Prólogo

Martes 09 de Agosto:

Todo sucedió muy rápido. Aún recuerdo el día en que esto comenzó. El día en que los muertos vivían y los vivos morían... En cuatro largos días la humanidad desapareció. Solo unos pocos sobrevivieron a tal magnitud de... ¿violencia? Como sea, soy afortunada de ser una sobreviviente y poder vivir. Pero, ¿de verdad quiero vivir esta pesadilla? Estoy segura que el tiempo me responderá todas mis dudas...


-Rápido, es por aquí...- dijo Kevin.

-Espero que no nos oigan. Hablen más bajo, como susurrando- exclamó Sarah.

-Eso intentamos hacer, Sarah- respondió Alex.

El grupo se dirigía a un callejón, el cual les llevaría a la calle y de ahí podrían dirigirse a su destino. Pero algo dificultó las cosas.

...

-¿¡Una cerca!? ¿¡En serio!?- gritó Sarah.

-Baja la voz. No queremos advertirles que estamos aquí- le dijo Kevin.

-Lo siento...

-Esperen, creo que oí algo...- dijo Clarie.

-Si... Yo también lo oí- exclamó Alex. –Creo que viene de la puerta de allá.

Alex señaló una puerta de una cerca, que llevaba al jardín de una casa. La casa no parecía tener muchos daños, a diferencia de varias casas de los alrededores. Muchas fueron incendiadas, incluso destruidas por algún vehículo que perdió el control y se estrelló con aquellas casas.

El grupo lentamente se dirigió a la puerta, ya que lo que escucharon parecían sollozos de una mujer. Kevin iba adelante. Sacó su pistola y se mantuvo alerta, mientras estiraba lentamente su brazo para abrir aquella puerta. Finalmente, la abrió con un rápido movimiento y apuntó a lo que estaba detrás de ésta. Era una mujer.

-¡Ah! ¡No disparen! ¡Estoy viva!- gritó la mujer.

-¿¡Tía!? ¿Qué está pasando?- preguntó un chico que salía del interior de la casa.

Debajo de la mujer, la cual estaba arrodillada, había un cadáver cubierto con una sábana azul.

...

-Qué bueno encontrar más sobrevivientes. Creí que Samuel y yo éramos los únicos que quedaban vivos en esta zona- exclamó la mujer.

-Yo también me alegro, ehm... ¿Cómo dices que te llamas?- preguntó Sarah.

-Oh, disculpen. Me llamo Nathalia, y este es mi sobrino, Samuel.

-Mucho gusto- exclamó Samuel. –Si me disculpan...- dijo mientras se paraba de la mesa y se dirigía al segundo piso.

-Mmh... ¿Puedo hacerle una pregunta?- preguntó Kevin.

-Por supuesto- respondió Nathalia.

-Ese muchacho, Samuel ¿verdad? ¿Qué tenía en su mano? ¿A caso eran antidepresivos?

-Oh, bueno...

-¡Kevin!- le gritó Sarah.

-No, no. Está bien- dijo Nathalia. –Ehm... Estás en lo correcto. Samuel toma antidepresivos desde hace unos años. La causa es porque él perdió a sus padres en un accidente y yo lo cuido desde entonces.

-Ya veo... Es algo en que Samuel y yo tenemos en común- comentó Alex.


Notas del Autor:

Espero que les haya gustado. Subiré nuevos capítulos periódicamente, así que no dejen de visitar esta historia, la cual les prometo que estará llena de suspenso y drama.

Les voy avisando que algunos capítulos tendrán sus títulos en inglés (porque a veces suenan mejor en inglés que en español). Pero no se preocupen, las historias siempre serán 100% en español.

No olviden reviewear, les agradecería mucho. Hasta el próximo capítulo.