se sabe divertir-

-Supongo que encontraste mi sostén- dije de manera maliciosa

Él solo continuó riendo mientras bajaba y tomaba él micrófono.

-De acuerdo chicos es hora de los juegos- dijo el expectante- Quien está listo para un poco de diversión?- preguntó complacido con la reacción a gritos de absolutamente TODOS en la casa.

Como la sala ahora era un espacio enorme y amplio nos sentamos todos ahí mientras de fondo sonaba la canción "Top Of The World" de The Cataracs. Cole se sentó al frente mío y yo obviamente no podía apartar mi vista de su abdomen. Mierda!

Tell me where you wanna go,

Tell me where you wanna go,

Tell me where you wanna go,

To the top of the World

Sonaba la canción a todo volumen la cual era de un ritmo y música igual que el de las otras solo que un poco más divertida.

-Bueno supongo que todos saben el juego que vamos a jugar- dirigió su mirada a mi- y todos somos lo bastante valientes para jugarlo- y mientras me miraba seductora y maliciosamente dijo-reto o verdad preciosa- y sonrió satisfactoriamente.

Bueno este cap. Es bastante intenso con reconciliaciones/ peleas y ahora una fiesta. Pero bueno creo que es bueno que salga del horario de venganza por un tiempo! Que opinan de cómo es Cole con ella? ;D Bueno veremos que pasa después y espero que les haya gustado ^^ Sigan leyendo! Porfa se los super agradeceria si me dieran su opinión con un review :3 Hasta pronto! -Anne