Otro viejo poema, desempolvado para usedes. Enjoy.


El Lamento de los perdidos

Día y noche merodean en silencio
miles de almas perdidas entre un mundo y otro,
atrapados en un umbral que jamás cruzarán.
Lloran y gritan, viven su tormento,
y sin embargo, no hay quien los escuche,

Suyos son conocimientos indeseados,
suya su conciencia de silencioso tormento eterno,
suyos son los suplicios que rasgan sus débiles espíritus...
suplicio que estoy segura, algún día sufriré.

Así viven los perdidos,
entre un mundo y otro,
gritando y llorando,
suplicándo a la nada por una segunda oportunidad.