"blablablá" – diálogos

"blablablá" – pensamientos

"blablablá" voz desconocida hablando

Narrado a pv (punto de vista) del personaje


"paradoja mágica"

Levantarme, bañarme, vestirme, desayunar, salir de mi casa rumbo a la escuela, tener clases, salir, comer, hacer tarea, salir un rato a la calle, regresar a casa, cenar, y dormir…lo mismo de todo los días.

¿Vida fácil? Algo, ¿divertido? En ocasiones, ¿vida con aventuras sin límites?...nunca.

La vida para mi es igual todos los días, no caía en la monotonía pero no era muy emocionante vivir en la "vida real", a menudo escapo de este mundo a mis pensamientos, donde todo es más emocionante y los problemas eran resueltos de una manera épica…

"Tanaka Hoshi, ¿puede responder las ecuaciones en el pizarrón?" el maestro me saco de mis pensamientos en un instante

"rayos… ¿Cuál era la formula?" pensé nerviosa pasando al frente…no había puesto atención y ni idea de que hacer

Tome el gis del pizarrón, esperando a que un milagro me salvada de que el profesor me dieran un regaño del siglo, un chico de los grados altos entro y nos informó de una conferencia en el foro de la escuela

"los milagros existe…me salve" pensé aliviada siendo una de las primeras en salir del salón hacia el foro seguida de mis amigos

"oye Hoshi-baka, has estado muy distraída últimamente, ¿acaso pasa algo?" me pregunto uno de mis amigos mientras de inmediato negaba la cabeza

"para nada, solo eh estado aburrida, además deja de llamarme baka Taro" respondí simplemente mientras seguía caminando

"hum, después de conferencia hablaremos Tanaka Hoshi" ahora si estaba en problemas, jamás decía mi nombre completo almenos que fuera serio el momento, y este era un momento serio

"firmaste tu sentencia de muerte Hoshi-chan" me comento burlona una de mis amigas pasando al lado mío

"ni me lo repitas Akari, iré por algo que se me olvido al casillero los alcanzo lo más rápido que fuera" dije antes de salir corriendo por los pasillos

Corrí hacia el baño y cerré la puerta, estaba más que muerta, fui hacia el espejo y me mire, mi cara incluso decía mi estado de ánimo sí que yo quiera, maldita cara traicionera.

No era muy alta, apenas miro 1.63 cm, cabello negro hasta los hombros que solo amarro a media cola con un moño negro, ojos cafés oscuros, como el de mayoría, usaba el uniforme de manera nada especial, solo llevaba una playera negra de manga larga debajo de la de la escuela. A menudo soñaba con que algo fantástico o paranormal pasada y hacer más interesante esta vida, pero eso es imposible.

Me eche agua en la cara y Salí de nuevo al pasillo, no había nadie; de seguro ya han de estar en la conferencia, corrí por los pasillos hasta llegar al foro, abrí poco la puerta y entre de un modo que pareciera como si fuera espía encubierta para que ningún profesor notada que apenas había entrado. Localice rápidamente a mis amigos y me senté con ellos, al parecer nada había empezado porque las luces seguían apagadas.

"tardaste un poco más de lo usual Hoshi-chan" me recrimino un poco Akari, solo moví los codos haciendo un gesto de "ya ni modos"

Akari era una de mis mejores amigas de la escuela, era más alta que yo por 3 centímetros apenas, cabello café y ojos verdes que le daban bien al look, era una chica amable y dulce, algo un poco contrario a mí.

Mire al otro lado mío…y encontré a Taro haciendo la tarea de matemáticas en ese momento.

"pensé que la habías echo ya" le dije, ya que ese día en la mañana había dicho que la había echo si error alguno

"es que quería corregir cosas" me dijo a lo que lo mire con cara crédula, Taro era mucho más alto que Akari y yo, 1.76, cabello negro totalmente alborotado y esponjado que me recordaba a un panque, ojos negros y siempre audífonos en el cuello

Suspire cansada, y solo fije mi mirada en un punto perdido del foro, el director entro al foro y empezó a decir varios anuncios que me aburrían de solo oírlo, así que solo rayaba el cuaderno de Taro jugando gato.

Media hora después nos dejaron salir, ¡¿es que nadie piensa que tengo hambre después de tanto estar aquí encerrara?! Mis propios pensamientos me había que no vieran a donde caminada y termine chocando con alguien…

"¿oye que no…vez…?" muda…por primera vez no dije ni reclame a la persona que había chocado conmigo

Alto, compitiendo con la estatura de Taro, cabello negro medio largo y rebelde, ojos grises que nunca había visto en mi vida, en solo verlo…momento…¡¿Qué rayos estoy pensando?!.

"disculpa, fue mi error" se disculpó…sonaba como un caballero, ¿Qué…que dije?

"no…f-fue el m-mío" empecé a tartamudear como jamás lo había hecho… ¡tierra trágame!

Mire algo que tenía en su mano, una gema de color transparente en un collar, no sé porque, pero aquella gema me atraía mucho.

"¿te gusta verdad?, toma es tuya, a ti se verá muy bien" me dijo para ponérmelo en el cuello "cuídalo y no dejes que nadie te lo quite, oh cierto… grandes cambios vendrán después de que la gema reaccione" él se fue hacia el lado contrario mío

"espera… ¿co-cómo te llamas?" le pregunte tratando de no tartamudear de nuevo

"Daichi" fue lo único que dijo antes de salir del foro

"oye Hoshi, apúrate que nos quitan los lugares en la fila" Taro me saco de mis pensamientos y Salí corriendo hacia donde estaban

Cuando estaba cerca de llegar, vi que el grupo ya había crecido, ya que estaban mis demás amigos de otros grupos…pero un dolor recorrió mis ojos y me detuve

"me…duelen mucho" tape mis ojos con ambas manos, era un ardor insoportable; los destape un poco y antes que mis amigos me alcanzaran para ver lo que sucedía corrí hacia los baños.

A cada paso mi vista se nublaba más, pero alcance a llegar, cerré la puerta y al verme al espejo no podía ver nada.

"me quede ciega, no puede ser" pensé, pero antes de gritar o moverme recupere la vista…con un pequeño cambio

Azules…mis ojos eran azules como el hielo, una lagrima de sangre caída de ellos; la gema estaba de igual color, mi cabello había crecido llegándome a media espalda ¿Qué rayos sucedía?

"grandes cambios… ¿se habrá referido a esto?" me pregunte mientras me seguía viendo al espejo

"tu…tienes mi gema…"una voz espectral estaba detrás mío…al voltear solo pensé en algo…

"¿en qué rayos me metí?"…