« Mine. Copia, plagia, todo eso... Y amanecerás bajo el agua. He dicho.
« Fandom. The Madness.
« Pairing. Scarlett/Blake » Blakelett.
« Music. I think I like U 2 + Jamaica.
« Mayday, mayday. Para José porque se me hinchan los huevos (que por cierto, no mamen, subieron un chingo de precio acá en México). Violet, quizá no compense nada el awefreakingsome B&B que escribiste pero, yk, me gusta cosentirte porque sí. Te amo, espero te guste (L). Btw, es un AU (alternative universe) situado en, yk, como si ellas estuvieran en la universidad, estudiando leyes y todo eso. Y la "mirada familiar" que busca Scar bien podría ser la de Desmond o cualquier otro dude que se la pase acosándola, idk. (?) Lo escribí en chinga porque sentía que se me iba a olvidar y eso. Gracias a Annie por betearlo.

.

Like U 2.

« My friends say I should never have to make things clear. »

.

—Está mirándote de nuevo.

Scarlett echó un vistazo rápido y totalmente indiscreto sobre su hombro esperando encontrar la mirada que ya le era tan familiar, pero en lugar de eso sólo bufó audiblemente cuando escuchó a Blake comenzar a reír por quinta vez en el día. Le lanzó el tomo número dos de Responsabilidad Civil esperando por fin darle, pero como siempre la castaña logró atraparlo justo antes de que terminara contra alguna parte de su cuerpo. Scarlett rodó los ojos y se inclinó de nuevo sobre el papel con lápiz en mano para continuar redactando el ensayo que debía entregar en dos días.

—Eres una idiota —comentó casi distraídamente.

Blake rió entre dientes, encogiéndose de hombros.

—Y aún así eres tú la que sigue cayendo.

—Deberías buscar a alguien más para molestar, B.

—Calla. Adoras ser el centro de mi atención.

Ninguna de las dos se dio cuenta de (o quizá ambas fingieron no notar) la forma en que los dedos de Scarlett se cerraron un poco más en torno al lápiz o cómo Blake se sentaba lo que parecía ser de forma despreocupada a su lado, mirando por encima de su hombro todo lo que Scarlett llevaba preparando para su temporada de exámenes, la cuál comenzaba al día siguiente. Scarlett se mantuvo escribiendo palabras que conforme los segundos pasaban le resultaban un poco desconocidas porque Blake estaba respirando casi sobre la piel de su nuca. Sintió la barbilla de la chica recargarse sobre su hombro, y suspiró, el aire contra su cuello se sentía tan bien que ugh, maldita Blake. Frunció el ceño y trató de concentrarse en aquello que parecía ya no tener caso. Lo único que quería era que no se repitiera lo de los semestrales pasados, justo cuando había estado también a punto de comenzar exámenes y Blake salió con un «anda, Scar, antes de que reprimas tu vida social por dos semanas enteras» y la rubia por supuesto contestó que «sólo unos tragos y volveremos al dormitorio; en serio tengo que estudiar, Turner».

Y alcohol, mucho alcohol, oscuridad, Blake y la música, Blake y las luces de colores, Blake y el humo de los cigarrillos, y Blake de nuevo, una y otra vez, bailando, tomando la mano de Scarlett, bebiendo, fumando y «baila, Scar, diviértete». Una mano en su cintura y Scarlett a punto de ver el alma de Blake a través de sus ojos verdes debido a lo cerca que estaba su rostro del de ella. Aliento que olía a vodka, a tequila, quizás a un coctel. Margaritas, ¿esas qué? («Blake...»). Unas risitas. («Sígueme»). Aire, aire fresco y que en serio podía respirarse. De nuevo las manos, pero eran las manos de Scarlett buscando las de Blake y un «acércate» con sabor a súplica, a ebriedad, a necesidad. A ¿qué estoy haciendo? Dímelo o detenme. (No hagas nada). (Quiéreme). Fueron labios entreabiertos, unos gemidos, una mano curiosa bajo la falda de Scar. Un suspiro que se perdió en el aire, infinito. Eterno. Oscuridad una vez más.

Parpadeó repetidas veces para volver al presente. La única excusa con la que había logrado justificar todo eso había sido su evidente estado de ebriedad. Blake no había dicho nada después de lo sucedido y Scarlett se lo agradecía, pero a veces creía odiarla porque lo único que parecía hacer era intentar recordárselo de todas las maneras restantes posibles. Apretó los dientes cuando sintió a Blake rozar su piel con los labios al hablar quedito, subiendo poco a poco por la línea de su cuello hasta casi llegar a su oído.

—Scar.

Cerró los ojos y trató de hablar lo más normalmente posible.

—¿Qué?

—Mañana comienzas exámenes.

(De nuevo).

—Oh, ¿en serio? —masculló—. Gracias por recordármelo a tiempo, Blake.

Una sonrisa. No contra el oído, por favor. Por favor.

—Estaré esperándote en el dormitorio.

Se separó y se puso de pie pero se inclinó de nuevo para poder besar con suavidad la mejilla de Scarlett. La rubia se quedó ahí sentada tratando de encontrar un significado coherente a las últimas palabras de su compañera de dormitorio pero no tuvo éxito. Se dijo que se quedaría ahí sentada y terminaría su ensayo, que después iría a la biblioteca y posteriormente a conseguir un par de apuntes que le faltaban, y que justo cuando terminara de hacer eso, iría a la pequeña cafetería del campus, tomaría quizá una taza de café, charlaría con Derek, el mesero que siempre le atendía, o que quizá incluso lo invitaría a dar una vuelta después de que terminara su turno. Pero no. No.

No, porque era Blake.

Y para cuando en su cabeza comenzó a resonar un «¿no pudiste encontrar una mejor excusa?» ignoró el pensamiento porque, bueno, era Blake y para ella no había excusas.

Blake era sólo Blake.